Avisar de contenido inadecuado

¿Qué es la Copa Libertadores de América?

{
}

La fidelidad con los datos históricos nos obliga a citar aquel congreso de la Confederación Sudamericana realizado en 1958 en Río de Janeiro, Brasil. Allí, la idea de jugar un torneo continental entre clubes campeones tomó forma definitiva, pero la raíz del proyecto existió desde mucho tiempo atrás.
En Sudamérica el espritú de la competencia a nivel de clubes estaba presente desde principios de siglo. Durante las décadas del '30 y del '40, argentinos y uruguayos disputaron partidos por la Copa Río de la Plata entre sus respectivos campeones, un año en Buenos Aires, otro en Montevideo. No hay dudas, el embrión vivía. Faltaba un empujón.
En 1929, los dirigentes de Nacional de Montevideo Roberto Espil y José Usera Bermúdez idearon una competencia. El mismo Espil en 1946, analizando las distancias y la distribución geográfica, incluyó a los subcampeones en el proyecto. Sin embargo fueron los chilenos los primeros en llevarlo a la práctica. Don Robinson Alvarez Marín, dirigente del Colo Colo, fue quien pergeño la idea, a fines de la década del '30. En 1948, con Don Luis Valenzuela como presidente de la Confederación, se jugó el antecedente más concreto y orgánico: la Copa de Campeones. Fue en Santiago de Chile, durante febrero y marzo de ese año, con los vencedores de la temporada anterior en cada país. La ganó Vasco da Gama de Río (Brasil) y participaron también River Plate (Buenos Aires, Argentina), Nacional (Montevideo, Uruguay), Colo Colo (Santiago, Chile), Emelec (Guayaquil, Ecuador), Litoral (La Paz, Bolivia) y Deportivo Municipal (Lima, Perú).
Este antecedente será tomado por mí para incorporarlo a la tabla general, que publicaré oportunamente como a las campañas dentro de la Copa para los equipos mencionados que participaron en 1948, y que fue reconocido años atrás como torneo oficial, que le permitió entre otras cosas participar a Vasco da Gama de la Supercopa "Joao Havelange" sin haber ganado hasta ese entonces la Copa Libertadores. Sigamos con la historia.
Por todo esto, en aquel congreso de 1958 el tema no era desconocido para los gestores del proyecto. Y a una mesa se sentaron Raúl Colombo y Eduardo Palma por Argentina; Fermín Sorhueta, Washington Cataldi, Luis Tróccoli y Bracco, por Uruguay; el doctor Quiroga, por Bolivia; Teófilo Salinas, por Perú; Alberto Goñi, por Chile; Joao Havelange y Abilio D'Almeida, por Brasil y Lydio Quevedo, por Paraguay. Basta ver los nombres de los pujantes dirigentes para conocer la seriedad del objetivo. Las conversaciones dieron un resultado positivo y la competencia sentó sus bases. Esa fue la plataforma de lanzamiento. Pero si algo faltaba para afianzar aún más la idea, ese mismo año (1958) el secretario general de la Unión Europea de Fútbol Asociado (UEFA), Henry Delaunay, elevó una proposición al entonces titular de la Confederación Sudamericana, el brasileño, José Ramos de Freitas: organizar una doble confrontación anual entre los campeones de Europa y Sudamérica. El éxito alcanzado por la Copa Europea, por ese entonces en su tercera edición, había sido un espejo donde los dirigentes se miraban y la posiblidad de ligar ambas competencias era un logro superlativo.
El 5 de marzo de 1959, en el 24º Congreso de la CSF realizado en Buenos Aires, se definieron los detalles finales: organización, reglamento y fechas. También nació el nombre, en homenaje a los grandes héroes continentales: Copa Libertadores de América.
El 15 de febrero de 1960, en Uruguay, con la presencia de 10 países, se aprobó definitivamente el desarrollo del torneo que comenzaría ese mismo año, con 7 participantes.
El primer campeón fue Peñarol de Montevideo. Justamente su presidente, Washington Cataldi, explicaba años después: "La historia de la Copa Libertadores es muy conocida por todos. Hemos sido precursores, junto con otros dirigentes de Sudamérica, para ponerla en marcha primero (1960) y para agregar más tarde a los subcampeones (1966). Se dijo entonces que se trataba de una maniobra destinada a asegurar la presencia de los dos grandes del fútbol uruguayo. Algo de eso es cierto. Pero no el único fundamento. Yo me encargué personalmente de recorrer los países sudamericanos para demostrarles a todos que para una mayor vivencia de la Copa era mejor jugarla con 20 equipos en lugar de 10. La historia me ha dado la razón".
Así fue. En el segundo año, 1961, participó el campeón del país -Nacional- al que pertenecía el ganador de la Copa anterior (Peñarol). En 1965 se resolvió la incorporación de los subcampeones de cada país, asegurando casi matemáticamente la participación de los dos grandes del fútbol uruguayo. La primera vez que seimplementó esta variante, en 1966, el beneficiario fue River Plate, segundo en el campeonato argentino, que después de eliminar a Boca Juniors llegó a la final con Peñarol de Montevideo y estuvo a punto de ganarla.
En años sucesivos, al variar la forma de disputa de los campeonatos locales, se modificó también el modo de elegir al segundo participante de la Copa, según la reglamentación de cada federación nacional. En 1967, por ejemplo, la temporada del fútbol argentino se dividió en dos torneos: Metropolitano y Nacional. Iba a la Copa el Campeón Nacional y lo acompañaba el subcampeón. Estudiantes de La Plata, que había ganado el Metropolitano, se clasificó junto a Independiente por haber sido segundo en el Torneo Nacional. En años posteriores se buscó el mecanismo reglamentario para darle valor también a la conquista del título Metropolitano.
Algo ha cambiado desde aquel 1960. Río de Janeiro había sido testigo 2 años antes del nacimiento de un sueño. Pero seguramente en la mente entusiasta de sus forjadores, no estaba calculado que la Libertadores, sería el trampolín para que Peñarol, Santos, Racing, Estudiantes, Nacional, Independiente, Boca, Olimpia, Flamengo, Gremio y River Plate, entre otros conquistaran sucesivamente el mundo futbolístico a través de la Intercontinental. Lo que ellos no sabían es que un sueño atrae a otros sueños.

Extractado del libro editado por la Confederación Sudamericana de Fútbol: "30 años de pasión y fiesta".

{
}
{
}

Comentarios ¿Qué es la Copa Libertadores de América?

Estimado Sr. Josecarluccio:

                                                         Referido al nacimiento de la copa libertadores se puede decir que era inevitable pues se necesitaba consagrar un campeón por nuestras latitudes a fin de llevar a cabo la disputa de un  trofeo por la supremacia mundial (acuerdo de De Launay por la UEFA y José De Freitas y Fermín Sorhueta por la CSF) pero en aquel tiempo solo entre Europa y América, es por ello que existiendo los antecedentes de la copa atlantica de campeones rioplatenses y luego los torneos y minigiras de verano era indudable que la idea podia prender, solo cuando la CSF emitió lineamientos para uniformizar las estructuras de los campeonatos ligueros en cada país fue posible que las federaciones consideraran en sus calendarios algunas fechas para su intervención, el otro factor determinante logico era el aspecto económico y detras venía lo de los jueces en caso se llegara a instancias decisivas, por ello las primeras ediciones no estuvieron excentas de conflictos y hasta ahora se ciernen sombras de duda respecto a algunas decisiones de la CSF (sea designación de arbitros, sorteos de desempate y negociaciones de localias).

Respecto al artículo me queda una duda, es sobre que cuando se intauro la primera edición en 1960, el nombre oficial del torneo era "Copa de Campeones de Sud-América", lo de "Copa Libertadores de América",  surgió a propuesta argentino-uruguaya para 1964 y no fue acogida oficialmente sino para la edición de 1966 cuando se permitio la participación de los subcampeones.
Es así como usted dice pero para uniformar el estudio preferí dejarlo así, ya que el propio libro de la CSF lo menciona de esa manera obviando el nombre original de Copa de Campeones



Gracias otra vez por comunicarse
Caro Sr. José Carluccio, soy aficcionado de Club de Regatas Vasco da Gama, el "Gigante da la Collina", com más de 10 millones de aficcionados en todo Brasil.  Procuro por años los autores de todos los goles de equipo en las Copas Libertadores que hay participado. Ninguno sítio tiene esa información, nem los oficiales. Ahora necesito apenas de los goles de 1985 contra equipos argentinos (Argentinos Juniors e Ferro Carril Oeste, e contra Fluminense. Usted pudo adiantar la participación de Vasco en lo sítio? Muchas gracias



Diego Alves

Rio de Janeiro-RJ,  Brasil

 
Diego Alves Diego Alves 22/10/2007 a las 18:02
Saludando al amigo Diego Alves de Rio de Janeyro, desearia solicitarle si pudiese transcribir a este blog o dirigirme hacia alguna fuente que relate alguna crónica o anecdotario acerca del campeonato logrado por Vasco da Gama en el campeonato de campeones de 1948 efectuado en Santiago de Chile. De acuerdo a lo informado por la CONMEBOL ese campeonato es considerado la  primera copa de campeones y por tanto le ha arrebatado al Peñarol de Montevideo el  palmarés de primer club campeón de América.

Por su atención a este pedido especial, muchas gracias.

Gracias por el espacio. Me parece que debería mantenerse en los medios de comunicación llamar a la competición "Copa Libertadores de America" puesto que por lo visto y con el ánimo de no se que interes economico la CSF permite que le cambien permanentemente el nombre (Toyota Libertadores" o ahora "Santander Libertadores"). Esto no es una marquesina de una avenida señores, es el torneo mas importante a nivel de clubes de América y debe demostrársele un poco de dignidad a la hora de llamarlo. O se imaginan a los japoneses o españoles diciéndoles a los señores de la UEFA "...ahora podríamos llamar al torneo "Suzuki Champions League"..."...ja...creo que de la patada los japoneses no necesitarian tomar avion para llegar a su país... En serio, sería bueno que se arme una campaña para que los mas jóvenes de esta época en la que se perdieron varios signos de dignidad ante el vil dinero sepan que el torneo del que hablamos los sudamericanos se llama "Copa Libertadores de América" y que tiene un significado. Gracias otra vez y suerte amigos.

ROBERTO CAFFERATA ROBERTO CAFFERATA 19/04/2008 a las 00:14

Totalmente de acuerdo con el Sr. Roberto Cafferata, el nombre de Copa Libertadores de Amèrica debe ser ùnico y no negociarse para obtener mayores prevendas, desgraciadamente con estos tiempos del relativismo a creer que solo el que acumula ingentes cantidades de dinero es exitoso a llevado a perderse valores que antaño se respetaban por sobre todo y uno de ellos es el honor y la dignidad.
El nombre COPA LIBERTADORES DE AMÈRICA es lo que nos distingue a los que gustamos del futbol en esta parte del mundo y por tanto debemos mantenerlo intangible.

SALVADOR 13/06/2008 a las 15:02

NOTAS IMPORTANTES DE LA COPA LIBERTADORES
Estimados amigos del continente:
He aquí una breve reseña de resultados en la CLA que fueron discutidos y dilucidados "en mesa", como veran en algunos casos tuvieron importantes consecuencias para el devenir de una campaña.

1963 Botafogo  - Millonarios ; los puntos sin ningun resultado, se otorgaron al primero (no se jugo debido a que comparando los gastos resultaba más económico para el club colombiano abonar la multa a la CSF que desplazarse a Rio de Janeyro, por cuanto la clasificación ya la tenían ganada los albinegros brasileños)
1964 Millonarios - Independiente ; los puntos sin ningun resultado, se otorgaron al club argentino (no se jugo por proscribirse la participación en la CLA al club colombiano debido a la desafiliación dela ADEFutbol colombiana, hasta hoy algunos creen que se le privo así al "Millos" de amagar la clasificación en su cancha del viejo "Campín de Bogotá".)
1965 Deportivo Galicia - Peñarol ;  los puntos sin ningun resultado, se otorgaron al club aurinegro (0-0 fue el resultado de campo. Debido a que este punto resultó desicivo a la hora final de la clasificación contra el Guarani de Paraguay, en el siguiente congreso de la CSF el comité de reglamento acordo otorgar "resultados técnicos" de 2-0 al favorecido de sus fallos, independientemente del resultado de campo)
1966 Alianza Lima 0 - Universitario 1 ; jugado en el estadio Nacional de Lima cuando la clasificación ya la habían ganado los clubes argentinos, por ello al no importar los puntos en disputa, el club Alianza Lima alineo a dos jugadores recien contratados y por tanto transgredia la "lista de buena fé" , como el resultado de campo fue 1-1 , la CSF otorgó simbólicamente un resultado de 1-0 para los "Cremas", por cuanto dicho fallo solo tendría validez estadística más no pesaba en la clasificación del grupo.
1968 Always Ready 0 - Jorge Wilsterman 1 . Resultado estadístico otorgado al club "Aviador" por similares motivos al caso anterior (el resultado de campo había sido 1-1)
1968 Náutico - Deportivo Portugués ; Se otorgó los puntos con el resultado de 2-0 al club venezolano por cuanto reclamaron la alineación antireglamentaria de los dos cambios efectuados por el club brasileño antes de finalizar el primer tiempo (solo estaba permitido un cambio), el resultado de campo había sido 3-2  para Náutico. Este fallo fue desicivo para la clasificación de los venezolanos que accedierton a la segunda etapa clasificatoria de aquella edición.
1971 Boca Juniors - Sporting Cristal ; partido jugado en la "Bombonera" de Buenos aires y que estando 2-2 se suspendio  por bronca generalizada y falta de garantías, luego de las discusiones la CSF acordó mantener el resultado, suspender la cancha y algunos jugadores de ambos equipos.
1971  Boca Juniors - Universitario - No se jugó por suspensión del estadio de Boca y de sus titulares luego de los graves incidentes en el partido contra Sporting Cristal el otro representante de Perú. Los puntos y el score de 2-0 fue otorgado al club peruano
1971 Rosario Central -  Boca Juniors . No se jugó por la rebeldía del club Boca Juniors al no aceptar la suspensión de su estadio y decidir no ir a Rosario para culminar sus serie de partidos. Los puntos y el score de 2-0 fue otorgado a los rosarinos.
Hasta hoy se cree que estas decisiones tomadas casi "dictatorialmente" por el presidente de la CSF el peruano "Lito" Salinas tendieron a favorecer a sus connacionales, sin embargo hay que indicar que fueron tomadas luego de reuniones de consultas y con acuerdos de los delegados de cada federación. La queja del club Rosario Central que se vío desfavorecido reside en que por cuestión de fechas (anteladamente previstas) Universitario tuvo la oportunidad de cerrar la serie de partidos en Lima sin que se dé paralelamente el partido entre los Rosarinos y Boca Juniors por los motivos ya apuntados.
1972 Olimpia - Atlético Mineiro , no obstante el resultado de 2-2 en el campo del "Defensores del Chaco", los puntos y el score de 2-0 fue otorgado al club paraguayo, debido a que se castigó así al club brasileño ya que obligo a la suspensión del partido por dejar en campo a solo 6 jugadores simulando lesiones, según sus versiones en protesta del arbitraje escandalosamente pro-localista. 
1981 Atlético Mineiro - Flamengo ; partido extra jugado para definir el primer lugar del grupo eliminatorio, en el estadio de Goiania y que culmino 0-0 en el campo, hasta su suspensión al quedarse mermado el club albinegro a solo 6 jugadores por  las expulsiones sufridas desde el primer tiempo. Solo se otorgó el favor de la clasificación a los "rubronegros" del Flamengo al enjuiciarse el comportamiento exaltado de los "Mineiros" que protestaron asi el escandaloso arbitraje del juez Wrihgt.
1982 The Strongest - River Plate jugado ene l estadio "Hernan Siles" de La Paz y que culmino 1-0 en el campo, pero ante el reclamo de River Plate por mala inscripción de un jugador en el club boliviano, la CSF le otorgó el resultado y los puntos. Para muchos analistas esta desición obro como un "balde de agua fría" sobre las esperanzas de clasificación del "Tigre Paceño" pues en su presupuesto estaba obtener los ocho puntos a disputarse en Bolivia y robar por lo menos uno en canchas argentinas o esperar que la tradicional rivalidad entre River y Boca los haga robarse puntos desicivos y asi verse favorecidos. Por ello luego de esta situación se noto una clara merma en el ánimo de los bolivianos, que se vio reflejada en las malas actuaciones y resultados posteriores. 
1984 U. Católica (Chile) - Nacional ; No jugado por cuanto la clasificación del grupo semifinal ya había sido obtenida por el Independiente de Avellaneda. La CSF no multo a ambos clubes por que la desición fue de común acuerdo ya que llevaron este partido a una futura confrontación amistosa. no se otorgaron ni puntos ni goles para fines estadísticos. 
1985  Sport Boys - 9 de Octubre y  Universitario - 9 de Octubre ; No jugados porque la clasificación del grupo ya la había obtenido El Nacional de Quito y resultaba oneroso para los octubrinos viajar a Lima "para disputar nada", por ello arreglaron de común acuerdo con los clubes peruanos y la CSF la suspensión definitiva de esos partidos. No se otorgaron puntos ni goles para fines estadísticos.
2002 Cobreloa - Olimpia ; partido jugado en el estadio Municipal de Calama y que pese a completarse y resultar 1-1 en campo, se resolvio dar los puntos y un resultado de 2-0 para los paraguayos en castigo del club chileno por la agresión sufrida en el entretiempo por el arbitro del encuentro. Desicivo fue e informe del veedor del partido y hasta hoy se acusa a la CSF manejada por el paraguayo Nicolas Leoz de favorecer a sus compátriotas que aquel año celebraban 100 años de fundación del club Olimpia y ¿Qué mejor recordatorio que ganar "como sea" la CLA?  
2005: Boca Juniors - Guadalajara ; partido suspendido a los 79 minutos debido a serios incidentes en cancha y tribuna. El resultado no obstante las protestas mexicanas por su posible incidencia en la clasificación, se mantuvo 0-0.
2006: Corinthians - River Plate ; partido suspendido a los 83 minutos debido a serios incidentes en cancha y tribuna. El resultado no obstante las protestas brasileñas por su posible incidencia en la clasificación se mantuvo 1-3 al momento de la paralización , .
2006: Libertad - River Plate ; partido suspendido a los 87 minutos debido a serios incidentes en cancha y tribuna. El resultado no obstante las protestas paraguayas por su posible incidencia en la clasificación se mantuvo 1-3 al momento de la paralización , .
2008: Cerro Porteno - Cruzeiro ; partido suspendido a los 65 minutos debido a serios incidentes en cancha por bronca generalizada. El resultado se mantuvo 2-3 al momento de la paralización. 2008: Boca Juniors - Cruzeiro ; partido suspendido ya en pleno tiempo extra (90+1 minutos) debido a agresiones mutuas. El resultado se mantuvo 2-1, al momento de la suspensión.

SALVADOR 06/01/2009 a las 20:13

PARTICIPANTES Y NOMBRES CAMBIADOS
Estimados amigos del continente:
A continuación brindo una lista de clubes participantes de la CLA que por una o multiples razones han participado con mas de una denominación oficial, esta lista no es completa pudiendo darse otros casos que actualmente desconozco, si hubiesen aportes seran bienvenidos.

PARTICIPANTES Y NOMBRES CAMBIADOS


Universidad Los Andes (ULA Merida) incluye al  Atlético Zulia (Nombre cambiado temporalmente por una franquicia  y negociada conjuntamente a una relocalización).
Deportivo Valdez FC incluye cambio de nombre del Sport Filanbanco (Debido a cambios en el grupo empresarial que los patrocinaba).
FBC Melgar incluye la antigua y mas completa denominación  de Club Mariano Melgar (nombre cambiado y que recuerda a un gran poeta nacido en la ciudad de Arequipa - Perú).
Deportivo Italia incluye al nombre cambiado de Deportivo Italchacao por fusión con otro club procedente de Chacao.
Defensor de Montevideo y Defensor Sporting estan aqui separados ya que la segunda denominación corresponde a una fusión entre  el Defensor y el Sporting Club Uruguay hecha en 1989 y no es la misma a la del antiguo equipo Defensor (fundado en 1913).
Unión Atlético Tachira/Deportivo Tachira tiene una historia muy particular:
Fundado en 1974 como San Cristóbal Fútbol Club, mantuvo este nombre en la época que jugaron amateur. Al iniciarse la participación en la Primera División de Venezuela el equipo comienza a denominarse Deportivo San Cristóbal FC con este nombre el equipo participó en tres torneos nacionales, obteniendo como logro el subcampeonato de la Copa Venezuela en 1975, su primer año. En 1978 el Deportivo San Cristóbal cambia su nombre a Deportivo Táchira FC alcanzando con este nombre, en 1979, su primer campeonato, obteniendo el segundo campeonato en 1981 y el sub-campeonato en 1982, detrás del equipo con quien compartía al Polideportivo de Pueblo Nuevo como sede, el Atlético San Cristóbal, que sería parte fundamental del futuro próximo del mismo Deportivo Táchira. En 1984 llega el tercer campeonato, sin embargo el compartir sede había traído dificultades económicas a ambos clubes, que tomaron en 1986 la decisión de fusionarse y formar el Unión Atlético Táchira (UAT).


 Agradeciendo de antemano que otros participantes puedan aportar más detalles me despido hasta pronto.


SALVADOR 06/01/2009 a las 21:21

EL PRIMER REPRESENTANTE BRASILEÑO QUE GANÓ SU DERECHO EN CANCHA 
Estimado amigos del Continente:
El EC Bahía fue el primer representante brasileño en la CLA, su presencia en la primera edición para enfrentar al campeón argentino San Lorenzo de Almagro fué toda una sorpresa pues se pensaba que sería el afamado Santos de Pelé, equipo de mayor potencial y que generaría mejores recaudaciones.
Sirva el presente aporte (conjugado de varias fuentes) para homenajear al "Tricolor de la Buena Tierra" (Salvador) que con esfuerzo y futbol, cual David pudo derrotar al gigante Goliat de aquella época. Esta es la historia.

UN TORNEO CREADO A PROPÓSITO


La Taça Brasil (o Trofeo brasileño) fue una competición nacional de fútbol disputada antes de la creación del Campeonato Brasileño. Fue en su época el torneo de fútbol más importante de Brasil y puede ser comparado, por su importancia, con el Campeonato Brasileño actual (Brasileirao), a pesar de que su formato de copa se asemeja a la actual Copa de Brasil.


Fue creada en 1959 para determinar los representantes brasileños en la Copa Libertadores del año siguiente. En 1968 el torneo perdió importancia, ya que Brasil no disputaría la copa del año siguiente y el Torneo Roberto Gomes Pedrosa contaba con los clubes más importantes del país, y terminó por ello extinto.


 Las Grandes Definiciones - Taça Brasil de 1959



Revista Placar


Bahia 3 x Santos 1

Equipo del EC Bahía campeón en maracanã. De pié: Nadinho. Leone. Henrique. Flavio. Vicente e Beto. Agachados: Marito. Alencar. Léo. Bombeiro y Biriba.

Contra las falsa malas artes de Atiê Jorge Cury y la picardía de Osório Vilas Boas. Contra el poderío del equipo del Santos y a la fé en el Señor de la Bondad, a la protección del milagroso San Judas Tadeo, a las velas prendidas en 365 iglesias, al ruido ensordecedor de mil Candomblés, el EC Bahía en pleno se envalentonó contra el Santos para ganar la Taça Brasil de 1959. Era una cuestión de honor.

La primera Taça Brasil comenzó para el EC Bahía en agosto de 1959, cuando los bahianos vencieron al CSA de Maceió por 5x0. En el nordeste la cosa fué fácil. El equipo tricolor despachó al CSA, al Ceará y al Sport de Recife. Pero fue duro vencer al Vasco da Gama. El EC Bahía ganó el primer partido, en el maracaná por 1x0. Pero en Salvador, el Vasco venció por 2x1. El necesario tercer partido, fue también por sorteo realizado en Salvador. Al final se saldó con victoria del EC Bahia por 1x0. Ahora solamente restaba el famoso Santos de Pelé en la definición de la primera Copa Brasil.

El Santos pensando que el título sería definido en dos partidos, programó una temporada en el exterior para después de la definición de la Copa Brasil. El club paulista era poderoso, tenía a Pelé, ganador de muchos títulos y era el gran favorito de la competición. Para entonces, ya en el primer partido realizado en Vila Belmiro, el EC Bahía mostró que pensaba seriamente en el titulo. El Santos se puso inicialmente ganador 2x0. Fue cuando vino la reacción que nadie esperaba. El EC Bahía venció finalmente con un 3x2 con un gol de Alencar señalado sobre la hora. El segundo partido fue en Salvador. El Bahía jugaba bien, y los bahianos ya creían que la fiesta  podría ser en su propio patio. Pero aconteció que en este juego, Pelé estaba en un día de su común genialidad y destrozó a la defensa del EC Bahía. Finalmente el Santos venció 2x0. Los dirigentes del Santos no quisieron jugar el tercer partido en Salvador y exigieron un campo neutral. La CBD accedió. Ese partido debería ser jugado el día 30 de diciembre. El Santos argumentó que no tenía fechas disponibles. La CBD mantuvo el juego para la fecha programada. Fue entonces que el presidente del EC Bahía, Osório Vilas Boas entró en la jugada. Psicológicamente, su equipo no estaba nada bien después de la derrota en Salvador. La temporada en el exterior del Santos iría a desgastar al equipo paulista. El SC Bahía tendría tiempo para recomponerse. Por eso acordó con los dirigentes del Santos y a la vez de la CBD para aceptar otra fecha: 29 de marzo del año siguiente, en el maracaná.

Mientras que el Santos se desgastaba en Europa, jugando interdiariamente, el EC Bahía se preparaba para la definición. Al regreso del club paulista a Vila Belmiro, Pelé tuvo que  ser operado de las amígdalas y por tanto quedó fuera de la final. Entre los bahianos, el entrenador Geninho tuvo que regresar desde Rio de Janeiro por problemas particulares. Asumiendo entonces su asistente, el argentino Carlos Volante.

En la noche del 29 de marzo de 1960, el maracaná recibió buena cantidad de público, casi todos hinchando por el SC Bahia que entró al campo de juego con: Nadinho. Beto. Henrique. Vicente y Nezinho. Flavio y Mario. Marito. Alencar. Léo y Biriba. El Santos jugó la final con: Lalá. Getulio. Mauro. Formiga y Zé Carlos. Zito y Mario. Dorval. Pagão. Coutinho y Pepe. El carioca Frederico Lopes fue el juez. Al inicio del juego la situación era pareja, pero fue el Santos quien abrió el marcador a través de Coutinho. El EC Bahía empató mediante Vicente cobrando una falta desde fuera del área. A esas alturas, los bahianos dominaban el juego y los santistas demostraban un ostensible cansancio con poca disposición para disputar las pelotas divididas. Al primer minuto del segundo tiempo, Léo marcó el segundo gol del EC Bahía. El Santos se desesperó. Coutinho intentaba romper la defensa de los bahianos, pero tenía la marcación de Vicente en todas partes del campo. El entrenador Lula intentando cambiar las cosas hizo ingresar a Tite en lugar de Pagão, pero no acertó. A los 24 minutos el juez expulsó a Getulio. Formiga reclamó exageradamente y también fue expulsado. A partir de ello el Santos comenzó a pelear. A los 32 minutos, Coutinho agredió a Nezinho y fue hechado fuera. Vicente le dio un codazo a Coutinho y también fue hechado con ayuda policial. Perdiendo por dos, perdiendo por mil, los santistas resolvieron dejar a los bahianos en el piso. La policía entró al campo de juego y enfrío los ánimos. El juez Frederico Lopes expulsó a otro santista. Dorval le dio una patada a Henrique y también hubo de salir. A los 37 minutos, el SC Bahía aseguro el título marcando el tercer gol. La fiesta ya había comenzado en Bahía de todos los santos. Era también la victoria de la malicia de Osório Vilas Boas que se impuso sobre la pretensión de Atiê Jorge Cury. El dirigente del Santos , antes de la definición, había enviado un telegrama al San Lorenzo de Almagro, de Argentina, proponiendo fechas y locales para los dos partidos por la Copa libertadores. Solo que ante el nuevo panorama el San Lorenzo jugó este torneo contra el Esporte Clube Bahía, el campeón de la primera Copa (Taça) Brasil.


Para ser campeón, el SC Bahia jugó catorce veces. Venció en nueve. Empató dos y perdió tres.


Bahia - Primeiro campeão da Taça Brasil - 1959



Arquivos do Museu dos Esportes


La foto corresponde (una semana más tarde a la consagración) a un partido homenaje que sirvió de marco para la entrega de las fajas conmemorativas a los campeones bahianos. Se observa al zaguero y capitán del EC Bahía que ha recibido la suya. El lateral Beto aguarda su turno.

La primera Taça Brasil fue disputada en 1959 y el Esporte Clube Bahia fue el campeón después de una final de tres partidos contra el Santos. Abajo están todos los resultados con el camino recorrido por los “tricolores” de la a Buena Tierra.

Bahía 5 x CSA 0
Bahía 2 x CSA 0
Bahía 0 x Ceará 0
Bahía 2 x Ceará 2
Bahía 2 x Ceará 1
Bahía 3 x Sport Recife 2
Bahía 0 x Sport Recife 6
Bahía 2 x Sport Recife 0
Bahía 1 x Vasco 0
Bahía 1 x Vasco 2
Bahía 1 x Vasco 0
Bahía 3 x Santos 2
Bahía 1 x Santos 2
Bahía 3 x Santos 1 - Juego Final en Maracaná.

SALVADOR 18/01/2009 a las 18:38

EL ASCENSO DE VENEZUELA EN LA CLA: Los progresos del futbol venezolano son evidentes y por eso me atrevo a repostear unos interesantes datos acerca de hitos marcados por los clubes venezolanos en la historia de la CLA.
A despecho de las sendas goleadas que eran comun recibieran tambien existieron relumbrones en la historia de sus participaciones que auguraban que cuando se trabajara en serio los equipos de Venezuela dejarian de ser las "cenicientas" de SurAmérica y por tanto convidados de piedra en el torneo. He aqui un compendio de esos hitos narrados por los periodistas "llaneros" Elvis Humberto Gonzales y Daniel Trujillo  :

C o p a L i b e r t a d o r e s    escrito por Elvins Humberto Gonzales/DLA Trujillo    domingo, 10 de febrero de 2008 A propósito de la victoria del Caracas FC en la Libertadores, han sido contados los gritos de triunfo de equipos venezolanos en el exterior en una historia que se extiende por más de cuatro décadas

La victoria del Caracas FC, el pasado año ante River Plate de Argentina, se une a la serie de 17 triunfos que los clubes venezolanos han obtenido en la Copa Libertadores de América en 48 años de historia, desde que el legendario Deportivo Italia participó por primera vez en este torneo en 1964.

Han sido victorias muy esporádicas, pero, como señala el libro del periodista Edgardo Broner sobre la selección, sin duda "inolvidables". Triunfos que en ocasiones han rayado lo épico, como aquel logrado por el Deportivo Táchira de Carlos Moreno en 1987 ante Independiente de Avellaneda, con gol de arco a arco incluido; o el Deportivo Italia, cuando en el Maracaná derrotaba un gol por cero, con tanto conseguido de penal por el defensa central Tenorio, al Fluminense de Mario Lobo Zagallo.

Los triunfos conseguidos fuera de casa son los que han sido más trascendentes y los que pueden ser considerados como hitos que han roto la historia de este torneo.

Debut exitoso

1964 fue el año del debut de los equipos venezolanos en la Copa Libertadores. El honor correspondió al Deportivo Italia, campeón de la temporada local anterior. El cuadro itálico tuvo que jugar una fase previa con el Esport Club Bahía de Brasil. Como dato curioso, ambos encuentros se jugaron en el estadio Olímpico de Caracas, saldándose con un empate a 2 y un triunfo venezolano por 2-1. Superar esta etapa le dio el derecho para estar en la fase de grupos junto a Colo Colo de Chile y Barcelona de Ecuador.

El estadio Modelo de Guayaquil fue el escenario para el primer partido del Italia. Enfrente tenía al Barcelona, campeón del fútbol ecuatoriano y que tenía en la nómina a excelentes futbolistas de su país y provenientes del Brasil. Cuarenta mil aficionados se hicieron presentes en el cotejo, que fue muy intenso, pero el triunfo se inclinó a favor de los venezolanos gracias al tanto del lateral brasileño Zequinha. La alineación que dispuso el técnico venezolano de origen español, Ramón Orriols, fue con Pérez, González, Fantoni, Adriano, Zequinha, Roberto, Iranildo, Mirim, Becerra, Jaime y Nitti. Este fue el primer triunfo de un club venezolano en la Copa Libertadores fuera de territorio nacional.

Pequeño Maracanazo

La noche del 3 de marzo de 1971 jamás será olvidada por lo aficionados del Fluminense que siguieron por radio y televisión el encuentro ante el Italia y por las 26 mil personas que asistieron al Maracaná. La baja asistencia al Mario Filho se debía, quizás, porque la gente creía que se iba a producir una nueva goleada, como la que se dio en el encuentro anterior, cuando el cuadro carioca pasó por encima del Deportivo Italia 6-0 en Caracas. El Fluminense era el campeón vigente de Brasil y estaba siendo dirigido por Mario Lobo Zagallo, quien venía de ser campeón del mundo con la canariña en México 70. En su nómina destacaban futbolistas de la talla de Didí y Cafuringa. Esa noche, el Italia lograba la hazaña más grande hasta entonces del balompié nacional: vencer en el estadio más grande del mundo al campeón de Brasil, gracias al gol de penal anotado por Tenorio. El Deportivo Italia formó esa noche con Vito Fasano en el arco (cuya actuación lo llevó a ser contratado en Brasil). En la zaga estuvieron Carlos "Chiquichagua" Marín, Tenorio, Freddie Ellie y Vicente Arruda. En el mediocampo Delman "Pito" Useche, Negri y Rui. Adelante jugaron Alcyr, quien fue sustituido por Bahiano, Beto y Militello. El penal se lo cometieron a Militello sobre el minuto 21, quien procuró un pase de profundidad de Pito Useche.

Este resultado fue un duro golpe para el equipo de Zagallo, que no pudo reponerse en el siguiente encuentro de la Copa Libertadores, al caer 1-3 en el mismo escenario ante Palmeiras, club que finalmente accedió a la siguiente fase. Hay que recordar que en esa época, el torneo sólo clasificaba un equipo por grupo a la siguiente fase. Fluminense fue segundo, mientras Deportivo Italia finalizaría en el tercer puesto de ese grupo 3, tras superar en el último cotejo del grupo 3-2 al Deportivo Galicia.

Gloria universitaria

El desaparecido ULA Mérida tuvo su momento de gloria en 1984. El cuadro universitario lideró el grupo 5 de la Libertadores de ese año, destacando un triunfo en Arequipa, Perú, ante Melgar por 1-0. Tras finalizar la fase de grupos, el cuadro venezolano estaba igualado en puntos (8) con Sporting Cristal. Había que hacer un partido de desempate para ver qué equipo seguiría en la competición. El encuentro definitivo se jugó el 11 de mayo en el estadio Pascual Guerrero de Cali, ante unos 1.500 aficionados. El equipo merideño se alzó con la victoria 2-1, gracias a dos tantos del delantero brasileño Itamar de Acevedo, el héroe de la jornada. Había descontado por los peruanos Caballero. La victoria le valió para seguir en carrera y medirse en fase de semifinales a los clubes brasileños Flamengo y Gremio. La alineación de ULA en ese encuentro fue con César Baena, René Torres, Álvarez, Rodrigo Cosme, Emilio Campos, Asdrúbal Sánchez, Bobby Ellie, Richard Nada (Chiqui Peña), Castilla, Rodolfo Carvajal e Itamar de Acevedo.

Han sido pocos y esporádicos esos triunfos lejos de casa, pero lo que no hay duda es que han sido momentos imborrables que van marcando hitos dentro de la historia, cada vez más prolífica del fútbol venezolano.

La gloria lejos de casa

03-5-1964 Barcelona 0 Italia 1

01-3-1966 Alianza Lima 1 Italia 2

13-3-1966 Universitario 1 Italia 2

15-3-1967 Sport Boys 1 Galicia 2

03-3-1971 Fluminense 0 Italia 1

06-3-1977 Unión Huara 1 Portuguesa 2

17-5-1977 Sport Boys 1 Estudiantes 3

09-5-1978 Libertad 1 Portuguesa 2

05-4-1984 Melgar 0 ULA Mérida 1

08-4-1984 Melgar 1 Portuguesa 2

11-5-1984 Sporting Cristal 1 ULA Mérida 2

16-2-1993 Sporting Cristal 0 Caracas FC 1

14-4-1999 Emelec 1 Estudiantes 3

03-3-2004 Fénix 1 UA Maracaibo 2

24-2-2004 Univ. De Concepción 2 Caracas 3

22-2-2006 Pumas 0 UA Maracaibo 1

08-3-2007 River Plate 0 Caracas 1

El Dato

En los últimos siete enfrentamientos que han tenido los clubes venezolanos con rivales argentinos ha favorecido a los criollos. De esas confrontaciones, dos triunfos han sido para los criollos (UAM 4 vs. Vélez Sarsfield 2 en 2004 y River Plate 0 vs. Caracas 1), cuatro han resultado en empate y una sola victoria ha correspondido a los rioplatenses (Banfield 3 vs. Caracas 1 en el 2005)

DEPORTIVO ITALIA y su resonante triunfo

Portuguesa, Atlético San Cristóbal y ULA llegaron a las semifinales de la Copa. En parte de los ´70 y ´80, clasificaba un solo equipo de cada grupo y los cinco ganadores, más el campeón defensor, se dividían en dos zonas de tres. Para llegar a esa instancia los nacionales se habían enfrentado a peruanos o ecuatorianos. En la ronda semifinal, el cuadro de Acarigua logró un inolvidable 3 a 0 sobre Internacional de Porto Alegre.

Minervén y Estudiantes de Mérida terminaron sus buenas actuaciones en cuartos. Pasar la primera fase era menos meritorio por que lo conseguían tres de cuatro, si bien el cuadro de Richard Páez ganó todos los juegos de local y los desaparecidos de El Callao quedaron invictos en Puerto Ordaz. En octavos coincidencialmente, ambos eliminaron a Emelec de Ecuador.

Táchira marcó un hito con su victoria 3 a 2 sobre Independiente con el gol de arco a arco de Daniel Francovig y otro con los tres tantos de Carlos Maldonado frente a Sol de América en Paraguay, pero su mejor actuación fue la de 2004, llegando invicto a cuartos de final tras haber enfrentado a River y eliminado a Nacional de Montevideo. Maracaibo quedó segundo en su grupo ese mismo año, goleando 4-2 a Vélez Sarsfield en el Pachencho Romero, empatando en Buenos Aires y ganándole a Fénix en Uruguay.

Stalin Rivas fue el goleador de la Copa del ´94 con 7 tantos con la franela de Minervén y Ruberth Morán compartió ese logro con otros cinco futbolistas en 1999, jugando para Estudiantes. Juan César Silva, argentino del Portuguesa, consiguió también el galardón compartido del ´77.

El triunfo más impactante fue el llamado Maracanazo del fútbol venezolano. Deportivo Italia le ganó 1 a 0 al Fluminense, dirigido por Zagallo, en el histórico estadio de Río de Janeiro en 1971. el Italia había sido el primer representante nacional en 1964, logrando también la primera victoria contra el brasileño Bahía.

Carlos Marín, lateral del equipo que ganó en Maracaná, lo recuerda. "Colocaron el balón en el centro y empezó el aluvión. Nunca vi un arquero que tapara tanto como Fassano ese día. Fue algo increíble y permanentemente lo traigo a colación. Hay que tener confianza hubo celebraciones venezolanas en estos 48 años de libertadores.

Hazañas para reeditar

Venezuela ya ha gozado de gestas destacables en la Copa Libertadores.

Desde el Portuguesa de los 70 hasta el Táchira de 2007, los clubes criollos han dado campanazos y cada vez con mayor frecuencia.

Maracaibo buscará unirse al grupo histórico.

1968/69

PORTUGUES

Portugués 68, Italia 69 lograron superar con sendas actuaciones la primera fase de de la Copa.

1977

PORTUGUESA

Los negriazules fueron más allá lograron quedar líderes de su grupo y avanzaron a una fase semifinal que agrupaba a seis clubes.

1983

SAN CRISTÓBAL

Este equipo, que tuvo su génesis y desaparición en el Deportivo Táchira, ganó su grupo ante El Nacional y Barcelona. En semifinales fue superado por Peñarol y Nacional.

1984

ULA MÉRIDA

Los albiazules de Mérida lideraron su grupo, sobre Sporting Cristal, Portuguesa y Melgar. En la fase semifinal fueron superados por Gremio y Flamenco

1989

DEPORTIVO TÁCHIRA

Clasifica segundo, por debajo del Bahía. En la siguiente fase, cae goleado ante Sol de América en la ida y remota heroicamente en San Cristóbal. Cae en penales.

1994

MINERVÉN

Aunque avanza apenas como tercero de su grupo, liquida en la segunda fase al Emelec desde los doce pasos. Cae después ante el campeón Vélez. Stalin Rivas fue el goleador de la Copa, con siete tantos.

1999

ESTUDIANTES

Pasó la Prelibertadores y luego quedó segundo en su grupo. Deja en el camino al Emelec  y cae, sorpresivamente, en cuartos ante Cerro Porteño 4-0, luego de un 3-0 en la ida.

2004

DEPORTIVO TÁCHIRA

En segundo de su grupo, sin derrota, y avanza con River Plate. Aplasta al nacional. En cuartos, Sao Paulo les quita el invicto y el chance de avanzar.

2007

CARACAS FC

Pasó a la historia al eliminar en primera ronda a River Plata de Argentina. Una demostración de grandeza. Pasó a  octavos de final donde dejo el cuero ante el Santos de Brasil con quien declinó, pero sin antes dejar una estela gloriosa.

NÚMEROS PARA TODOS LOS GUSTOS
48

Ediciones disputadas de Copa Libertadores desde 1960 (Campeón Peñarol), hasta 2007 (Campeón Boca Junior)

18

Equipos venezolanos que ha participado en la Copa Libertadores desde 1964.

13

Las participaciones del Deportivo Táchira en la historia de Copas Libertadores, es el cuadro local con más participaciones

11

Los goles marcados por Gerson Díaz, es le venezolano con más anotaciones en esta competencia.

Fuente y Datos Históricos: Jesús García Regalado, Edgardo Broker, Alejandro Chacón, Conmebol, Libro: Venezuela en la Copa

SALVADOR SALVADOR 21/02/2009 a las 21:36

UN BREVE RECUENTO DE LA CLA AL CUMPLIRSE SU 50va EDICIÓN:
Estimados amigos del continente: La CLA cumple sus bodas de oro y por ello me permito compartir (con algunos aportes) el siguiente apretado recuento a lo largo de 49 años de competencia escrito por el periodista Julio Calero de la cadena Fox Sports , sea este un motivo para que todos los aficionados a este torneo rememoren sus vivencias que le trajo cada año partido a partido, estoy seguro que muchos asociaran tal o cual suceso de la CLA con algún aspecto importante en su vida. Espero que para la nueva hornada de aficionados, este recuento los motive a conocer algo más de la historia y los lleve a respetar la trayectoria de sus rivales para deponer hinchismos procaces.  

GRANDES EQUIPOS Y JUGADORES DE LA COPA



Durante las 49 ediciones que se han disputado hasta la actualidad de la Copa Libertadores, son muchos los datos históricos que pueden recogerse y que, de seguro, harán recordar a millones de fanáticos de la ‘vieja guardia', épocas pasadas, cuando en su juventud asistieron a los estadios para ver en acción a sus ídolos.

¿Qué fanático de antaño no recuerda los goles o las jugadas elaboradas por hábiles ‘maestros' en el dominio del balón, o las jugadas salvadoras de defensas que evitaron goles en sus portería o los ágiles saltos de los arqueros para contener los balones que amenazaban colarse en sus arcos?

¿Quien no tiene en su memoria, entre otros jugadores, a aquellos que décadas atrás fueron sus ídolos o que jugaban en equipos rivales? Ahí están Pelé, Coutinho, Zico, Toninho, Muller, Raí, Cafú y Palhinha (Brasil), Ladislao Mazurkiewicz, Pedro Rocha, Luis Cubilla, Horacio Troche, Víctor Espárrago, Fernando Morena, Enzo Francéscoli, Rubén Sosa, Hugo De Léon, Ildo Maneiro, Roberto Matosas, Juan Mujica y Julio Montero Castillo (Uruguay), Pedro ‘Perico' León, Teófilo Cubillas, Percy Rojas, Oswaldo Ramírez y Guillermo la Rosa (Perú), Osvaldo Panzutto, José Sanfilippo, Luis Artime, Carlos Bilardo, Óscar Malbernat, Juan Ramón Verón, Francisco Sá, José Omar Pastoriza, Ricardo Bochini y Daniel Bertoni (Argentina), toda una pléyade de grandes futbolistas que serán recordados por siempre.  A ellos se suman Raúl Vicente Amarilla, José Saturnino Cardozo, Rogelio Delgado, Evaristo Isasi y José Luis Chilavert, (Paraguay), Delio ‘Maravilla' Gamboa, Arnoldo Iguarán, Wellington Ortiz, Anthony de Ávila, Leonel Álvarez, Carlos Valderrama, Carlos Estrada y René Higuita (Colombia), Juan Carlos Almada, Carlos Cazzely, Jaime Pizarro, Gabriel Mendoza y Lizardo Garrido (Chile), Alberto Spencer, Jorge Bolaños, Enrique Raymondy, Vicente Lecaro y Polo Carrera (Ecuador), Stalin Rivas (Venezuela), Marco Etcheverry y Erwin Sánchez (Bolivia). Son muchos muchos más pero el espacio no alcanza para nombrarlos a todos.

Estadísticas varias


El primer partido de la Copa Campeones de América fue jugado entre Peñarol (Uruguay) y Jorge Wilstermann (Bolivia) el 19 de abril de 1960. Ganaron los ‘aurinegros' por 7-1.  El primer gol lo anotó el uruguayo Carlos 'Lucho' Borges, mientras el ecuatoriano Alberto Spencer se convirtió en el primer goleador al perforar en cuatro oportunidades la valla boliviana.


El primer campeón fue el equipo uruguayo Peñarol, en 1960, que luego se convirtió en el primer bicampeón al repetir el título en 1961.


Estudiantes de la Plata (Argentina) fue el primer tricampeón, al ganar los campeonatos en 1968, 1969 y 1970.


El club argentino Independiente de Avellaneda no solamente fue el primer campeón de origen argentino, sino que ha sido el único equipo que ganó por cuatro veces consecutivas la Copa al triunfar en los años 1972, 1973, 1974 y 1975.


Estudiantes de la Plata e Independiente de Avellaneda, ambos argentinos, poseen de manera definitiva el trofeo de la Copa Libertadores al haber ganado de manera consecutiva el torneo durante 3 años.


Independiente de Avellaneda es también el club que ha ganado más campeonatos en la historia de la Copa Libertadores: son 7 los títulos conseguidos por los ‘Diablos Rojos' al disputar 7 finales y no perder ninguna.


Cinco equipos han conseguido el título en calidad de invictos, ellos son: Peñarol (1960), Santos (1962), Independiente de Avellaneda (1964), Estudiantes de La Plata (1968 y 1970) y Boca Juniors (1978).


Por su parte, el club argentino River Plate cuenta con el mayor goleador en una edición de la Copa Libertadores, correspondiendo este reconocimiento a Daniel Onega, quien consiguió 17 goles en la temporada de 1966.


El equipo que tuvo la mejor participación en su debut fue Argentinos Juniors, que en la temporada 1985 ganó la Copa la primera vez que participó.


Racing Club, conocido como ‘La Academia', ganó la Copa Libertadores en 1967 y luego se convirtió en el primer equipo argentino que ganó la Copa Intercontinental en dicho año al enfrentarse al Celtic (Escocia), con el que jugó tres partidos. Otro de sus logros es ser el primer equipo que ganó la Supercopa Sudamericana en 1988.


Boca Juniors y Sao Paulo son los equipos que campeonaron logrando goleadas frente a sus rivales en partidos de la gran final.

El primer club del pacífico en acceder a la final fue el Universitario de Lima, ocurrio en 1972 y la perdio ante Independiente de Avellaneda, su ejemplo lo seguirían Colo Colo de Chile, América de Cali y Barcelona de Ecuador.
 
Durante los primeros años la Copa Libertadores fue ganada por equipos de países ubicados hacia el Océano Atlántico, Olimpia de Paraguay fue el primer club de país distinto a Uruguay, Argentina o Brasil en lograr la Copa, ocurrio en 1979 frente a Boca Juniors, hasta que, en 1989, el conjunto colombiano Atlético Nacional conquistó por primera vez el trofeo para los equipos del Océano Pacífico; debieron pasar 30 años para que se rompiera la hegemonía de uruguayos, brasileños, argentinos y paraguayos.  Otros equipos sudamericanos ganadores la Copa Libertadores han sido Colo Colo (Chile) en 1991, Once Caldas (Colombia) en el 2004 y finalmente Liga Deportiva Universitaria (Ecuador) en el 2008.


América de Cali (Colombia) disputó las finales durante 3 ediciones seguidas sin lograr obtener el título. Su participación fue en 1985 ante Argentinos Juniors, en 1986 ante River Plate y en 1987 ante Peñarol.


Cobreloa de Chile disputó dos finales consecutivas, en1981 y 1982 perdiendolas contra Flamengo y Peñarol respectivamente.

La mayor goleada en la historia del campeonato en sus 49 ediciones fue la que le propinó Peñarol, por 11 goles a 2, al equipo venezolano Valencia; la masacre ocurrió el 15 de marzo de 1970.


Peñarol en la historia


El "Carbonero" es el equipo con más participaciones en la Copa, son 37 ediciones en las que el equipo de Montevideo ha estado presente, logrando los títulos en los años 1960, 1961, 1966, 1982 y 1987. Con su próxima participación en la edición de 2009, al volver al certamen tras cinco años de ausencia, el cuadro uruguayo llegará a la número 38.


De las filas del Peñarol salió el goleador histórico de la Copa Libertadores, el ecuatoriano Alberto Spencer, que consiguió 48 goles jugando para el club uruguayo y luego 6 para Barcelona (Ecuador), tras su retiro del balompié ‘charrúa', para lograr un total de 54 anotaciones.  En la primera edición de la Copa Campeones de América, Spencer quedó goleador con 7 anotaciones, título que revalidó con 6 goles al año siguiente, compartiéndolo con el ecuatoriano Enrique Raimondy, del Emelec, y el brasileño Coutinho, del Santos.


Como campeón en las ediciones de 1960 y 1961 Peñarol debió rivalizar con los campeones europeos por la Copa Intercontinental. En la primera edición perdió frente al club español Real Madrid, pero en la segunda, al enfrentar al portugués Benfica, ganó el título, convirtiéndose en el primer equipo sudamericano en lograrlo.


En las alineaciones que presentó en los diferentes campos de juego donde labró su historia, además de Spencer, Peñarol contó con el peruano Juan Joya y los uruguayos Pedro Rocha y Ladislao Mazurkiewicz.


Santos y Pelé


El club brasileño Santos fue el ganador de las ediciones 1962 y 1963, teniendo en sus filas a Edson Arantes do Nascimento, mejor conocido como Pelé, el ‘Rey' del fútbol en el mundo hasta antes de que surgiera el argentino Diego Maradona y le disputara el título, generando un polémica que todavía se mantiene y seguirá por mucho tiempo. Curiosamente Maradona nunca pudo disputar un solo partido en la CLA, a su propio decir ello constituye una de sus mayores frustraciones.


Luego de su debut en el mundial de Suecia en 1958, con apenas 18 años de edad, la figura de Pelé refulgió como una joya preciosa durante la disputa de los torneos sudamericanos e intercontinentales. Junto al ‘Rey' lucieron también otros jugadores como Pepe, Pagao, Coutinho, Dorsal, Zito, Mauro y Gilmar, que hicieron del equipo de Sao Paulo, en la década de los 60, uno de los clubes más grandes, no solo de América sino también del mundo.  En 1962 Santos conquistó la Copa Campeones de América y se convirtió en el primer conjunto brasileño en lograrlo. Para conseguir el trofeo debió jugar 3 partidos en la final con Peñarol; los dos primeros terminaron empatados a cero y en el tercero, jugado en Buenos Aires, se impuso por 3-0, anotando Pele 2 de los goles.


Como campeón de la Copa Campeones de América de 1962, debió enfrentarse por la Copa Intercontinental al club Benfica (Portugal), que contaba como figuras estelares al delantero Eusebio, apodado ‘La Pantera', Mario Colunna, José Aguas y Simoes. Jugando en el estadio Maracaná el primer partido lo ganaron los brasileños por 3-2 y en el de vuelta, jugado en Lisboa, se impusieron nuevamente por 5-2, con 4 goles de Pelé, dejando el equipo brasileño bien sentada su clase y su jerarquía de equipo mundial.


Los ‘Diablos Rojos'


Otro equipo destacado en la historia de la Copa es el argentino Independiente de Avellaneda, que ganó los títulos de 1964, 1965, 1972, 1973, 1974, 1975 y 1984. Entre sus jugadores notables de aquellas épocas de triunfo tuvo en sus filas a Mario Rodríguez goleador en 1964 con 6 anotaciones, años después a la famosa dupla ofensiva conformada por Ricardo Bochini, y Daniel Bertoni, a Eduardo Maglioni, Trossero, Galván y Larrosa, así como al defensor Francisco Sá, quien ganó cuatro títulos con el equipo rojo en 1972, 1973, 1974, 1975, y posteriormente dos más con Boca Juniors en 1977 y 1978, este jugador bien puede obstentar el verdadero título de "Rey de copas".


Definición por penales


A lo largo de las 49 ediciones previas, en 11 oportunidades la definición del campeonato se la ha realizado mediante el cobro de disparos desde el punto penal. La primera ocasión fue en 1977, entre Boca Juniors y Cruzeiro, ganando el cuadro argentino por 5-4 y la última en el 2008, cuando Liga Deportiva Universitaria venció en el estadio Maracaná a Fluminense por 3-1, tras haber empatado en el global.  Las otras definiciones por penales fueron entre: Argentinos Juniors y América de Cali, en 1985; Atlético Nacional y Olimpia, en 1989; São Paulo y Newell's Old Boys, en 1992; Vélez Sarsfield y São Paulo, en 1994; Palmeiras y Deportivo Cali, en 1999; Boca Juniors y Palmeiras, en el 2000; Boca Juniors y Cruz Azul, en el 2001; Olimpia y São Caetano, en el 2002; y Once Caldas con Boca Juniors, en el 2004.


Este ha sido un breve recuento de clubes, jugadores y situaciones que son parte de la historia de la Copa Libertadores, pero es mucho más lo que queda para escribir y para ello se necesitan más hojas y un tintero lleno hasta el borde.

SALVADOR SALVADOR 24/02/2009 a las 03:48

DE LOS VAIVENES DE LA ESTRUCTURA DE LA CLA Y AHORA HASTA PATROCINADORES
Amigos del continente; a lo largo de sus cincuenta años la CLA ha sufrido sustanciales cambios que la han hecho en opinión de unos más atractiva y para otros la han convertido en un producto comercial más que se negocia al mejor postor. Hay que aceptar que a los tiempos presentes con la rígida aplicación de las leyes de la libre empresa el resultado es que  ha hecho que muchas tradiciones de la CLA hayan quedado en la historia.
A continuación un esbozo de dichos cambios a partir de lo posteado en el blog zonasport:

La Copa Libertadores de América, cuyo nombre oficial actual es " Copa Santander Libertadores" por motivos de patrocínio, es la principal competición del futbol entre clubes de América del Sur, organizado por la CONMEBOL - Confederación Sur-Americana de Futbol.  Ya desde 1998, cuando comenzó a ser patrocinada por la empresa japonesa Toyota, acepta también la participación de clubes de México, no obstante ser dicha federación ajena a esta parte del continente. Cuando el grupo empresarial Toyota invirtió en la CLA gano a cambio la franquicia de añadir su nombre a la denominación oficial del torneo, por ello con un contrato de diez años el torneo paso a llamarse "Copa Toyota Libertadores" hasta el 2007. A partir del 2008, mediante una nueva operación de negocios el patrocinador oficial de la competición paso a ser el consorcio empresarial español  Grupo Santander.
Irónicamente hay que decir que originalmente el nombre del torneo propuesto por los dirigentes uruguayos en 1964, era un homenaje a todos aquellos heroes y lideres del continente que de alguna manera  lucharon para librar a las naciones sur americanas del yugo español y portugués, hoy se acepta que alli estan incluidos insignes personajes de nuestra historia tales como: Tupac  Amaru, Don Pedro I, Gervasio Artigas, José de San Martín, Simón Bolívar, Antonio José de Sucre y Bernardo O'Higgins. Con el paso del tiempo se ha convertido en una de las competicionbes de clubes más prestigiosas del mundo conjuntamente a la Liga de Campeones de Europa.

Desde su primera edición en 1960 hasta el 2004, el campeón de la Libertadores se enfrentaba al campeón de la Liga de Campeones de Europa, hasta el año 1979 en partidos de ida y vuelta y en caso necesario un extra en la sede del segundo partido, pero desde 1980 con el antecedente del patrocinio de la empresa japonesa Toyota se llevo a partido único con sede inicialmente en Tokio y luego en otras ciudades japonesas, en lo que era llamado extraoficialmente el campeonato Mundial Interclubes  ó Copa Intercontinental pero siendo oficialmente la Copa Europea/Sur-Americana. Desde el 2005, el campeón de la Libertadores disputa la Copa del Mundo de Clubes, torneo oficializado por la FIFA (FIFA Club World Cup), que reune a los campeones de todos los continentes (uno por cada confederación más un representante japones donde ocurre la sede), lo que a valorizado aun más la conquista del trofeo.

Historia y Estructura de llaves

Hoy se acepta y se ha oficilizado que el antecedente más firme de la CLA ocurrio doce años antes de la primera Copa Libertadores, ya que se efectuo una competición internacional con representantes de siete paises sur americanos, aunque no necesariamente todos eran campeones de su liga. Este fue el llamado Campeonato Sur-Americano de Clubes de 1948, tambien denominado torneo de campeones, jugado bajo el sistema de liga entre febrero y marzo en  Santiago de Chile, el mismo que fue ganado por el club brasileño Vasco da Gama.

La primera copa libertadores en 1960, todavia llamada "Copa de Campeones" fue ganada por el club uruguayo Peñarol de Montevideo. Desde ese año hasta 1965 el torneo bajo la estructura de llaves de dos equipos con eliminación directa, solo era disputado por los clubes campeones de liga de cada país, salvo la doble representación a partir de 1962 cuando se acepto la participación directa del club campeón anterior y por tanto defensor de su título . Con la aceptación de la participación de los subcampeones en la edición de 1966 se adopta la denominación oficial y más democrática de "Copa Libertadores de América" , llegandose a duplicar el número de plazas del torneo.  
Hasta el 2005, 20 equipos diferentes ya han ganado la copa. El club mas exitoso es el club argentino Independiente de Avellaneda, ganador del torneo siete veces, el mismo que incluye un tetracampeonato conseguido entre 1972 y 1975.
Estudiantes de La Plata, de Argentina, se convirtió en el primer club en ganar la copa por tres años consecutivos, a un campeonato logrado jugando regularmente desde la primera fase en 1968, logro seguidamente otros dos, aprovechando que la estructura del torneo le confería la posibilidad de defender su título a partir de las semifinales, donde según los críticos se enfrentaba a rivales ya golpeados y disminuidos por las fases previas , así ocurrio frente a la Universidad Católica de Chile y en la final contra Nacional de Montevideo en 1969 , y contra River Plate  y en la final contra Peñarol de Uruguay en 1970.
Presisamente la estructura instaurada entre 1966 y 1970 preveia la conformación de llaves bi y trinacionales con la clasificación de dos por grupo generalmente entre tres o cuatro grupos por defección de brasileños (66, 67 y 69) y colombianos (66 y 67) y argentinos (69), luego triangulares semifinales como en  1966 que cambiaron a triangulares de cuartos de final y luego dos parejas por las  llaves de semifinales  antes de la gran final como en 1968 y 1969. Este sistema persistió hasta 1970 ante la reiterada no participación de los brasileños.
A partir de 1971 la estructura se simplifica atendiendo a la formación regular de cinco grupos binacionales donde se clasifican solo los campeones de cada uno. A ellos se suma el campeón anterior y con los seis equipos, mediante sorteo u acuerdo se definian dos triangulares en la fase de semifinales, de cada ganador en su grupo triangular salian los dos finalistas de cuyo enfrentamiento en partidos de ida y vuelta (y si era necesario se jugaba un extra en cancha neutral) para dirimir al campeón. Este sistema considerado hasta hoy el más justo y emocionante solo se mantuvo hasta 1987, ya que con el cambio dirigencial a la salida del peruano Teofilo Salinas reemplazado por el paraguayo Nicolás Leoz,y con él la llegada de  la "contaminación" empresarial llevo a la esperpentica estructura del la CLA 1988 considerada hasta hoy, por decir lo menos,  las más curiosa en la historia de la copa.
Un signo más de la "contaminación" empresarial de la CLA es que entre 1989 y 1995 se llego al extremo de clasificar hasta tres equipos en los grupos de cuatro, todo por lograr mayor cantidad de partidos y adquirir mayor prevenda de los derechos de televisión hecho que con la presión mediatica ahora son de propiedad exclusiva de una cadena de televisión por cable, es decir la CLA se ultramediatizó. Incluso ello ahora funciona hasta para los derechos de imagen y de fotografia ya que el medio visual esta ligado a la publicidad estática de los estadios y a la publicidad movil en las camisetas de los clubes participantes, de alli los jugosos contratos que se negocian por vestir a cada club, publicitar en sus casaquillas y la parafernalia que se dá en un hecho antaño tribial,  como el sorteo de los grupos. Todo esto sin contar la mediania del internet y sus diferentes facetas.
Como la estructuración hasta 1995 no bastaba para saciar las exigencias de la TV por cable y del sistema PPV (Pay Per View= Pague Por Ver), se acordó aumentar las plazas ampliando la representación de los paises mas fuertes (y por ende más atractivos) como Argentina y Brasil, la aceptación de la representación mexicana en detrimento del derecho de los venezolanos y la triple representación de los demás paises

Es tal el interes que ha desarrollado la CLA que pese a los años y los cambios anotados las concurrencias han crecido, siendo no obstante el veto a sedes de altura por parte de la FIFA , un hecho positivo que la CLA ahora se juegue en sedes que anteriormente era impensable, además se mantiene viva la rivalidad futbolística entre los paises participantes especialmente entre los de Brasil y de Argentina, los de Uruguay y Argentina, los de Uruguay y Brasil, los de Colombia y de Argentina, los de Peru y de Chile, etc. Los episodios de violencia aunque se han seguido produciendo son raros,  pero sobretodo la presión sobre los clubes y sus jugadores debido a los jugosos premios en juego es enorme. Por ello no debe sorprender que a partir de 1998 hasta el  2007, la Copa Libertadores de América como cualquier otro negocio rentable fuese patrocinada por la Toyota Motor Corporation, es por eso que el nombre oficial con logotipo y todo, en ese periodo fue "Copa Toyota Libertadores".

Otro signo de la "contaminación empresarial" es que como se sabe, en sus primeros años, solo participaban (o mejor, tenian derecho a participar)  los campeones nacionales de las 10 naciones sur americanas, pero una vez que los subcampeones fueron admitidos a mediados de los 60 y posteriormente se acepto la triple representación y ahora hasta de cinco clubes de paises como Argentina y Brasil mas la participación mexicana, la competición acabo aumentando para 21, 32, 36 y ahora ahora 38 equipos. Muchos críticos de la vieja guardia ahora indican que por la ingente cantidad de partidos a disputarse, se le ha quitado a la CLA la calidad y brillo que antaño se observaba. 

Classificación

Siendo cada vez mayor el atractivo económico (mas aún que el de la gloria futbolística) pues se llega pagar hasta un cuarto de millón de dolares por la sola inscripción del club. Ante una participación en la CLA la forma de clasificar a ella no podia estar excenta de vaivenes y manejos caprichosos. Asi la forma  forma de clasificación para la competición que estaba generalmente basada en los resultados de un único campeonato liguero tal como el modelo de la primigenia Liga de campeones de Europa, poco apoco se ha ido haciendo más complejo con la creación de los llamados torneos nacionales de apertura y de clausura, más las llamadas liguillas de clasificación, manejos que muchas veces dejaron de lado las justas aspiraciones de los llamados clubes chicos, baste como ejemplo lo sucedido en 1969 al Chacarita Junior de Argentina. Desde 1990 la mayoria de federaciones crearon sus torneos apertura y clausura más otros torneos propios independientes de los campeonatos nacionales propiamente dichos para asignar una de las plazas para la CLA, casos emblemáticos se han visto en Uruguay (liguilla pre-libertadores desde 1974), Brasil (Copa Brasil entre 1959 - 1967 y su versión renovada desde 1989) , Argentina (Nacional y Metropolitano en la decada del 70 y los desfasados torneos apertura y clausura desde los 90) y ultimamente en Mèxico (torneos interligas desde el 2004 por fuera de su torneo oficial) y ahora además componiendo extrañas reglas de promedios y de porcentajes que solo confunden al hincha común y corriente. Y es que dichas reglas tienen un transfondo de favoristismo hacia los clubes más atractivos de cada medio, pues como ya lo había anticipado Franz Beckembauer se tiende a favorecer la participación de aquellos clubes economicamente más poderosos y a la vez mediaticos. 

En la misma Copa Libertadores ahora se ha instaurado una fase preliminar en la cual un número de clubes, actualmente 12, son emparejados en series del sistema llamado "muerte súbita". Los seis sobrevivientes se unen a los clubes restantes en los grupos de primera fase de cuatro equipos ya dispuestos anteriormente por sorteos, a todas luces dirigidos aunque se diga lo contrario. 
Los equipos de los grupos de primera fase juegan entre si bajo el sistema de cuadrangular con partidos de ida y vuelta, los dos mejores de cada grupo se clasifican para la siguiente fase en la que el de mejor campaña enfrenta a un segundo colocado en otro grupo de numeral equidistante, en tanto que el segundo mejor colocado en la tabla general se enfrenta al peor colocado y asi por el estilo se arman hasta diez y seis llaves. Esta ronda de enfrentamientos tambien es bajo el sistema de parejas y "muerte súbita" desde los llamados octavos de final, cuartos de final semifinales y finales, sin existir posibilidad de tercer partido al convalidarse la doble validez de los goles de visita o por lanzamientos de penal, en caso de igualdad absoluta, al cabo del segundo partido. 
Entre 1960 y 1987 los campeones  de la edición anterior no entraban a la competencia hasta la fase semifinal, no obstante creyendose que se les hacia facil la retención del título, a partir de 1988 hasta 1999 el campeón de la edición anterior  paso a ingresar en la tercera fase desde ese mal hadado torneo, excepción de Colo Colo en 1991 que por razones económicas integro el grupo de primera fase. Recien desde la edición del 2000, se reglamentó que el campeón del año anterior pase a disputar la copa desde la fase de grupos, precisando obtener su clasificación para la segunda fase, tal como los demas participantes.
Una regla que se adopto para la nación con el campeón anterior es que los equipos de peor clasificación en cada país , más el segundo peor clasificado de la nación del campeón del año anterior entran  a la fase preliminar y cuyos vencedores se unen a los otros 26 equipos en las llaves principales.

Esperando haber sido claro, agradeceré comentarios u aclaraciones a lo vertido. Hasta pronto.

En México uno de los dos representantes a la Libertadores es el ganador de un juego realizado entre los campeones del Torneo Apertura y del Clausura del país. En Brasil, entre los años de 2000 al 2002, una de las plazas se quedaba con el campeón de la Copa de los Campeones interestaduales, competición oficial de la CBF, actualmente no más disputada y reemplazada por el "Brasileirao".

SALVADOR SALVADOR 25/02/2009 a las 21:17

CORRECCIÓN: En el recuento de los triunfos a domicilio de equipos venezolanos el partido que gano Portuguesa en Lima por la CLA 1977,  fue contra Sport Boys con marcador 2-1 y no contra Unión Huaral con el que había empatado 1-1.
Lo curioso del grupo V aquel año entre peruanos y venezolanos es que después de los partidos connacionales de inauguración, por acuerdos dirigenciales correspondió al campeón venezolano Portuguesa visitar Perú, lo cual rompia el esquema de fechas donde se consignaba que de inicio las visitas debia realizarlas el club subcampeón (en este caso Estudiantes de Merida) y enfrentar primero al subcampeón rival y posteriormente al campeón. Este esquema se daba incluso para casos de realizarse dobletes en el país sede

SALVADOR SALVADOR 12/03/2009 a las 17:30

CORRECCION: En el artículo recuento de 50 años de la CLA, equivocadamente se indica que la final Santos-Peñarol de 1962 en los partidos de ida y vuelta, hubo empates a cero goles . Lo exacto es que en el primer partido jugado en Montevideo Santos logró una victoria 2-1, calificada de "sorpresiva" por los uruguayos, lo que demuestra el exceso de confianza con que se afrontó dicho partido, más advertidos de la potencialidad "Santista" aún sin Pelé, el partido revancha en Vila Belmiro terminó en un escándalo mayúsculo al referirse que por amenazas y falta de garantías el cotejo se "desnaturalizó" oficialmente después que los aurinegros se habián puesto en ganancia de 3-2 (hubo reiteradas agresiones al árbitro, jueces y jugadores con botellazos y hasta se refieren no muy veladas amenazas de muerte con armas de fuego), el posterior gol de Pepe que daba el 3-3 y el título a los brasileños (los jugadores y el público local celebraron a rabiar y se retiraron creyendo al Santos ya campeón), no fue tomado en cuenta para fines oficiales , asi lo consigno el árbitro Robles en su informe y cuando los brasileños se sintieron "burlados y despojados" se sucedieron una serie de asperos dimes y diretes con la consiguiente rebeldia brasileña a jugar el partido extra en el termino de 72 horas tal como estipulaba el reglamento. Finalmente una semana mas tarde, en reunión de consultas del comite ejecutivo y del comité de justicia de la CSF con los delegados de cada club se resolvió que el partido debía jugarse antes de finalizar el mes de agosto, finalmente Santos acepto jugar el día 30 en el estadio de River Plate escogido por su magnífica cancha y a que tomaron en cuenta que la rivalidad argentino-uruguaya es más fuerte que la argentino-brasileña, y  dando tiempo a que Pelé se rehabilitara de una lesión contraída durante el mundial de Chile. El cálculo brasileño fue corrécto pues Pelé encoraginado por lo que le habían hecho a su club (había un sentimiento de hacerse justicia), desplego toda la gama de su futbol fantástico para definir genialmente ese partido con dos goles y contribuir al lapidario 3-0 con que los "albos santistas" arrebataron el título a los "mirasoles".  
Esta nota también corresponde a aquellos resultados que se discutieron en mesa a través de la historia de la CLA. 

SALVADOR SALVADOR 12/03/2009 a las 18:33

Saludos a todos.  Esta pregunta va para el  Sr.  Jose Carluccio.   El trofeo de la Copa Libertadores pasa de campeon a campeon en las diferentes ediciones o se queda con algun club despues de haberlo ganado ? Agradeciendole su atencion y comprension me despido atentamente.

echamuni echamuni 18/04/2009 a las 10:13

LA COPA ROTA:
No, no es referente a un viejo bolero sino que en la historia de la CLA ocurrió durante los locos festejos de la consagración del Once Caldas en el 2004, nada menos que ante el linajudo Boca Juniors, aparte del mal comportamiento de los equipistas argentinos de no recibir su medalla de plata y por ende dejar de agazajar a sus vencedores, esta edición quedo marcada cuando el viejo trofeo, otrora haber pasado de año en año en mano de gloriosos jugadores, termino hecho pedazos y en propiedad de los fanáticos que de imediato le hecharon mano para sus souvenirs, la historia de como esa copa rota, a partir de ingeniosos orfebres chilenos volvio con renovado brillo a continuación:


¡¡La Copa, la Copa, se mira y no se toca!! Este gritito acerca de la Copa Libertadores, los chilenos llevaban casi quince años mamándoselo.


Pero una empresa criolla rompió la yeta y la tocó como quiso. Se trata de Alzaimagen, en cuya casa central de Quinta Normal se confeccionó el trofeo más importante de América.


La historia


La Copa llegó a Chile en noviembre del año 2004 y se trabajó un mes en su reparación. Yasna Rojas, gerente de ventas que está en la empresa desde principios de los noventa, contó que "trabajamos con la Conmebol desde hace muchos años todo tipo de trofeos y medallas. Por eso nos llamó Nicolás Leoz para decirnos que arregláramos la Copa Libertadores, que llegó en un baúl. Estaba toda desarmada y con varias piezas menos. Le faltaba el jugador que va arriba y mandaron uno mula que no era. Las orejas tampoco estaban. Apenas servían la base de madera y el soporte que une la parte de arriba y la de abajo".


Todo este desastre ocurrió cuando Once Caldas salió campeón del certamen, en julio del 2004, pues mientras daban la vuelta olímpica la Copa se le cayó al delantero colombiano Henry Alcázar y se hizo pebre (pedazos). Ahí varios hinchas que hacián el cortejo se avivaron y se pelaron  (sustrajeron) todo lo que encontraron.


De paquete


Yasna contó que "la Copa la hicimos casi toda de nuevo y el material es pura plata. Venía llena de abollones y hasta ¡marcas de estoperoles! tenía. Desde que Colo Colo la ganó que no se retocaba". Pero con su trabajo hasta lustradita la dejaron.


Además, contó detalles de las placas de los equipos campeones. "Cada equipo las hace a su gusto. Boca Juniors manda a hacer placas de oro de 18 kilates, mientras que la de Colo Colo parece que era de bronce. Y la insignia de su placa se salió".


Yasna también contó que "les hicimos una réplica original de la Copa a Boca, a River Plate y al Museo del Fútbol Uruguayo. Para eso estuvieron mucho tiempo pidiendo la autorización de la Conmebol, la que finalmente accedió".

Hoy el trofeo de la copa libertadores luce renovado, con pedestal nuevo y ya se piensa como sustituir la base de madera una vez que los entorchados terminen de cubrirla.

SALVADOR SALVADOR 02/05/2009 a las 02:19

A 50 AