Avisar de contenido inadecuado

Copa de Clubes Campeones 1948

{
}

Se jugó en Santiago de Chile

Participantes

* Colo Colo (Chile)
* Emelec (Ecuador)
* Litoral (Bolivia)
* Municipal (Perú)
* Nacional (Uruguay)
* River Plate (Argentina)
* Vasco da Gama (Brasil)

Resultados

  • 11/02/48: Colo Colo 2, Emelec 2
  • 14/02/48: Vasco da Gama 2 (Lelé 2), Litoral 1 (Sandoval)
  • 14/02/48: Nacional 3, Municipal 2
  • 18/02/48: River Plate 4, Emelec 2
  • 18/02/48: Vasco Da Gama 4 (Ademir, Maneca, Danilo y Friaca), Nacional 1 (Walter Gómez).
  • 21/02/48: River Plate 2, Municipal 0
  • 21/02/48: Colo Colo 4, Litoral 2
  • 25/02/48: Nacional 3, Litoral 1
  • 25/02/48: Vasco da Gama 4 (Lelé, Friaca 2 e Ismael), Municipal 0
  • 28/02/48: Vasco da Gama 1 (Ismael), Emelec 0
  • 28/02/48: Municipal 3, Colo Colo 1
  • 03/03/48: Litoral 3, Emelec 1
  • 03/03/48: Nacional 3, River Plate 0
  • 08/03/48: Municipal 4, Emelec 0
  • 08/03/48: Colo Colo 1 (Farías), Vasco da Gama 1 (Friaca)
  • 09/03/48: River Plate 5, Litoral 1
  • 09/03/48: Colo Colo 3, Nacional 2
  • 14/03/48: Nacional 4, Emelec 1
  • 14/03/48: Vasco da Gama 0, River Plate 0
  • 17/03/48: Municipal 3, Litoral 1
  • 17/03/48: River Plate 1, Colo Colo 0

Tabla de Posiciones

  • Vasco Da Gama 10
  • River Plate 9
  • Nacional 8
  • Municipal 6
  • Colo Colo 6
  • Litoral 2
  • Emelec 1

Este fue el torneo que se uso como antecedente más válido para la realización de la Copa Libertadores y fue reconocido oficialmente.

{
}
{
}

Comentarios Copa de Clubes Campeones 1948

Estimados amigos del continente:
Ad portas de celebrarse los 60 años del antecedente más firme acerca de la creación de la CLA, paso a repostear un homenaje elaborado especialmente para la web dechalaca.com  acerca de la campaña del glorioso Vasco Da Gama en el "Torneo de Campeones" de Chile en 1948, hay que resaltar que en la historia del futbol la conquista de los  "Cruzmaltinos" constituye el primer exito deportivo en el exterior del futbol barsileño.


Qué Nivel: Navegante entre Libertadores Imprimir E-Mail Escrito por José Augusto Giuffra    lunes, 07 de julio de 2008

En días en que el fútbol brasileño se vio despojado de la ilusión de un título continental en el propio Maracaná, vale recordar -a modo de pastillita para el alma- al primer equipo de esa nacionalidad que hizo historia internacional: el sensacional Vasco da Gama de 1948. Ese equipo de la franja negra que supo llevar a sus vitrinas, entre otros éxitos, el galardón del primer campeonato de la región. El de la Copa de Campeones de América, predecesora de la actual Copa Libertadores.


Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com


Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com


La libertad de los países sudamericanos de los yugos español y portugués comenzó a gestarse a principios del siglo XIX, guiada principalmente por caudillos conocidos como los Libertadores. Un navegante portugués de fines del siglo XV se autoinvitó, gracias al fútbol, entre generales y soldados en esta lista e inscribió su nombre en la historia de esos Libertadores.  


Ademir Menezes, implacable goleador que fue la gran figura del mejor Vasco de la historia (Foto: netvasco.com.br) Al Vasco da Gama de 1948 se lo conoció como “El expreso de la victoria”. El apodo nació de una canción dedicada al club, que lo denominaba así debido a las goleadas que infligía a sus rivales.


El presidente del club albinegro, Cyro Aranha, se empeñó en armar un cuadro con visión a largo plazo para contrarestar la carencia de títulos, y basó su proyecto en la contratación de jóvenes valores. Entre ellos, el gran Ademir Menezes, procedente del Sport Recife. Esta maquinaria de fútbol comenzó a gestarse a mediados de los años 40’, cuando el entonces técnico, el uruguayo Ondino Vieira (que ejercía el cargo en el club desde 1942), tomó una decisión guiada por la superstición: cambió la camiseta totalmente negra del Vasco por la del club más famoso que él había dirigido. Tentando la misma fortuna, el equipo adoptó el uniforme de ‘La Máquina’ de River Plate, aunque mantuvo sus colores originales: blanco y negro.
 


MARES VICTORIOSOS


Los primeros títulos llegaron en 1944. Los cruzmaltinos elevaron las copas de un torneo relámpago de Río de Janeiro, del torneo de Inicio y del torneo Municipal, todos de corte local. Repitieron el plato el año siguiente, cuando agregaron a sus laureles el campeonato Carioca.


El golero Barbosa en acción atajando un penal para el Vasco da Gama (Foto: globoesporte.com.br)


Hacia 1947, los principales hombres del Vasco se iban acomodando al esquema que, con la base de Vieira, empezó a amalgamar el técnico Flavio Costa (quien llegó al club luego de un tricampeonato carioca con el Flamengo). El golero Barbosa daba una tremenda seguridad a la zaga -es considerado el mejor portero en la historia del Vasco-. Las filas posteriores manejaban el balón con solvencia; destacaban con nitidez Augusto, el argentino Rafanelli y Ely. La medular estaba compuesta por Wilson, Djalma, Maneca y Danilo. Finalmente, la delantera la integraban el bombardero Ademir, Chico, Friaça, Ipojucan, Dimas y Lelé, a quienes se unió posteriormente Heleno de Freitas.


Con este conjunto, Vasco alcanzó el bicampeonato carioca, esta vez de forma invicta (17 victorias y 3 empates), y llegó a anotar 40 goles es sus primeros 10 encuentros. Al final, las cifras serían rotundas: 68 goles en 20 enfrentamientos. Flavio Costa, el exitoso técnico del equipo albinegro versión 1948 (Foto: museudosesportes.com.br) Habiendo sido traspasado Ademir al Fluminense, el goleador del campeonato fue Dimas, con 18 tantos. A la par que conseguía la mayor goleada en un campeonato carioca (14-1 sobre el modesto Canto do Río), el Vasco da Gama comenzaba a meter miedo en el país de la samba.
 


EL EXPRESO A TODO VAPOR


El primer esbozo de Copa Libertadores fue realizado en 1948. Como campeón de la capital federal y del estado de Río de Janeiro, Vasco fue invitado al Campeonato Sudamericano de Campeones, torneo desarrollado en Chile a partir de un sistema de “todos contra todos”. Participaron en aquella primera edición, además de Vasco, el Colo Colo de Chile (que lo organizó), River Plate de Argentina, Nacional de Montevideo, Litoral de Bolivia, Emelec de Ecuador y el Deportivo Municipal, que representaba al Perú. Para esa competición, los albinegros recuperaron a Ademir Menezes.


Vasco en acción ante el local Colo-Colo en el Sudamericano de Clubes Campeones disputado en Santiago. Empataron 1-1 (Foto: globoesporte.com.br) Su primer partido fue ante el Litoral. Vasco sintió, al parecer, la presión del primer campeonato internacional. El triunfo fue escueto: 2-1 con doblete de Lelé. Días más tarde su producción mejoró: aplastó por 4-1 al Nacional, cotejo en que Ademir marcó su primer tanto.


El tercer encuentro es de especial interés para el aficionado peruano, pues Vasco enfrentó al Municipal, que participó en el certamen como subcampeón de la temporada anterior. Es curioso que fueran los ediles, y no el campeón Atlético Chalaco, quienes recibieran la invitación colocolina. La historia contará, sin embargo, que el conjunto brasileño no tuvo piedad del representante peruano: lo goleó 4-0, sin nada que pudieran hacer los conocidos ‘Tres Gatitos’ (‘Tito’ Drago, ‘Caricho’ Guzmán y ‘Vides’ Mosquera) para evitar la debacle.
 


GUERRA DE FRANJAS


Tras vencer al Emelec (1-0) y empatar con el dueño de casa (1-1), llegó el partido final. Con un punto más que sus seguidores, el rival que Vasco tenía enfrente era ‘La Máquina’ de River Plate, magnifico cuadro en el que brillaban, entre otros, José Manuel Moreno, Néstor Rossi, Norberto Yácono, Félix Loustau, Ángel Labruna y Alfredo di Stéfano.


El choque fue bautizado como “La batalla de Santiago” y se desarrolló literalmente en esos términos: primaron el coraje, la rudeza y las expulsiones. Con arbitraje discutible, el duelo culminó sin goles. El equipo brasileño le robó así a River Plate el sueño del primer campeonato sudamericano, cuyo trofeo, como ironía, fue entregado por un invitado especial: el presidente argentino Juan Domingo Perón.


Un año después, en 1949, se integró al equipo el goleador Heleno de Freitas (quien jugaría también en Boca Juniors) y el elenco de la cruz de malta logró un nuevo título carioca, otra vez sin derrota alguna. En dicho certamen impuso un nuevo récord, marcando 84 goles en 20 partidos. De esa campaña se recuerda con particular énfasis la goleada de 5-2 que le propinara a su clásico rival, Flamengo, tras remontar un 0-2 en contra.
 


El decisivo partido de Vasco ante 'La Máquina' de River Plate en un periódico argentino de la época (Recorte: diarioperfil.com.ar) POR SU CULPA, POR SU GRAN CULPA


Vasco se convirtió entonces en la base de la selección brasileña. Ademir, Barbosa, Augusto, Ely, Danilo, Wilson, Maneca, Friaça y Chico corrieron al llamado de su “padre deportivo”, Flavio Costa, quién había dejado el club para dirigir a su país. Brasil alcanzó el Sudamericano de 1949, pero al año siguiente, con el conocido ‘Maracanazo’, la afición local acabó por enterrar el prestigio del ‘Expreso’ y todas sus estrellas. De nada sirvió que el Vasco intentara lavar esa derrota histórica con un triunfo de 0-3 sobre Peñarol en Uruguay; la derrota en la final mundialista de 1950 nunca pudo cerrarse.


La ruina definitiva de este glorioso ciclo albinegro fue en 1951. Desaparecían las goleadas, se perdían los títulos, aumentaban las sequías. Sus cracks no pudieron reponerse del fracaso mundialista: el ocaso había llegado para el conjunto navegante, aunque este haya impregnado su estela en los mares de la historia.


Fotos: netvasco.com.br, globoesporte.com.br, museudosesportes.com.br, diarioperfil.com.ar
Video: You Tube / Usuario: tombarros2001

SALVADOR 09/01/2009 a las 20:18

Aqui una remembranza argentina caerca de aquel torneo, posteada especialmente para el diario deperfil.com:


Hace 60 años, River perdía la gran chance de ser el primer club campeón de AméricaEl 14 de marzo de 1948, jugó en Chile la virtual final del torneo que inspiró la Copa Libertadores. Imperdible documento histórico.Por Esteban Bekerman | 14.03.2008
Una maldición. Eso parecía sufrir River en la Copa Libertadores hasta que, en 1986, con aquel gran equipo de Alonso y Funes, se dio por fin el gusto de ganar ese certamen en el que había perdido dos finales en 1966 y 1976. Sin embargo, mucho antes de ello -e incluso de la propia creación de la Libertadores- el club ya había estado a un paso de convertirse en campeón continental, en un olvidado pero muy trascendente torneo que marcó acaso el comienzo de su mala suerte en el plano internacional.

Fue precisamente el 14 de marzo de 1948 que, al empatar en Chile 0-0 con el Vasco da Gama por la anteúltima jornada del denominado Campeonato Sudamericano de Campeones, el equipo millonario perdió a manos de los brasileños la gran chance de quedar en la historia nada menos que como el primer campeón de una competencia continental de clubes reconocida oficialmente por la Confederación Sudamericana de Fútbol.


En aquel momento y por muchos años, aquel torneo jugado íntegramente en Santiago representó un certamen no oficial o amistoso, ya que su organizador no fue el ente encargado de regir en el ámbito sudamericano (la CONMEBOL) sino el club Colo Colo. Además, nunca volvió a jugarse y durante mucho tiempo no hubo otra competición similar, lo que contribuyó también a que se le restara importancia.


No obstante, al haber contado con representantes de siete países del continente (Colo Colo, Emelec de Ecuador, Lítoral de Bolivia, Municipal de Perú, Nacional de Uruguay, River y el campeón), aquella competencia sirvió como antecedente y fuente de inspiración para la creación en 1960 de la Copa Libertadores. Y por eso, en 1996 la Confederación Sudamericana decidió oficializarla.


Es por ello que hoy, al cumplirse 60 años de aquel empate, Perfil.com evoca un encuentro que, de haber terminado en victoria riverplatense, hubiera permitido a River ganar el campeonato en cuestión con sólo imponerse -como efectivamente lo hizo por 1-0- al Colo Colo en la última jornada.  


En realidad, aquel River campeón de 1947 en el que brillaban figuras de la talla de Néstor Rossi, José Manuel Moreno y Alfredo Di Stéfano, y que por ende era gran candidato a ganar la competencia en Chile, había comenzado a perder sus chances de dar la vuelta allí unos días antes, al perder inesperadamente por 3-0 ante Nacional de Montevideo luego de vencer por 4-0 a Emelec y por 2-0 a Municipal.


Pero la victoria que venían de conseguir por 5-1 sobre Litoral luego de aquella caída había hecho renacer las esperanzas entre los muchachos millonarios. Y es que un día antes de ese triunfo riverplatense, el Vasco, ganador en sus primeras cuatro presentaciones, había empatado 1-1 con el Colo Colo, cuando con un quinto triunfo podía asegurarse el primer puesto y, con ello, al menos compartir un título que, según lo dispuesto por los organizadores, se adjudicarían cuantos clubes lograran terminar primeros luego de jugar todos contra todos al cabo de la única ronda dispuesta.


La cuestión es que, si bien estaban  tres puntos debajo de su próximo adversario (sumaban seis contra nueve de los brasileños), tras vencer a Litoral los de la banda roja aún tenían dos partidos por jugar y por ende cuatro unidades por ganar (en aquella época los triunfos aún valían dos), mientras que el conjunto carioca, que pasó a la historia con el mote de El Expreso de la Victoria, ya había disputado cinco encuentros y por ende completaría su participación en el torneo enfrentando a los "millonarios".


En caso de haber vencido al Vasco, en definitiva, River hubiera quedado acechándolo a sólo un punto, pero con dos por disputar en momentos en que el equipo de Brasil ya no podría sumar. Y así, al derrotar a Colo Colo en la fecha de cierre del torneo se hubiera llevado un título que también podría haber logrado -aunque compartido con los cariocas- con sólo empatar ante el club anfitrión. Siempre y cuando, vale repetir, hubiera ganado antes en aquel histórico encuentro del que hoy se cumplen 60 años.


Para saber con lujo de detalle qué pasó en ese decisivo River-Vasco, y gracias a la colaboración del investigador brasileño Luiz Felipe Soutinho, Perfil.com presenta hoy un documento histórico: las cuatro páginas que, en lo que representó la más amplia cobertura brindada por un medio argentino a esta virtual final, la desaparecida revista River dedicó al partido en su edición número 184, del 18 de marzo de 1948. Todas, listas para ser descargadas fácilmente cliqueando en los links dispuestos a continuación, como si hubiera sido ayer nomás que River empezó a sufrir en torneos internacionales. Y no hace exactamente 60 años...

SALVADOR 09/01/2009 a las 20:29

Saludos a todos.  Este titulo  obtenido en 1948  fue reconocido por la Confederacion sudamericana de Futbol  en 1997  y Vasco disputo la desaparecida Supercopa de ese ano  ( torneo reservado para los ganadores de la Copa Libertadores ).  Sobre Ademir De Menezes goleador del Mundial de 1950 con 9 goles , jugo en Sport Recife , Vasco  dos etapas, Fluminense  y en la Seleccion Brasilena entre 1945 y 1956. Gano 4 titulos  por el Vasco 45, 49, 50  y  52  y  el torneo mencionado lineas arriba ; un titulo con el Fluminense 1946. El DT.  del Fluminense Gentil Cardoso  les prometio el titulo a los dirigentes del Fluminense si les traian a Ademir y cumplio .  Conocido como O Queixada o el Quijadon  o la Quijada es asi como lo tradusco. Uno de los grandes goleadores de Brasil y el segundo mejor jugador de Vasco (despues de  Roberto Dinamita ) entre los mejores 50 de todos los tiempos , segun la revista Placar de Brasil y en el puesto 68 de los mejores 100 jugadores  de todos los tiempos de la mencionada revista brasilena.  Comentar tambien que en el partido contra River Plate que empataron 0 a 0 el tecnico Flavio Costa no alineo al defensa  argentino Rafanelli  (que jugo del 43 al 47 en Vasco ) ,  porque penso que se intimidaria con los compatriotas.  Saludos a todos.

echamuni echamuni 12/01/2009 a las 05:53

Soy hincha y socio del Club Centro Deportivo Municipal y agradezco que se le dé la importancia que tuve esta Copa de Clubes Campeones y que se reconoce de manera oficial como la predecesora de la Copa de los Libertadores de América, tanto fue así que en las ediciones de la antigua Supercopa Sudamericana donde participaban los campeones de la Copa de los Libertadores de América siempre se tomaba en cuenta al Vasco Da Gama como primer campeón.

Echa Muni!!!!

Alejandro  Morales Bolognesi
D.N.I. 108o3583

Alejandro Morales Bo Alejandro Morales Bo 27/07/2009 a las 06:51

Gracias amigos, por este belo recuerdo de nuestra gran conquista. Soy de Rio de Janeiro, soy hincha de Vasco e este título é un de nuestros más importantes, junto com la Copa Libertadores, que gañamos em nuestro Centenário, en 1998. Salvador, amigo, una correcion apenas. Este trecho abajo no estás cierto:
"Ondino Vieira (que ejercía el cargo en el club desde 1942), tomó una decisión guiada por la superstición: cambió la camiseta totalmente negra del Vasco por la del club más famoso que él había dirigido. Tentando la misma fortuna, el equipo adoptó el uniforme de ‘La Máquina’ de River Plate, aunque mantuvo sus colores originales: blanco y negro".

Vasco tiene la "faixa diagonal" em su "bandeira" desde nuestra fundacíon, en 1898, como club de remo. Nuestros remadores utilizavam el uniforme niegro com la faixa blanca, en diagonal. El niegro representa lo mistério de los mares en el tiempo de las caravelas. La faixa blanca representa el camiño de Las Índias descobierto por Vasco da Gama, la luz del descobrimiento. Además, los gañadores de Vasco jamais imitariam los perdedores de River, no és miesmo?

E  Echamuni, olvidaste de el mayor goleador de todos los tiempos. Romário fue chico de Vasco, llegou ao club a los 14 años, fue a Europa pero retornó, para hacer lo gol 1000 e encierrar su carrera en su casa. Hay también una estátua de Romário en nuestro estádio, no local en que el marcou el Gol 1000.

Saludos a todos,

Luís Edmundo

Luís Edmundo Luís Edmundo 07/01/2010 a las 00:22

Gracias amigos, por este belo recuerdo de nuestra gran conquista. Soy de Rio de Janeiro, soy hincha de Vasco e este título é un de nuestros más importantes, junto com la Copa Libertadores, que gañamos em nuestro Centenário, en 1998. Salvador, amigo, una correcion apenas. Este trecho abajo no estás cierto:
"Ondino Vieira (que ejercía el cargo en el club desde 1942), tomó una decisión guiada por la superstición: cambió la camiseta totalmente negra del Vasco por la del club más famoso que él había dirigido. Tentando la misma fortuna, el equipo adoptó el uniforme de ‘La Máquina’ de River Plate, aunque mantuvo sus colores originales: blanco y negro".

Vasco tiene la "faixa diagonal" em su "bandeira" desde nuestra fundacíon, en 1898, como club de remo. Nuestros remadores utilizavam el uniforme niegro com la faixa blanca, en diagonal. El niegro representa lo mistério de los mares en el tiempo de las caravelas. La faixa blanca representa el camiño de Las Índias descobierto por Vasco da Gama, la luz del descobrimiento. Además, los gañadores de Vasco jamais imitariam los perdedores de River, no és miesmo?

E  Echamuni, olvidaste de el mayor goleador de todos los tiempos. Romário fue chico de Vasco, llegou ao club a los 14 años, fue a Europa pero retornó, para hacer lo gol 1000 e encierrar su carrera en su casa. Hay también una estátua de Romário en nuestro estádio, no local en que el marcou el Gol 1000.

Saludos a todos,

Luís Edmundo

Luís Edmundo Luís Edmundo 07/01/2010 a las 00:35

Gracias por el aporte amigo Luis Edmundo, el párrafo indicado es un desliz tomado de una fuente argentina, y es muy cierto lo que usted menciona, debo decirle que realmente el periodista bonaerense debio referirse  a que para el crucial partido entre Vasco y River , por similitud de divisas y por acuerdo Vasco acepto invertir su albinegra habitual por unas camisetas negras con la franja blanca, un dato es que en aquella época no se aplicaba aun la numeración.  El detalle de la significancia de los colores en el diseño del uniforme y divisa de campo es un tema interesante de "heráldica" futbolistica, tema que ya habrá espacio para destacar oportunamente.
Ese partido correspondio a la penultima fecha pues los organizadores chilenos, muy optimistas, esperaban que el título sea definido en la última fecha entre Colo Colo y River Plate conocido  por su exquisito futbol como "La Máquina", pero por el puntaje obtenido y el futbol observado a esas alturas todos estaban conscientes que en él duelo argentino-brasileño se definia el título, Vasco obtuvo el empate y saco tres puntos de ventaja obteniendo anticipadamente el trofeo, eso corresponde al PRIMER TÍTULO INTERNACIONAL DEL FUTBOL BRASILEÑO, todo un hito.
Felicitaciones a su club y esperamos siga aportando a este foro.

SALVADOR SALVADOR 07/01/2010 a las 16:36

Gracias por el aporte amigo Luis Edmundo, el párrafo indicado es un desliz tomado de una fuente argentina, y es muy cierto lo que usted menciona, debo decirle que realmente el periodista bonaerense debio referirse  a que para el crucial partido entre Vasco y River , por similitud de divisas y por acuerdo Vasco acepto invertir su albinegra habitual por unas camisetas negras con la franja blanca, un dato es que en aquella época no se aplicaba aun la numeración.  El detalle de la significancia de los colores en el diseño del uniforme y divisa de campo es un tema interesante de "heráldica" futbolistica, tema que ya habrá espacio para destacar oportunamente.
Ese partido correspondio a la penultima fecha pues los organizadores chilenos, muy optimistas, esperaban que el título sea definido en la última fecha entre Colo Colo y River Plate conocido  por su exquisito futbol como "La Máquina", pero por el puntaje obtenido y el futbol observado a esas alturas todos estaban conscientes que en él duelo argentino-brasileño se definia el título, Vasco obtuvo el empate y saco tres puntos de ventaja obteniendo anticipadamente el trofeo, eso corresponde al PRIMER TÍTULO INTERNACIONAL DEL FUTBOL BRASILEÑO, todo un hito.
Felicitaciones a su club y esperamos siga aportando a este foro.

SALVADOR SALVADOR 07/01/2010 a las 16:36

poucos sabem,mas o titulo de 1948 foi o inspirador da champions league também.


um observador europeu ficou impressionado com o gabarito da competição e levou a idéia à UEFA que graças ao sucesso do sulamericano de clubes campeões de 1948, acabou sendo criada.


creio que só a ofialização não basta, pois no site da conmebol nada se fala sobre tão grandioso campeonato e nem no museu da conmebol no paraguay.


uma grande falta de respeito com um campeonato precursor e de tanto sucesso de público e mídia na época.



não sou vascaíno,mas econheço a grandiosidade do primeiro titulo internacional do futebol brasileiro.



parabéns a todas as equipes que participaram desse feito histórico. onde a taça foi entregue por ninguém menos que o presidente do chile, ao lado do presidente argentino jua domingo perón e onde o elenco vascaíno foi recebido pelo presidente do brasil e por uma multidão de meio milhão de pessoas na cidade do rio de janeiro aos gritos de campeão do continente.

Juan Juan 09/09/2012 a las 08:36
A continuación reposteo un excelente especial dedicado al primer torneo sudamericano de clubes campeones escrito por el historiagrafo Luis Armandoski para El dato futbolero

Campeonato Sudamericano de Campeones 1948: el puntapié de la fiesta sudamericana
Por Luis Armandoski

La historia de la gloriosa Copa Libertadores de América se remonta al año 1960, cuando Peñarol se adjudicó la primera edición del certamen. Sin embargo, doce años antes, en la ciudad de Santiago de Chile, se realizaría el que sería el punto de partida de esta historia, en un torneo que concitaría la atención futbolera sudamericana en un manojo de estrellas.


Afiche y trofeos del torneo

Luego de la realización de algunos torneos de verano – sobre todo en Santiago en 1942 y 1943, con la participación de Colo Colo, Magallanes, River Plate, Peñarol, Rosario Central y Racing Club -, quedó rondando la idea de generar un torneo de carácter oficial a nivel sudamericano, convocando a los mejores equipos de cada confederación. El presidente de Colo Colo, Robinson Álvarez, hizo suya esta idea y logró organizar un torneo para el año 1948, denominado Campeonato Sudamericano de Campeones. Aprovechando que ese año no había torneo sudamericano de selecciones (en esa época se realizaba casi uno anualmente) e inspirado en la vieja Copa Mitropa (Copa de Europa Central) el Estadio Nacional sería el alma de la fiesta. Participaron siete equipos de la cita, congregando a una gran cantidad de estrellas.

COLO COLO

Participó como organizador y vigente campeón de la liga chilena. Ganó cómodamente el campeonato de 1947, con figuras como Jorge Peñaloza, Pedro Hugo López, Juan Aranda, Alfonso Domínguez, Francisco Urroz, Gilberto Muñoz y Manuel Machuca, todos bajo el mando de Enrique el Tigre Sorrel. Machuca, Peñaloza y Urroz habían participado en el reciente Sudamericano de Guayaquil, donde Chile finalizó cuarto. También participaría Raimundo Infante, que junto con otros futbolistas como Hernán Fernández, Carlos Varela y Daniel Chirinos, reforzarían al conjunto albo para este certamen. Las expectativas eran altas; un fracaso incluso podría llevar a la ruina del club, dado la inversión en el evento. El debut sería complicado, logrando apenas empatar con Emelec de Ecuador. Solo logró triunfos ante Litoral de Bolivia y Nacional de Uruguay. Ante los primeros, Alfonso Domínguez anotó el último gol en su exitosa carrera alba. Ante los segundos, en tanto, la crónica desmenuza un triiunfo producto de la casualidad. Posteriormente, empataría ante Vasco da Gama y caería sorpresivamente ante Municipal y ante River Plate. Rondaba en el ambiente albo un dejo de disgusto y cansancio por participar en el torneo, con un clima tensionado dentro del club producto de la excesiva carga hacia los jugadores. Quizás por ahí se pueda explicar el bajo desempeño del conjunto anfitrión.

LITORAL

Este conjunto boliviano fue invitado como el flamante ganador de la Copa de La Paz de 1947. Dentro de su nómina, hubo muchos que participaron en el reciente Sudamericano de Selecciones, como también en la próxima Copa del Mundo realizada en Brasil, dos años más adelante. A saber, Víctor Celestino Algarañaz, Duberty Araoz, Víctor Brown, José Bustamante, Antonio Greco, Benigno Gutiérrez, Eulogio Sandoval, Severo Orgaz y Roberto Capparelli. Este último sería la figura de los bolivianos en el torneo y sería transferido luego al The Strongest.
No les fue como esperaban en el torneo y cosecharon solo derrotas, salvo por el 3-1 propinado a Emelec, que les sirvió para no cerrar la tabla de posiciones del cual sería el primer torneo sudamericano de clubes. De ahí en adelante, la historia del club se vincularía solamente con la Asociación local de su ciudad, sin obtener nunca un lugar de relevancia entre los grandes equipos de su país.


Litoral (a rayas) enfrentando a Municipal

NACIONAL

Campeón de la Liga uruguaya en 1946 y 1947, el Bolso fue invitado a participar de este gran evento. Era una época donde Peñarol en algo recobraba su jerarquía, luego del conocido Quinquenio de Oro del Tricolor, donde a principios de los cuarenta atropelló al resto de sus rivales. Nacional fue cómodo campeón de los dos torneos ya mencionados, con una clara distancia ante los carboneros. En 1948, en tanto, lideraba nueve¡amente el campeonato, hasta que una huelga de jugadores no permitió que se concluyera la liga. Para el campeonato en Santiago contó con su principal figura, el montevideano Walter Gómez, luego figura en River Plate y Palermo de Italia. Además, el Tricolor se dio el lujo de presentar algunas figuras que participarían luego en el Mundial de 1950, transformándose ni más ni menos en campeones del mundo. Eusebio Tejera, Schubert Gambetta, Aníbal Paz y Rodolfo Pini, fueron parte de la justa en Santiago, no sabiendo que en dos años más todo el mundo centraría la atención en ellos. El entrenador era Ricardo Faccio, con gran pasado como futbolista en el Bolso y en el Inter de Milan. En el torneo de Ñuñoa cumplieron una destacada actuación. A pesar del tropiezo ante Vasco da Gama, se dieron el gusto de vencer cómodamente a la Máquina de River en un clásico esperado de aquellos tiempos. La derrota ante los dueños de casa en un partido que debieron ganar, no le permitió luchar por el título, pero un tercer lugar en un torneo tan laureado como este no dejo disconformes a los orientales. El mejor equipo de Uruguay de la época no desentonó.

EMELEC

Para los años cuarenta en Ecuador aún no se contaba con un torneo profesional de fútbol. En ciertas ciudades se realizaban campeonatos locales, como en Guayaquil. Allí, el Emelec era uno de los protagonistas principales. Gozaban de una muy buena banca, con lo cual los mejores jugadores podían integrar sus filas. Por ello, en aquella época se les conoció como Millonarios.Con estos antecedentes, los eléctricos -por ser el equipo de la Empresa Eléctrica de Ecuador-, fueron invitados a participar en el primer torneo oficial a nivel de clubes en Sudamérica. Tenían jugadores de lujo, como Enrique Moscovita Álvarez, que incluso jugó en Argentina y Chile. Además, varios de los integrantes de su plantilla recién habían terminado de competir del Sudamericano de Selecciones realizado en el propio Guayaquil. La lista era integrada principalmente por Félix Leyton Zurita, Jorge Henríquez, los hermanos José Luis y Antonio Mendoza (de origen panameño), Eduardo Ortiz, Ricardo Riveros y el goleador José María Chivo Jiménez. El entrenador era el chileno Renato Panay. En el debut, sorprendieron a Colo Colo, el dueño de casa, y se pusieron inesperadamente por 2-0 arriba en el marcador. La tardía reacción alba no permitió que Emelec fuera el primer triunfador en un partido sudamericano. Luego del debut se vinieron abajo y perderían todos los partidos siguientes, algunos por goleada. Sin embargo, ese año pudieron revalidar su condición de campeones del Guayas y empezar a forjar una historia que los encumbra como un de los clubes más poderosos de Ecuador.


Moscovita Álvarez, antes de jugar contra River

MUNICIPAL


Luis Suárez, ante Colo Colo
La Academia, como se le conoce a Deportivo Municipal, era uno de los grandes protagonistas del fútbol peruano a mediados del siglo pasado. No era raro que muchos de sus jugadores participaran de la selección o que compitieran palmo a palmo hasta el final de los torneos amateurs. De hecho, fueron campeones en 1938, 1940 y 1943. Con estos laureles, más el subcampeonato alcanzado en 1947, fueron invitados a participar del torneo en Santiago. El equipo limeño estaba lleno de figuras: Luis Suárez, arquero que descolló en el torneo, los hermanos Constantino y Enrique Perales, Juan CEli, Segundo Titina Castillo, Alberto Loret de Mola, quien jugó en Argentina, y la delantera conformada por Los Tres Gatitos: el goleador Máximo Mosquera, Luis Caricho Guzmán y la estrella Roberto Tito Drago. Además, para este evento fueron incorporados cuatro refuerzos: Germán Colunga y Gilberto Torres provenientes de Universitario, y Marcial Hurtado y Valeriano López de Sport Boys. El entrenador era Juan el Mago Valdivieso, ebanista, arquero peruano en Uruguay 1930, eximio atajador de penales y futuro entrenador de la selección de su país. El desempeño en el torneo fue excepcional. A pesar de perder los primeros tres encuentros ante las potencias continentales (Vasco, River y Nacional), se dieron el gusto de vencer con autoridad a Colo Colo (en día bisiesto), Emelec y Litoral de Bolivia, alcanzando el cuarto puesto. De acuerdo a las crónicas de la época,el juego de Municipal era excesivamente lírico, representando la esencia del fútbol peruano a lo largo de su historia: pases, fineza en los traslados, elegancia, pero poca profundidad, pecado que le privó de obtener mejores resultados en sus primeros duelos. Sin embargo, con rivales de menor jerarquía, supo demostrar su calidad y alcanzar un lugar de privilegio. A pesar de esta gran experiencia, y de campeonar en su liga al año siguiente, el equipo de Municipal nunca pudo consolidad esta grandeza que avizoraba por estos años. Actualmente deambula en la segunda categoría, añorando tiempos pasados.


Equipo de Municipal en su visita al Palacio de la Moneda

RIVER PLATE

La Máquina. No necesita muchas más presentaciones. Desde 1941 a 1947, nunca abandonaron los primeros puestos de su liga, campeonando en 1941, 1942, 1945 y 1947. Bajo el mando de Renato Cesarini, primero, y de José María Minella después, este equipo de River marcó toda una época en el fútbol a nivel sudamericano. Con un carácter netamente ofensivo, privilegiando el espectáculo, ese equipo de River contaba con una delantera maravillosa: Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Loustau. Para el torneo en Santiago, mantenían a todos salvo a Pedernera que estaba en Huracán. Sin embargo, el reemplazante en la oncena del Frentudo era una joya en potencia: Alfredo Di Stéfano. Pero la jerarquía del equipo no residía solamente en ellos, y otras estrellas formaban parte del plantel que viajó a Chile: Héctor Grissetti, Amadeo Carrizo, Ricardo Vaghi, Norberto Yácono, Néstor Raúl Rossi, José Ramos y Hugo Reyes. La mayoría era base del seleccionado argentino que venía ser campeón en el Sudamericano de Ecuador y en el de Buenos Aires, en 1946. Es más, tanto Muñoz como Loustau formaron parte del campeonato alcanzado en 1945, en las mismas canchas chilenas. El comienzo en el torneo fue auspicioso contundentes triunfos ante Emelec y Municipal, con Hugo Reyes como figura. Sin embargo, en el esperado duelo ante Nacional de Uruguay, el cachetazo fue fuerte. Un 0-3 en contra lo obligaba a ganar todo lo que venía para quedarse con el certamen. El 5-1 ante Litoral, con gran actuación de Di Stéfano, permitía la ilusión del campeonato. A pesar de estar tres puntos por debajo de Vasco da Gama, solo necesitaba ganar los dos partidos, ya que a los cariocas solo les restaba un duelo, precisamente ante los argentinos. Así, el 12 de Marzo de 1948, con Valentini como árbitro, se esperaba el duelo de los dos mejores equipos del continente, La Máquina vs. El Expreso. A pesar de la gran convergencia de estrellas en el Estadio Nacional, las vallas se mantuvieron invictas, proclamando al equipo brasileño como campeón. De esta manera, el último duelo del certamen no definía al campeón, pero no por eso dejaría de ser menos atractivo. En un duelo parejo, solo un tanto de Alfredo Di Stéfano desniveló el marcador en favor de River, dejando con las ganas al local Colo Colo. River sería subcampeón de ese año en su liga, y solo en 1952 pudo volver a gritar campoeón, esta vez de la mano de La Maquinita. La historia posterior es conocida por todos, siendo el equipo de la Banda Sangre uno de los animadores del concierto futbolístico sudamericano.


El estelar equipo argentino

VASCO DA GAMA

Vasco da Gama, o Expresso da vitoria, el equipo sensación que logró ser el primer campeón de América. Vasco era un de los animadores del campeonato carioca, peleando siempre el cetro de monarca con los poderosos Fluminense y Flamengo. A mediados de los cuarenta, luego de un periodo de sequía del club, se hace con los servicios del reconocido entrenador uruguayo Ondino Viera, que había sido campeón en Argentina, Uruguay y Brasil, con el propio Fluminense. De esta manera, se inicia la época dorada, obteniendo luego el campeonato carioca de 1945 y de 1947. En este último, el técnico ya era el afamado Flavio Costa., ex entrenador de Flamengo (con el que obtuvo 4 campeonatos cariocas) y vigente seleccionador de la canarinha. Con estos antecedentes, el equipo carioca fue invitado al certamen, dado su carácter de ganador del torneo más importante que se desarrollaba en tierras brasileñas. El plantel que iría a Santiago derrochaba jerarquía. De hecho, gran parte del equipo sería el que presentaría la selección brasileña dos años más adelante, en el mundial que organizarían. Al arco estaba el mítico Moacir Barbosa, sindicado por varios como el culpable de la derrota brasileña en el Maracanazo. En la defensa, Augusto da Silva y en el medio Ely do Amparo con Danilo Alvim. La línea ofensiva era de temer: Djalma, Maneca, Friaça, Ismael y Chico Aramburu. Otros elementos igualmente brillaron: Jorge, Wilson, Lelé, Rafanelli y Dimas. Mención aparte a quien solo jugó un encuentro en el torneo, el goleador de Brasil 1950, Ademir, quien recientemente se había reincorporado al club luego de un paso por Fluminense. Con este tumulto de estrellas, no era una locura que ganaran el campeonato. Y lo hicieron lujosamente. Triunfos ante Litoral, Nacional, Municipal y Emelec, más un empate ante Colo Colo lo dejaban a las puertas de la gloria. Solo bastaba no perder ante River para asegurar el cetro (en caso de perder, si River empataba con Colo Colo, compartirían con el equipo argentino el título de campeón). En un partido sumamente trabado y áspero, Vasco logró su objetivo y tuvo el honor de coronarse como el primer equipo campeón de un torneo sudamericano.



Como hemos visto, el torneo desarrollado en Santiago no deja de tener importancia. A mediados de los noventa, la Confederación Sudamericana de Fútbol certificó que este era un torneo oficial, con lo cual Vasco da Gama pudo participar de la extinta Supercopa Sudamericana, reservada solo a los campeones de la Copa Libertadores de América.


El flamante campeón

La semilla que se creó aquel año sirvió para que madurara la idea en los años cincuenta y se creara en 1960 la primera Copa Libertadores. Además, el nombre del torneo realizado en Chile, sirvió de inspiración para bautizar al máximo torneo de clubes a nivel europeo, la Copa de Clubes Campeones Europeos, actual UEFA Champions League.

Durante un mes, pulularon por Santiago un desfile de monstruos que raramente se puedan repetir alguna vez, solo comparable con el Mundial organizado 14 años más adelante. Alfredo Di Stéfano, José Manuel Moreno, Néstor Raúl Rossi, Amadeo Carrizo, Schubbert Gambetta, Eusebio Tejera, Walter Gómez, Roberto Capparelli, Roberto Drago, Germán Colunga, Enrique Álvarez, Jose María Jiménez, Ademir, Friaça, Barbosa, Maneca, Chico Aramburu, Francisco Hormazábal, Manuel Machuca, Raimundo Infante, entre muchos otros, engalanaron el Estadio Nacional, siempre con marcos atiborrados de gente deseosa de buen fútbol. Tan importante era el evento que los presidentes de Chile y Argentina, Gabriel González Videla y Juan Domingo Perón, respectivamente, se hiceron presentes en la premiación, galardonando al Expresso da vitoria, el ya inmortal Vasco da Gama de 1948. En Brasil en tanto, los campeones fueron recibidos como hérores, y se titulaba en la prensa "La Máquina fue Vasco".

*Gran parte del archivo gráfico fue extraído de www.loslocosdesiempre.com
Información libro "De David a Chamaco", de Edgardo Marín y Julio Salviat
Revista Estadio
Diario La Crónica

Deja tu comentario Copa de Clubes Campeones 1948

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre