Avisar de contenido inadecuado

Copa Libertadores de América 1987

{
}

Porque así son los grandes campeones. Por su vigencia permanente. Por su vitalidad indestructible. Por eso volvió el legendario Peñarol de Montevideo a la cima del fútbol sudamericano cuando sus posibilidades parecían casi inalcanzables. En las semifinales lo esperaban River Plate, poseedor de la Copa, e Independiente, Campeón de América en 1984. Era una serie muy difícil de sortear pero el equipo dirigido con mano maestra por Oscar Washington Tabárez lo consiguió, venciendo dos veces a los rojos en forma terminante. Las finales contra el América de Cali fueron dramáticas. En el encuentro decisivo de Santiago de Chile, al cabo de los 90 minutos, igualaban sin goles. En tiempo suplementario, al minuto 120, Diego Aguirre consiguió la Copa una vez más para Peñarol, el campeón de los milagros.

Participantes
Alianza Lima (Perú)
América (Colombia)
Barcelona (Ecuador)
Cobreloa (Chile)
Colo Colo (Chile)
Deportivo Cali (Colombia)
El Nacional (Ecuador)
Estudiantes de Mérida (Venezuela)
Guaraní (Brasil)
Independiente (Argentina)
Olimpia (Paraguay)
Oriente Petrolero (Bolivia)
Peñarol (Uruguay)
Progreso (Uruguay)
River Plate (Argentina)
Rosario Central (Argentina)
San Agustín (Perú)
San Pablo (Brasil)
Sol de América (Paraguay)
The Strongest (Bolivia)
Unión Atlético Táchira (Venezuela)
Resultados
Grupo I (Argentina y Venezuela)
18/07/87: Estudiantes de Mérida 0, Rosario Central 3 (Gasparini 2 y Hernán Díaz)
19/07/87: U. A. Táchira 3 (Maldonado, Francovig y Febles), Independiente 2 (Carlos A. Enrique y Barberón)
22/07/87: U. A. Táchira 0, Rosario Central 0
23/07/87: Estudiantes de Mérida 0, Independiente 1 (Navarro)
26/07/87: U. A. Táchira 3 (Becerra, Nieto y Febles), Estudiantes de Mérida 2 (Carbajal 2)
01/08/87: Rosario Central 0, Independiente 0
04/08/87: Independiente 2 (Marangoni y Gerardo M. Reinoso), Estudiantes de Mérida 0
05/08/87: Rosario Central 3 (Balbis, Bauza y Hernán E. Díaz), U. A. Táchira 2 (Miguel O. González 2)
08/08/87: Rosario Central 5 (Escudero, Galloni, Hernán E. Díaz 2 y Scalise), Estudiantes de Mérida 2 (Zambrano y Gavidia)
09/08/87: Independiente 5 (Navarro, Reinoso 2 y Barberón), U. A. Táchira 0
16/08/87: Independiente 3 (Barberón, Navarro y Clausen), Rosario Central 1 (Balbis)
16/08/87: U. A. Táchira 3 (Febles 2 y W. Méndez), Estudiantes de Mérida 0
Clasioficado: Independiente
Grupo II (Bolivia y Colombia)
07/05/87: América 1 (J. M. Battaglia), Dep. Cali 0
07/05/87: The Strongest 3 (Panichelli y Reynaldo 2), Oriente Petrolero 2 (Antelo y Alvez)
12/05/87: The Strongest 2 (Panichelli 2), Dep. Cali 1 (Osma)
15/05/87: Oriente Petrolero 0, Dep. Cali 1 (Serrano)
19/05/87: The Strongest 1 (Reynaldo), América 1 (Uribe)
22/05/87: Oriente Petrolero 1 (Antelo), América 1 (Uribe)
26/05/87: Oriente Petrolero 2 (A. García y Antelo), The Strongest 1 (Orellana)
26/05/87: Dep. Cali 2 (Redín y J. Aravena), América 1 (S. Escobar)
02/06/87: Dep. Cali 5 (Redín, J. Aravena 2, J. M. Rodríguez y Osma), Oriente Petrolero 1 (Alvez)
05/06/87: América 3 (Gareca 2 y Cabañas), Oriente Petrolero 1 (Amodeo)
09/06/87: Dep. Cali 4 (J. Aravena 2, Carlos Valderrama y J. M. Rodríguez), The Strongest 0
12/06/87: América 6 (Gareca 2, Alex Escobar 2 y Battaglia 2), The Strongest 0
Partido desempate por el primer puesto del grupo. Jugado en el estadio Pascual Guerrero (Cali - Colombia):
17/06/87: América 0, Dep. Cali 0
Se jugaron 30' de alargue
Definición por penales: convertidos: V. Espinosa, Willington Ortiz, Battaglia y Uribe (América); Olaechea y Redín (Dep. Cali). Desviados: Osma y A. Mendoza (Dep. Cali). América 4, Dep. Cali 2
Clasificado: América
Grupo III (Brasil y Chile)
25/03/87: Cobreloa 1 (Merello), Colo Colo 0
27/03/87: Guaraní 3 (Henagio 2 y Carlinhos), San Pablo 1 (Muller)
07/04/87: Guaraní 0, Cobreloa 0
10/04/87: San Pablo 2 (Müller y Le), Cobreloa 1 (Puebla)
05/05/87: Guaraní 0, Colo Colo 0
08/05/87: San Pablo 1 (Müller), Colo Colo 2 (J. Gutiérrez y J. Vera)
04/06/87: Colo Colo 0, Cobreloa 0
05/06/87: San Pablo 2 (Müller y Pita), Guaraní 2 (Evair y Joao Paulo)
09/06/87: Cobreloa 3 (S. C. Díaz, Revetria y Covarrubias), Guaraní 1 (Tozín)
12/06/87: Colo Colo 2 (Pizarro y Rubio), Guaraní 0
16/06/87: Cobreloa 3 (S. C. Díaz, Covarrubias y Letelier), San Pablo 1 (Careca)
19/06/87: Colo Colo 2 (J. Gutiérrez y J. Vera), San Pablo 2 (Tanguerina y Nieto)
Clasificado: Cobreloa
Grupo IV (Ecuador y Paraguay)
15/03/87: Olimpia 2 (J. E. Gaona 2), Sol de América 1 (F. Torres)
22/03/87: El Nacional 2 (E. Benítez 2), Barcelona 0
01/04/87: Olimpia 2 (G. Benítez y J. E. Gaona), El Nacional 0
05/04/87: Sol de América 2 (F. Almirón y O. Giménez), El Nacional 1 (H. Maldonado)
08/04/87: Sol de América 1 (Blanco), Barcelona 2 (Ordóñez y L. Quiñones)
12/04/87: Olimpia 1 (J. E. Gaona), Barcelona 0
13/05/87: Barcelona 2 (L. Quiñones y W. Silva), El Nacional 1 (Baldeón)
14/05/87: Sol de América 2 (Velázquez y F. Torres), Olimpia 2 (G. Benítez 2)
20/05/87: El Nacional 4 (E. Benítez 2, Baldeón y Paz y Miño), Olimpia 0
20/05/87: Barcelona 1 (G. Vázquez), Sol de América 0
24/05/87: Barcelona 3 (G. Vázquez, Izquierdo y W. Silva), Olimpia 2 (Isasi y Delgado)
24/05/87: El Nacional 4 (R. Sánchez, Armas, Baldeón y Villafuerte), Sol de América 1 (F. Torres)
Clasificado: Barcelona
Grupo V (Perú y Uruguay)
06/05/87: Peñarol 3 (Diego Aguirre, J. Herrera y Viera), Progreso 2 (Cid 2)
06/05/87: San Agustín 0, Alianza Lima 2 (Farfán e Illescas)
12/05/87: San Agustín 3 (Fonseca e/c, Martínez y Ziani), Progreso 1 (Casado)
15/05/87: Alianza Lima 0, Progreso 0
20/05/87: Alianza Lima 0, Peñarol 1 (J. C. Paz)
22/05/87: San Agustín 1 (Espósito), Peñarol 1 (J. C. Paz)
26/05/87: Progreso 1 (Casado), Peñarol 1 (J. Herrera)
26/05/87: Alianza Lima 2 (L. Escobar y E. La Rosa), San Agustín 1 (Pajuelo)
31/05/87: Progreso 0, Alianza LIma 0
02/06/87: Peñarol 2 (Gustavo Matosas y J. Herrera), Alianza Lima 0
06/06/87: Progreso 3 (Peluffo y Casado 2), San Agustín 0
09/06/87: Peñarol 2 (J. Herrera y Viera)
Clasificado: Peñarol
Pasa a Semifinales: River Plate (Argentina)
Semifinales A
01/09/87: Cobreloa 3 (Tabilo, J. C. Letelier y O. Díaz), Barcelona 0
04/09/87: Cobreloa 2 (Santín y Gareca), América 2 (O. Díaz y Covarrubias)
09/09/87: América 2 (Cabañas y H. D. Herrera), Barcelona 0
15/09/87: Barcelona 0, Cobreloa 2 (Covarrubias y Díaz)
18/09/87: América 1 (Battaglia), Cobreloa 1 (Letelier)
23/09/87: América 4 (Gareca 2, Battaglia y Willington Ortiz), Barcelona 0
Clasificado: América
Semifinales B
26/08/87: River Plate 0, Independiente 0
02/09/87: Peñarol 3 (Aguirre, Cabrera y Viera), Independiente 0
16/09/87: Peñarol 0, River Plate 0
23/09/87: Independiente 2 (Merlini y Marangoni), River Plate 1 (Funes)
30/09/87: Independiente 2 (Barberón y Percudani), Peñarol 4 (J. Cabrera 2, Diego Aguirre y E. Da Silva)
07/10/87: River Plate 1 (Ruggeri), Peñarol 0
Clasificado: Peñarol
Finales
21/10/87: América 2 (J. M. Battaglia y Cabañas), Peñarol 0
28/10/87: Peñarol 2 (Diego Aguirre y J. Villar), América 1 (Cabañas)
Partido desempate. Jugado en el estadio Nacional (Santiago - Chile)
31/10/87: Peñarol 1 (Aguirre), América 0
Se jugaron 30' de alargue
Campeón: PEÑAROL de Montevideo (Uruguay)
{
}
{
}

Comentarios Copa Libertadores de América 1987

jugadores de peñarol en ese momento 
 

Anónimo 15/10/2008 a las 14:52

Recuerdo al portero Rodolfo Rodriguez,Trassante,Rotti,Perdomo,Pereira,Aguirre,Da silva.

helmer helmer 28/10/2008 a las 00:14

Una de las copas libertadores mas injustas de todos los tiempos, que ha enlodado el trabajo constante en ascenso del futbol colombiano, America de Cali se consolidaba como una de las escuadras mas prestigiosas y ganadoras en todo el continente, había fallado las dos finales anteriores pero esta sin duda una copa cantada para el cuadro escarlata, empezando que tanto en las dos finales que hubo era para que america se coronara campeon en tierra charrua, pues la diferencia entre los dos juegos habia sido de un gol a favor para los "diablos rojos" pero la conmebol, siempre con su juego de reglas estupidas, tenía q decir q tocaba un partido de "desempate" al menos justificable si los dos partidos se igualaran en goles, lo unico cierto es que America de Cali hizo mas meritos que el propio Peñarol, que fue un digno rival, pero jamas superaba la super nómina que tenía America, este uno de lo mas robos injustos de copas libertadores, faltó un centavo para el peso.

K@rloz 10/12/2008 a las 21:16

A eso sumenle el viaje de America a Chile, donde las escalas y todo tuvieron que esperar y se fueron agotando antes del partido, muchas cosas raras ahi sucedieron definitivamente

K@rloz 10/12/2008 a las 21:19

A colación de los comentarios anteriores retrotraigo una nota posteada en el foro CLA 1996

"Nunca antes ni después de aquella final del 87 América de Cali estuvo tan cerca de ganar la copa, lo mencionado por EDUARDO 05 me trae a colación aclarar que por desgracia para los diablos cafeteros y en buena hora para los aurinegros el reglamento de aquel año estipulaba que para la final en caso de igualdad de puntos, se debia jugar un partido extra donde recien despues del tiempo de prórroga pesaba la diferencia de goles, es decir que si America mantenia el cero se hubiese coronado campeón.
Recordemos que los rojos habian ganado 2-0 en el "Pascual Guerrero" de Cali y en el "Centenario" de Montevideo sacaban un heroico 1-1 hasta solo tres minutos del final, cuando un jugador juvenil uruguayo, Rubén Villar, con espectacular tiro libre vencio a Falcioni y decreto la necesidad del partido extra en Santiago.
Como podran ver, a veces ciertas circunstancias reglamentarias tuercen la justicia y o suerte de una campaña."

Hay que ser justos en reconocer que la reglamentación ya era conocida desde antes del inicio de la competencia.

SALVADOR 12/12/2008 a las 02:06

Saludos a todos. Un gran equipo aquel Penarol campeon , en la fase de grupos se enfrento al Alianza Lima ( equipo que despues sufriria una  tragedia al caerse el avion en que viajaban , fue el 7 u 8 de diciembre) . Ese dia que jugaba el Penarol la Copa Intercontinental se guardo un minuto de silencio.  Un partido sin buen futbol por la nieve que hubo en Tokyo.  Bueno recordando la copa del 87 en el ultimo partido Diego Aguirre consiguio en  el ultimo minuto el 1 a 0 y el gol del triunfo de Penarol ( el cual mas de medio equipo fue base de la seleccion uruguaya que campeono en 1987 , en la Copa America de Buenos Aires ) , ante la deseperacion del defensa  Ampudia.  Una de las cosas que mas recuerdo es a su arquero Pereyra del cual un periodista deportivo peruano califico como uno de los tres mosqueteros por su cabello , los otros dos eran Alvarez del Atletico  Nacional   y  el otro era Rene Higuita.  Tambien cuando lo veia jugar  siempre en buzo. Recuerdo tambien una Supercopa  (torneo desaparecido) en el que le gana a Independiente de Argentina 3 a 0 ,  si no me equivoco fue en Argentina.  Gran equipo aquel Penarol espero que vuelva a recuperar el nivel que tuvo y dejo grabadas en nuestras memorias , asi como los grandes jugadores que mostro desde el inicio de la Copa Libertadores como Rocha , Spencer , Juan Joya , Fernando Morena , todo el equipo del 87 , Bengoechea y disculpando que pueda mencionar a todos los jugadores que pasaron por este gran equipo uruguayo.  Saludos. 

echamuni. echamuni. 04/01/2009 a las 05:44

De aquel equipo de Peñarol 1987 se recuerda la juventud del plantel bajo la conducción de Oscar Washington Tavares que se enfrento a la prosapia del plantel más experimentado que integraba al América de Cali, recuerdo que para el partido en Santiago, se hacian apuestas si venceria la experiencia (América) o la juventud (Peñarol), para no pocos era favorito el América de Willington Ortiz , el paraguayo Cabañas y los argentinos el portero Falcioni y el "Tigre" Ricardo Gareca, sin embargo al frente estaban los gallardos: Herrera, Viera, Matozas (hijo de otrora figura señera de la copa en los 60s) y un infatigable delantero como Diego Aguirre, que a la postre resultó heroe de aquel partido con su gol de "último segundo" y calificado como el más dramático en la historia de la CLA . En la secuencia gráfica de aquel golazo se puede sintetizar toda la carga de emociones que un partido de futbol puede brindar: la inesperada emoción uruguaya, la desazon de Falcioni y el gesto dramático del defensa Jairo Ampudia al observar aquella pelota besando las redes y saber lo que  significaba en aquel momento para sus intereses, se cuenta que para aquel momento se silenciaron los relatos radiales colombianos, hubo infartos tanto en Uruguay como en Cali, hasta un azorado operador colombiano interrumpio la transmisión de TV para que Colombia no sufra más por aquella situación. Pero hubo un gran colombiano que dio la cara al periodismo, con lagrimas de hombre en los ojos era Willington Ortiz el "Viejo Willy" que aún con el dolor tan fresco de la derrota levantaba el ánimo de sus connacionales manifestando que él y América volverian a intentarlo el próximo año, una  gran lección de grandeza deportiva por ambos contendientes que me dejo aquella copa.

Anónimo 04/01/2009 a las 06:18

Estimado Sr. echamuni, me parecen interesantes sus comentarios y recuerdos y a la vez quisiera agregar a su acerto de la victoria de Peñarol sobre Independiente que los enfrentamientos entre  estos clubes son ya clásicos de la CLA desde aquellas finales de 1965 donde se recuerda el golazo de Mura en el partido extra de Santiago, hasta la gran victoria aurinegra 4-2 en el mísmisimo estadio de Independiente en las semifinales de 1987, situación que nunca antes se había producido por la CLA. El 3-0 por usted mencionado ¿Acaso no se corresponde con el partido de ida de aquella edición de la copa jugado en Montevideo?

SALVADOR 04/01/2009 a las 06:34

Al Sr. Salvador disculparme y agradecerle por su comentario , si me equivoque no fue por la desaparecida Supercopa sino por la Copa Libertadores , la memoria a veces nos hace equivocarnos le agradesco su intervencion para que otras personas no se dejen llevar por un error que despues se tergiversa.  Entonces mi recuerdo es del encuentro que el Penarol gano  de visita  al Independiente  en Buenos  aires  4 a 2.  Un encuentro muy duro y disputado. El Sr. Tabarez un gran estratega mis respetos , no puedo olvidarme de el.  Saludos y muchas gracias por la comprension de todos.

echamuni echamuni 04/01/2009 a las 07:01

No se preocupe estimado señor echamuni, todos en algun momento nos equivocamos y es de sabios reconocerlo y aprender de los mismos. Igualmente en mi intervención mencioné que Independiente no había sufrido derrota de local por la CLA  hasta ese 2-4 ante Peñarol pero no es así, ya en la edición de 1976 por semifinales había sido derotado 1-0 por River Plate .
Para subsanar estos acertos en la historia de la CLA se manifiesta que Independiente sufrío su primera derrota de local por la CLA ante un equipo extranjero en 1987 (Peñarol) y ante un equipo connacional en 1976 (River Palte).
A proposito el estadio de Independiente es denominado "Doble Visera" algún amigo argentino, hincha "rojo" o conocedor del continente ¿Podría decirnos si ya tenia alguna denominación oficial o posee el nombre de algun personaje destacado de su medio?   

SALVADOR 05/01/2009 a las 19:54

con todo respeto hacia los hermanos colombianos.Peñarol gano en buena ley,ya q el america con el empate era campeon,y como dijeron mas arriba, las reglas estaban hechas de antes de empezar la copa.Ademas no nos olvidemos que peñarol gano dos partidos y el america solo uno.
Peñarol tiene 5 copas libertadores, tres copas intercontinentales, tres copas teresa herrera, supercopa sudamericana, dos suprercopas de campeonato de campeones del mundo, es el equipo q mas veces jugo la final de la copa libertadores( 9 veces)y es el equipo que mas partidos gano en la libertadores, es el equipo q hizo la mayor goleada en la historia de la libertadores(12 a 0)alberto spencer(jugador de peñarol) es el maximo goleador de  la historia de la libertadores.Estos son datos indiscutibles y me parece q atribuirselos a la suerte es faltar a la verdad.
entren a la pagina www.universo futbol.com ranking mundial historico de clubes.Ahi esta peñarol como el cuarto club mas ganador en la historia del futbol mundial.
suerte? no lo creo
saludos gente linda

uruguayo uruguayo 07/01/2009 a las 01:48

Saludos a todos , agregar al comentario de Salvador que revisando estas paginas de estadisticas encontre mas  derrotas de Independiente de local  por la Copa Libertadores.  El Palmeiras le gano 0-2   en 1961  ;  Estudiantes le gano los 4 partidos que jugaron ese ano por la Copa en Avellaneda 2-4 y 1-2  en 1968 ; Argentinos Juniors 1-2 en 1985  ;  aparte de las 2 derrrotas mencionadas lineas arriba por Salvador  en 1995 le ganaron tambien Penarol 0-1 y Velez Sarfield 0-3 .  Saludos a todos. 

echamuni 17/01/2009 a las 08:40

Muy buen aporte de don echamuni. Es cierto, la primera participación de Independiente fue frustrante pues cayo sin pena ni gloria ante Palmeiras en los dos partidos que jugaron, como dato curioso hay que decir que el debut de los "Diablos rojos de Avellaneda" en la CLA fue con derrota como local 0-2,  pero en el estadio de Racing Club ya que el de la "Doble Visera" por aquellos días estaba en refacciones.
Asimismo hay que indicar que la paternidad de Estudiantes de La Plata en la CLA 1968 fue patente en los cuatro partidos que disputaron (dos por la primera fase eliminatoria y otros dos por la segunda fase) y en los que jugaron en el "Doble Visera" fueron justos triunfos "Pincharratas", como alguna vez al respecto comentó el "Chivo" Pavoni "...ellos (Estudiantes) vivian su mejor momento iniciando un reinado de tres años y nosotros (los rojos) éramos un desastre, aparte jugaba la suerte para ellos que si una pelota iba al gol ellos la sacaban y asi por el estilo..."
Esa pelota de gol mencionada, se refiere a la discutida salvada de Fucceneco en uno de los partidos que los enfrentó.
Para aclarar según veo,  las derrotas de local de Independiente mencionadas en intervención anterior se referían a aquellas que sufrío luego de su gran ciclo del tetracampeonato 1972-1975

SALVADOR 22/01/2009 a las 22:05

Saludos a todos , encontre este dato sobre  el Estadio Doble Visera en una revista argentina llamada OLE  Guia del Clausura 2007  dice lo siguiente :  -  La Doble Visera , el primer estadio de cemento en Sud- america , fue inagurada el 4 de marzo de 1928 con un amistoso ante Penarol ( 2- 2) .  En  el 60 hicieron remodelaciones y lo cerraron el 8 de diciembre del 2006 , con 40,000 personas . Por entonces habia recibido el nombre  de Libertadores de America tras una encuesta entre hinchas.  Ya empezaron las obras del nuevo estadio , con dos anillos y sin viseras.  En otras guias que he podido conseguir hay controversias porque escriben el nombre de Libertadores de America desde su fundacion  y otra revista brasilena le da el nombre Almirante Cordero siendo esto ultimo la avenida donde esta situado el estadio.   Gracias por su atencion nuevamente.

echamuni echamuni 31/01/2009 a las 05:33

estimados, saludos para todos ,aqui un hincha aurinegro que quiere dejar su humilde opinion de su cuadro querido.
Peñarol a  pesar de su mala racha deportiva sigue estando en lo mas alto de logros deportivos y a ganado casi todo lo que un equipo o un hincha quiere ganar .y a los que dicen  que se quedo en la historia me da pena porque quieren desir que esos logros no cuentan y nada que ver porque eran 11 contra 11 .
estoy seguro como hincha que se va a dar vuelta la situacion cambiar algunas cosas como la comicion directiva o lo que sea necesario porque esto asi no puede seguir es algo muy doloroso para un hincha que quiere tanto a sus colores !!!
hay mucha gente que opina y no conocen los logros de dicha institucion me  gustaria que lo aberiguen y que los comparen con su equipo  a ver que tan lejos estamos en logros !!
y agradeser a toda esa gente que a puesto sus conocimientos de futbol y valoran los logros aurinegros. muchas gracias y espero no haber incomodado a nadie ! att.diego 

carbonero de corazon carbonero de corazon 06/02/2009 a las 20:52

recuerdo ese dia de bruja en colombia las luces donde mostraban el marcador decia  america de cali campeon desde ese año hasta siempre soy hincha de la mechita es el mejor de colombia aunque pese la falta de esa copa. pero que suerte tenemos que al año siguiente cambiaron las reglas.

jhoshiro jhoshiro 30/03/2009 a las 18:39

Aquel Peñarol fué el claro ejemplo de lo que se necesita para ganar la Copa : huevos, pero también suerte para llegar a las instancias decisivas en el pico máximo de rendimiento.   Cuando empieza la segunda fase, en Uruguay muy pocos le daban chance a Peñarol, era un grupo joven y jugaba contra dos grandes de América; además había salido último del grupo jugando contra argentinos en 1986.  Yo estuve en el Centenario en el 3-0 contra Independiente, y ése fué el partido que agrandó a Peñarol y lo llevó a ganar la Copa.  El 0-0 con River lo ví desde las escaleras; era tanta la gente que no había donde sentarse en las tribunas.  Siempre me quedó la sensación de que River era más equipo que Peñarol, pero como perdieron con Independiente llegaron al partido decisivo de Nuñez sin chance de clasificar.  El partido que hicieron Silva y José Rosauro Cabrera en Avellaneda fué fabuloso, Peñarol le ganó a puro contragolpe a los rojos.       Para la final, hay una anécdota de Damiani que leí una vez, contada por él mismo.  Damiani sabía que ganar en Cali era casi imposible, más que nada por el tema de la presión sobre los árbitros. No hay que olvidarse que el América estaba financiado por el Cartel de los hermanos Orejuela y tenían una selección internacional.  Damiani fué a saludar al juez antes del partido y según él le dijo : "Quiero desearle un buen partido, pero también quiero decirle que todo el mundo sabe que hay muchas presiones para que expulse al 5 de Peñarol (Perdomo).  Quiero decirle que Peñarol confía en que hará un buen arbitraje."   Perdomo se cansó de meter patadas en el medio y nunca lo echaron.    Para la revancha, estábamos con mi amigo Orlando en la Amsterdam; mucha gente ya no se acuerda que cuando iban 1-0 el América, Eduardo Pereira (arquero) le sacó un mano a mano increíble a Cabañas.  La gente estaba furiosa y muchos tiraban las banderitas de plástico por la Amsterdam para abajo.  Claro, después todo cambió, vino el empate y Peñarol se agrandó hasta el punto que el partido se hizo otro totalmente diferente.  El gol de Villar fué el momento sublime de la noche, y el final, con los jugadores trepados al portón de la América y la gente tirándose de las tribunas hacia el foso fué lo más apoteósico que vi en mi vida.   Después me hice comentarista de fútbol y tuve la fortuna de estar en las cabinas de trasmisión cuando le ganamos a Brasil la final de 1995; pero ésa noche fué la mejor noche del Centenario que yo haya visto jamás.  Estuve en el 88 cuando Nacional le ganó a Newells, pero esa vez fué diferente.  Newells en la puta vida le podía ganar a aquel equipo pesado y metedor, y eso se notaba en las tribunas.  Pero la noche del 87 fué la noche de la desesperación, la frustración (América ganaba 1-0 en el primer tiempo y era superior), los dientes apretados, el milagro y el festejo.  Cuando fueron a Chile, el 98% de los uruguayos ya sabían que Peñarol iba a ganar la Copa, una porque ya estaba agrandado, y otra porque el América de Cali, con sus millones y su plantel de figuras, era el equipo más cagón que ningún equipo uruguayo había enfrentado jamás.   Yo tenía 16 años.

Alfredo Alfredo 28/05/2009 a las 22:00

cagon como decis? sos un boludo el america de cali es lo mas grande de colombia y a volombia me la respeta gran hp... de mierda

mañas, tretas, tramoyas de la confederacion suramericana para favorecer a los uruguayos porque en la cancha no fueron superior a America, ni lo fueron antes ni despues:  en 1985  4-0, en 2001 2-1 y 1-2. america1 peñarol 0, confederacion 1 america 0

armando armando 09/10/2009 a las 18:17

1987 DUEÑOS DE AMERICA - La Epopeya de Santiago:
A continuación una crónica de la gran campaña mirasol en la conquista de su quinta CLA
PRIMERA FASE Y SEMIFINALES


El camino hacia la final se inició el 6 de mayo en el Estadio Centenario con tribunas raleadas cuando los aurinegros derrotaban a Progreso, el otro equipo participante de esta edición de la libertadores, por 3 a 2. Abrió el marcador Cid para Progreso a los 8 minutos, empatando Diego Aguirre cuando terminaba el primer tiempo. Ya en el segundo tiempo, a los 60 minutos Cid volvía a poner a Progreso encima por 2 a 1, pero cinco minutos después Herrera empataba para el manya y finalmente Viera daba la victoria a Peñarol a 14 minutos del final.
El grupo era compartido por los equipos peruanos de Alianza Lima y San Agustín. El 20 de mayo Peñarol derrotaba al primero en su estadio del barrio de La Victoria por 1 a 0 en Lima, gol de Juan C. Paz a los 12 minutos del primer tiempo, después la buena actuación del arquero Pereyra, que impresionaba por sus bigotes y vestir con pantalón de buzo mantuvo el resultado no obstante la presión aliancista. Con la tranquilidad de haber obtenido el resultado anterior tan importante, dos días después los aurinegros se enfrentaban, también en Lima pero en el estadio nacional, al desconocido club del Colegio San Agustín. Abrió el tanteador el refuerzo argentino del club canario Espósito para los peruanos en el primer tiempo, tras mucho bregar Peñarol logro equiparar el trámite del partido y dando el definitivo 1 a 1 Juan C. Paz a los 10 minutos del segundo tiempo.
En las revanchas Peñarol algo distendido por los puntos logrados de visita, empató con Progreso 1 a 1 (gol del "pepe" Herrera), aquel día los aurirojos practicamente resignaron sus chances. A continuación Peñarol recibió en un estadio Centenario semivacio a los equipos peruanos, primero al Alianza Lima y sin brindar una actuación deslumbrante lo derrotó por 2 a 0 (goles de Matosas y Herrera con espectacular tiro libre) y terminando esta primera rueda derrotó a San Agustín también por 2 a 0 (goles de Herrera de penal y Viera).






En la segunda ronda Peñarol debía buscar el pasaje a la final frente a dos poderosos equipos del fútbol Campeón Mundial: el viejo linaje "copero" de Independiente guiado por José Pastoriza y el genial Ricardo Bochini veterano pero aún vigente, y River Plate, en aquellos momentos con el título de Campeón del Mundo de clubes al derrotar 1X0 al Steaua Bucarest de Rumania en la final de Tokio.
El primer partido se jugó el 3 de setiembre en el "Centenario", enfrentándose Peñarol e Independiente. El "Maestro" Tabárez apeló a Daniel Vidal y Jorge Cabrera por primera vez en ambos extremos, con Ricardo Viera de "10" por Eduardo Da Silva. En la defensa, Marcelo Rotti sustituía a Gonçalvez, suspendido. Se jugó a estadio lleno y se presenció una sensacional exhibición aurinegra, que terminó con un aplastante 3 a 0. El "pressing" para evitar que Bochini creara fútbol ofensivo terminó con su aporte y cualquier otro intento "rojo", aquel día Peñarol se tomó una vieja revancha desde aquella final extra perdida ante los "Diablos rojos de Avellaneda" en Santiago de Chile en 1965, cuando este equipo los paso por encima con un lapidario 4X1.


Los goles fueron realizados por Aguirre a los 11 minutos, Cabrera a los 39', cerrando el tanteador Viera a los 52'.
El 16 de setiembre Peñarol recibía, en busca de una nueva victoria, al poderoso River Plate argentino, pero los resguardos defensivos del club "millonario" y la inoperancia de la delantera de Peñarol hizo que el partido finalizara en un aburrido 0 a 0. Ahora había que viajar a Buenos Aires para las revanchas.
Una semana más tarde, y en la "caldera" de Avellaneda, Independiente recibía a Peñarol con una antigua y vigente leyenda de invencibilidad de choques por la Copa y con la esperanza de tomarse el desquite de su humillante derrota en Montevideo. Allí, en Avellaneda, había transcurrido la eternidad de 34 partidos consecutivos sin que ningun club extranjero pudiera vencer a Independiente por la Copa Libertadores.
En la media cancha el DT Tavarez dispuso la entrada de Eduardo Da Silva como titular, debido a una lesión de Gustavo Matosas. Aquella noche Peñarol desarrolló un juego espectacular de contraofensiva, con una perfecta marcación en zona que diezmó la confianza adversaria y, lentamente, proyectó su ofensiva. A los 58' Diego Aguirre marcó el primero, a los 69' Cabrera el segundo en contragolpes perfectos. Descontó Giusti a los 76', pero a los 83' Da Silva volvió a derrotar a Islas. Un minuto después volvía a descontar Independiente por parte de Percudani, pero Cabrera selló el tanteador, marcando el cuarto gol aurinegro a dos minutos del final, para un 4 a 2 inolvidable que significaba la clasificación a la final, a pesar que quedaba la revancha contra River Plate (este equipo habia perdido su chance luego de un empate y derrota ante Independiente).
El 7 de octubre y en partido para cumplir con el fixture, River Plate apelando a su amor propio y explotando el desapego aurinegro por una mejor suerte derrotó a Peñarol por 1 a 0 con gol de su capitán Ruggeri.
De nuevo Peñarol estaba en una final de la Libertadores de América, y el rival era el América de Cali, equipo que el año anterior había disputado y perdido una dramatica final ante argentinos Jrs. y que en semifinales había humillado al club manya goleandolo 4X0 en Cali.  América había venido construyendo su poderío en base a grandes inversiones económicas, contando con un plantel de renombre mediante la contratación de grandes futbolistas extranjeros. Siendo la tercera vez que llegaba a la final de la Copa sin haber logrado el título, por lo cual apostaban con todo a que esta vez la copa sería de ellos. El sorteo indicó que el primer partido de la final se jugaria en Colombia...

Primera Fase (Grupo 2 Uruguay - Peru)
6 de Mayo
Estadio Centenario
Peñarol 3 - 2 Progreso
Goles: Aguirre, Herrera, Viera


20 de Mayo
Estadio La Victoria
Alianza Lima 0 - 1 Peñarol
Goles: Paz

22 de Mayo
Estadio Nacional de Lima
San Agustin 0 - 1 Peñarol
Goles: Paz

26 de Mayo
Estadio Centenario
Progreso 1 - 1 PeñarolGoles: Herrera

2 de Junio
Estadio Centenario
Peñarol 2 - 0 Alianza Lima
Goles: Matosas, Herrera

9 de Junio
Estadio Centenario
Peñarol 2 - 0 San Agustin
Goles: Herrera, Viera

Semifinales
2 de Setiembre
Estadio Centenario
Peñarol 3 - 0 Independiente
Goles: Aguirre, Cabrera, Viera

16 de Setiembre
Estadio Centenario
Peñarol 0 - 0 River Plate

30 de Setiembre
Doble Visera
Independiente 2 - 4 Peñarol
Goles: Cabrera x 2, Aguirre, Da Silva

7 de Octubre
Monumental de Nuñez
River Plate 0 - 1 Peñarol

LAS AGONICAS FINALES
El 21 de octubre en Cali, el América explotando al máximo su experiencia, su localía y su futbol derrotó a Peñarol por 2 a 0, con goles de los paraguayos Bataglia y Cabañas. El resultado parecía indicar según la prensa continental que "la tercera era la vencida" y América estiraba su mano para apoderarse de la Copa de sus desvelos.
Siete días después llegó la revancha en Montevideo. El técnico Tabárez incluyó a Da Silva por Matosas y mantuvo el mismo equipo que venia jugando. El clima era tenso antes del partido, los colombianos estaban seguros de llevarse la copa, incluso hubieron provocaciones por parte de algún jugador del América, como por ejemplo, el paraguayo Bataglia que se paseaba en el hotel donde estaban alojados, con una camiseta del Nacional de Montevideo el tradicional rival. Ello lograba dos cosas exsacervar los animos peñarolenses y grangearse el apoyo incondicional de los "bolsilludos"
Se vendieron 53.041 entradas, sin llenar el estadio, síntoma que había poca confianza, sin embargo ya en el campo y con la iniciativa en manos de Peñarol se inició el encuentro, Los ataques mirasoles se estrellaban contra una sólida defensa "escarlata"  y cuando menos se pensaba en un contragolpe aislado el América abrió el tanteador a los 20 minutos del primer tiempo por medio de Cabañas. El título se acercaba, como nunca, a Colombia. Pero emergió la figura de Obdulio Trasante para manejar criteriosamente el balón y desde allí se gestó una poderosa reacción. Fruto del constante ataque empató Diego Aguirre a los 57' con golpe de cabeza "a la uruguaya" y cuando ya estaba en la cancha el juvenil Jorge Villar, en reemplazo de Jorge Cabrera.
El partido se iba como agua entre los dedos, con el empate el América era Campeón. En medio de la indescriptible angustia del hincha y la desesperación de los futbolistas, Peñarol consigue un tiro libre al borde del área de la Amsterdam cuando faltaban 4 minutos para el final del partido. Jorge Villar se paró delante de la pelota, todo América, toda Colombia se agruparon en la barrera con el arquero argentino Falcioni indicando las posiciones a gritos. El árbitro Calabria ordenó la ejecución y el jovencito le pegó con extraordinaria maestría de zurda, metiéndose suavemente por el ángulo superior derecho. La perfección del remate quedó como uno de esos goles que el hincha define como "puestos con la mano". Demás esta describir la apoteosica celebración con un Villar trepado en las rejas tribuneras recibiendo el calor de sus hinchas y la desazón del cuadro rojo. El golpe anímico de recibir un gol de esa factura a tan poco tiempo de tocar la gloria, indudablemente que repercutio en la confianza de aquel plantel, marca psicológica que se avizoro en su planteo para el necesario partido extra y definitorio a jugarse en Santiago de Chile.
El clima enfervorizado del estadio se extendió en la noche por Montevideo, cuando el plantel hacia las valijas para definir en Santiago. La prensa "Charrua" ya vislumbraba una jornada como en 1966, como en 1982...

El 31 de octubre, en el Estadio Nacional de Santiago, Chile, se disputó la final ante apenas 25 mil espectadores, indudablemente la situación económica en Chile y Uruguay, el horario vespertino del partido, la lejania desde Colombia y la cobertura televisiva con sus aportes mediáticos impidieron una mejor asistencia a un partido que si bien no fue un dechado de virtudes futbolísticas si lo fue en máximo grado en el terreno emocional.
Peñarol formó con Eduardo Pereira, Marcelo Rotti, Obdulio Trasante, José Herrera, José Perdomo, Alfonso Domínguez, Daniel Vidal, Eduardo Da Silva, Diego Aguirre, Ricardo Viera y Jorge Cabrera. Tabárez realizó los siguientes cambios: a los 45' Jorge Gonçalvez por José Perdomo. A los 72' Villar por Cabrera. Los demás suplentes fueron: Oscar Ferro, Miguel Santos y Luis Carlos Sánchez.
Los 90' terminaron 0 a 0, y se fue al alargue de media hora más, en un cotejo parejo habian predominado mas las respuestas anímicas que las futbolísticas y no se preveia una apertura del marcador, el fervor puesto por los 22 hombres en el campo de juego avizoraba una dramatica celebración caleña puesto que con el empate, por diferencia de goles el América era Campeón, ya que el reglamento preveia que al finalizar el tiempo extra se tomaba en cuenta el resultado global y alli todos sabián que América iba ganando 3X2. Sin embargpo todas las previstas celebraciones colombianas se convirtieron en dolorosos suspiros cuando Diego Aguirre, a los 14 minutos, 58 segundos, o sea, a 2 segundos del final del alargue, dejó afónicos a todos los manyas cuando marcó el tanto de la victoria.Que mejor que recurrir a la famosa revista argentina El Gráfico que relata la final, en una nota que se tituló "Peñarol de los milagros", escrita por el reconocido peridista Cesar Pascuato con pseudonimo "Juvenal":
"Hay sensaciones que sólo pueden ser expresadas en primera persona del singular. Es el caso de la finalísima de la Copa Libertadores que presencié el sábado en Santiago de Chile. A 24 horas del hecho, sentado en la comodidad de la redacción de El Gráfico, todavía estoy temblando de excitación. No puedo sacarme de adentro todo el dramatismo, toda la intensidad emocional de esa definición increíble. y agradezco al destino haber estado del otro lado de la cordillera. Asistiendo a esa locura que se desató en cientos de uruguayos que nunca dejaron de alentar a los suyos, contemplando la desazón y la angustia que desplomaba en sus asientos a los colombianos que tampoco habían dejado de gritar ¡Dale rojos! Son esos momentos únicos, vibrantes, inolvidables, que sólo ese juego apasionante y hermoso que es el fútbol puede brindar en plenitud.
Porque todo cambió en menos de un segundo. El tiempo que tardó la pelota en partir del empeine izquierdo de Diego Aguirre y sacudir la red del arco de Falcioni. En ese instante, el reloj electrónico en lo alto del estadio señalaba que se habían jugado sin descuentos, 14 minutos y 58 segundos del período final del alargue. Apenas un minuto antes, o menos, los suplentes del América, enfundados en sus buzos de color rojo intenso, pugnaban por meterse en el campo de juego a festejar la Copa que era suya, que no podía tener otro destino que una vitrina de la ciudad de Cali. Los uruguayos refugiados en sus buzos negro y amarillos, todavía se lamentaban de la oportunidad perdida por centímetros, cuando el remate cruzado desde la izquierda por Jorge Milton Villar se fue junto al palo izquierdo de Falcioni, sin que la estirada de Ricardo Viera llegara a desviarlo hacia la red. Esa acción había paralizado todos los corazones ante la inminencia del gol uruguayo. Miré instintivamente el reloj. Marcaba 13 minutos, 49 segundos. A un minuto y medio del final ¿podía repetirse una oportunidad semejante? Me lo pregunté y me respondí que no. Que ya la suerte estaba echada. Que era el final de un hermoso sueño acariciado por ese grupo humilde y altivo, bien uruguayo, que conduce Oscar Washington Tabárez.
La lógica más pura, el razonamiento más objetivo y desapasionado, me indicaban que no podía existir en el mundo un equipo de fútbol que todavía guardara en su alma y en sus músculos, en su corazón y en sus tobillos, ese resto de lucidez, fervor, energía, entereza y potencia capaz de producir el milagro en el escaso tiempo que faltaba. Había que penetrar en una defensa que cerró muy bien todos los caminos hacia Falcioni, durante 119 minutos. Era necesario producir la maniobra profunda, certera, directa y decisiva luego de casi dos horas de lucha enconada, áspera, trabada, cortada, psicológicamente desgastante, físicamente agotadora.

No. Lo que el corazón de los uruguayos que seguían reclamando en su batir de parches, en su grito cada vez más ronco de "¡PE-ÑA-ROL! ¡PE-ÑA-ROL!" desafiaba todas las leyes de lo razonable. Era, nada más y nada menos, que un milagro.
Todo lo que había pasado en los noventa minutos de juego, técnicamente deslucidos, por momentos tediosos como espectáculo, pareció concentrarse en los últimos 15 minutos del alargue. Lo veía más entero físicamente, controlando la manija psicológica de la lucha, el cuadro de Willington Ortiz, por entonces el mejor futbolista que mejor andaba de arriba y de abajo. América había perdido dos piezas importantes con la salida en camilla de Ricardo Gareca (desgarrado a los 80 minutos) y la expulsión del paraguayo Cabañas, juntamente con el lateral José Herrera, por mutua agresión, en el minuto 74. pero el hombre de los goles decisivos, la gran carta del triunfo uruguayo, el tenaz Diego Aguirre, seguía apretado por la marca dura y sin contemplaciones de Aponte y Espinoza. Además, lo notaba realmente cansado. Cuando un jugador se baja las medias, está a una cuarta del calambre. Y en esas condiciones tal como se lo veía de arriba al goleador de Peñarol, es muy difícil inventar y ejecutar una jugada decisiva. Un rato antes Aguirre se había perfilado para rematar de izquierda. Se demoró esa décima de segundo suficiente para que el defensor alcanzara a pellizcarla al corner.

Además desde el banco del América siguió la triquiñuela inesperada, una actitud tramposa que ponía más piedras en el camino de la hazaña aurinegra: con intervalo de medio minuto o menos, tiraban a la cancha una pelota extra para que hubiera en el campo dos balones y se produjera la interrupción del partido. El autor de esa deslealtad fue especialmente el expulsado Cabañas. Cada vez que el bravo Obdulio Trasante pescaba una de esas pelotas intrusas, la devolvía con rabia a las tribunas. Al ratito, había otra pelota sobrante en la cancha. Era para destrozarle los nervios a cualquiera. Pero los jugadores uruguayos no acusaron el impacto. Mientras Trasante las devolvía como para que no aparecieran más, sus compañeros seguían pensando, con tozuda insistencia, con admirable fijación, en la red de Falcioni.

Ya no quedaba tiempo para nada. Jorge Gonçalvez, usualmente back central, ingresado por el lesionado José Perdomo, había recibido un golpe muy feo de Cabañas en la boca. Pero seguía empujando. Aguirre sentía que debajo de su ojo derecho, el puñetazo del mismo Cabañas iba aumentando el dolor del hematoma. Pero seguí buscando. Hasta que llegó el milagro faltando apenas dos segundos para bajar el telón. El cabezazo de Viera, toque adentro de Villar, la filtración por la izquierda de Aguirre dejando en el camino a los marcadores centrales del América, el medio giro y el zurdazo clásico, cruzado, a media altura, buscando el palo más lejano. Toda la vibración, la belleza, el fútbol en su máximo esplendor que habíamos esperado en vano durante 119 minutos estaba ahí. En esa red que se sacudía a espaldas de Falcioni. En la explosión inenarrable del gol. En el maravilloso festejo de la victoria.
A 24 horas de ese momento, repaso lo ocurrido, vuelvo a vivirlo y reafirmo el concepto inicial: el fútbol es único. Pero a la sentencia le falta un cierre que la perfeccione y le otorgue justicia: Peñarol también es único

Primer Final
21 de Octubre
Estadio Pascual Guerrero
America de Cali 2 - 0 Peñarol
Goles : Battaglia y Cabañas (Amé)
Formacion: Eduardo Pereira, José Herrera, Marcelo Rotti, Obdulio Trasante, Alfonso Domínguez, Gustavo Matosas, José Perdomo, Ricardo Viera, Daniel Vidal,
Diego Aguirre, Jorge Cabrera.

Segunda Final
28 de Octubre
Estadio Centenario
Peñarol 2 - 1 America de Cali
Goles: Aguirre, Villar (Peñ) Cabañas (Amé)
Formacion: Eduardo Pereira, José Herrera, Marcelo Rotti, Obdulio Trasante, Alfonso Domínguez, Eduardo Da Silva, José Perdomo, Ricardo Viera, Daniel Vidal, Diego Aguirre, Jorge Cabrera.



LA DEL GRITO FINAL
31 de Octubre
Estadio Nacional de Santiago
Peñarol 1 - 0 America de Cali
Goles: Aguirre (Peñ)
Formacion: Eduardo Pereira, José Herrera, Marcelo Rotti, Obdulio Trasante, Alfonso Domínguez, Eduardo Da Silva, José Perdomo, Ricardo Viera, Daniel Vidal, Diego Aguirre, Jorge Cabrera.
* Partido de desempate, se jugo un alargue de 30 minutos tras el empate 0-0 en los primeros 90´

SALVADOR SALVADOR 02/12/2009 a las 21:59

La final más dramática y emotiva que recuerde. Los hinchas de América podemos decir que la reglamentación era injusta y que América hubiese sido el campeón con la reglamentación actual (América ganó 3-2 en el global de la ida y la vuelta), y que ante tal injusticia la Conmebol cambió la reglamentación justo al año siguiente... pero también hay que reconocer que las reglas estaban para todos, y sobre todo hay que admirar el coraje y la valentía de un joven Peñarol que se vio perdedor hasta el minuto 86 de la vuelta en Montevideo y luego durante los 120 minutos del tercer partido en Santiago, pero nunca se dio por vencido y aprovechó el último instante para fulminar a un América que sin duda era uno de los equipos más poderosos del continente en aquellas épocas (lastimosamente hoy el América está mas cerca de la B que de volver al escenario internacional). 
Para el recuerdo (y para resaltar aún mas la hazaña de Peñarol), América contaba con figuras de la talla de:
Julio Cesar Falcioni: El mejor arquero argentino de la época, nunca tenido en cuenta por Bilardo.
Roberto Cabañas: El crack paraguayo mundialista en 1986.
Sergio Santin: Uruguayo mundialista también en 1986. 
Ricardo Gareca: El 9 que clasificó a Argentina a México 86 y fue injustamente descartado por Bilardo.
Willington Ortíz: Junto a Valderrama el mejor jugador colombiano de la historia.
Juan Manuel Battaglia: Paraguayo eterno cobrador de tiros libres, uno de los máximos idolos rojos.
Jorge Porras: Posiblemente el mejor lateral izquierdo del futbol colombiano.
Entre otros.

Colombiano Colombiano 02/08/2010 a las 08:12
me recuerdo todo aquel partido!!!!! que emocion por favor!! creo fue la vez que mas grite un gol en mi vida y no por lo que significaba si no porque ellos hacian tiempo, tiraban pelotas a la cancha, estaban segurisimos de que eran campeones y eso los mato, la falta de humildad, si tenian a jugadorazos pero en la historia no estan como campeones, seria injusto si el reglamento y si hubieran enpatado??? nadie diria nada del reglamento, por favor si lo sigo viendo y me emociono y mas garra nos dio toda esa suciedad que quiso imponer el america con cabañas tirando pelotas ahi se equivocaron sacaron lo mejor de peñarol la garra y el corazon faltantes en aquel tan buen equipo de america.
carlos carlos 08/10/2010 a las 23:38

Si tanto más fue América que Peñarol durante las tres finales, yo me pregunto, ¿por qué no ganó la última? En lugar de haber hecho tiempo todo el partido, pretendiendo asrgurarlo (porque con el empate América era campeón) debió asegurarlo haciéndonos un par de goles. Como buen cuadro chico, cagón, poco hombre, digno de poca historia y sin ningún título internacional que avale su hidalguía ni jerarquía,el tercer partido (y gran parte del segundo en Montevideo) lo jugó haciendo tiempo. ¿Le tenían miedo al glosrioso Peñarol? Obviamente, sí. Si no hubieran tgenido miedo, hubieran plantado un cuadro para ganar, y no para tirar la pelota afuera, para tirarse en la cancha fingiendo lesiones, entre otras tantas cosas que hicieron para que los segundos corrieran sin la pelota en juego. La verdad, Amércia dio lástima, y mereció perder. Fue un equipo que, si bien reconozco que ostentaba muy buenos jugadores, demostró un terrible miedo ante once leones uruguayos, un equipo carbnonero con un proedio de edad de 24 años que se puso las bolas y se la mostró en la cara a ese cuadro colombiano que poco sabe de grandes hazañas. Basta sólo con comparar. Peñarol tiene cinco Copas Libertadores, tres Intercontinentales (hablando de torneos internacionales de verdadero peso). América no tiene ninguno. Los jugadores de Peñarol ya nacen con esa calidad y estirpe que no se compra en la farmacia ni se aprende yendo a clases.


América, toda tu vida fuiste un cuadro fracasado, perdiste 5 finales de Libertadores, lo cual da la pauta que sos un cuadro que, cuando llega la hora de la verdad, no bancás una. El Carbonero de comió bien la cola, le tuviste miedo, te comportase como una nena en la cabncha, y te costó carísimo. Peñarol, con garra, huevo, historia, corazón, estirpe, temple, hombría, valentía, coraje, y un montón de cosas más que se necesitan para ser jugador de fútbold e cuadro grande e histórico, se hizo justo ganador de una Copa Libertadores, habiendo, además, eliminado anteriormente a dos rivales sumamente coperos y que sí estan al nivel de Peñarol, como independiente y River de Argentina. Nada más que decir. Y por si fuera cpoco, hace tres meses llegó el reconocimiento de la FIFA a Peñarol como campeón sudamericano del siglo XX, ¿qué más se puede decir? Peñarol, es lo más grande que hay. Busques la vuelta que le busques, andá a llorar al cuartiro. Perdieron la final contra un verdadero grande, y dedmostraron no estar al nivel ni de Peñarol, ni de la Copa Libertadores.

Carbonero Carbonero 24/12/2010 a las 14:15

peñarol fue un justo y legitimo campeón,me acuerdo haber escuchado el partido por radio orientel,ya que vivo en buenos aires,pero naci en montevideo,que emocion y alegría senti,como titulo el grafico EL PEÑAROL DE LOS MILAGROS,mejor titulo imposible.

gabriel gabriel 12/01/2011 a las 22:00

Alfredo, una corrección. Peñarol no jugó contra Argentinos en la Libertadores ´86 ya que el Bicho, por ser campeón el año anterior, jugó directamente las semifinales, compartiendo grupo con River y Barcelona de Guayaquil. 
Otro tema: como ya han mencionado anteriormente, el sistema de disputa de la Libertadores ( y  también de la Copa Interamericana) estipulaba que en caso de empate en puntos se debía jugar un tercer partido, sin importar los goles convertidos, se venía jugando con ese sistema desde fácil, la década del ´70 (eg Boca-Cruzeiro en el 77). Así que dejen de llorar, la realidad es que América jugó 3 finales consecutivas y las perdió a todas; evidentemente el no haber ganado pasa por el equipo y no por la Conf. Sudamericana...no busquemos excusas baratas y conspiraciones donde no las hay.  
De la misma forma podría decirse entonces que fue injusto que en la Copa del ´86 clasificase para la final River (por diferencia de gol) y no el Bicho, ya que en ninguno de los 3 partidos que se enfrentaron River le pudo ganar a Argentinos (creo que ni siquiera le convirtió goles, no recuerdo bien). En definitiva, las reglas de los torneos se hacen de antemano, y si no te gusta mala leche.... a llorar a la iglesia!.
Saludos a todos, y aguante el Bicho de Paternal!.










 

Diego Bicho Diego Bicho 14/01/2011 a las 20:00

Felicitaciones por la página! Es excelente! Flor de laburo te mandás y para los que nos gusta la historia, estadísticas y hurgar en el pasado de nuestro fútbol es un documento espectacular!.
Saludos! 

Diego Bicho Diego Bicho 14/01/2011 a las 20:05

perdonenme los colombianos, nnunca fui por alli y me enncantaria, pero con todo respeto... esa copa la ganamos " a lo PEÑAROL " es un dicho que tenemos por aca, en este pais de 3 millones de habitantes, ni mas ni menos.

ademas aclarar que las reglas e cuanto a los goles fueron redactadas

pablo pablo 04/03/2011 a las 00:23

perdonenme los colombianos, pais que admiro aunque nunca estube por ahi, pero la copa del 87 la ganamos " A LO PEÑAROL " como decimos nosotros, eso signnifica ganar de atras con todo en contra.

ademas las reglas estaban redactadas desde antes, si no nosotros seriamos campeones de la copa del 65 por ejemplo que perdimos en el tercer partido con Indepenndiente, cuando con las reglas de hoy dia seriamos los cammpeones

yo estube en el partido de montevideo y fue campeones en el 82 contra el Cobreloa con gol de Morena en el ultimo minuto y en el 66 campeones contra River, de atras 4a 2.

por ultimo contar la picardia de Bataglia que se puso la caamiseta de nacional de montevideo para provocar, fue lo peor que pudo hacer

vamo arriaba PEÑAROL, campeon del siglo xx segun la fifa, lo demas es cuento

pablo pablo 04/03/2011 a las 00:34
Aun recuerdo la emocion de esa epica final, ganamos como solo los uruguayos podemos hacerlo, como en Maracana contra todo y contra todos...las reglas estaban escritas antes de la copa, el America tenia un equipazo pero no tuvo jerarquia para ganar la final.   De todas maneras un fuerte abrazo de un uruguayo a los hermanos colombianos y que la justicia y la paz lleguen pronto para ese pueblo valiente!!!!
roncodimatteo roncodimatteo 09/05/2011 a las 21:23

Deja tu comentario Copa Libertadores de América 1987

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre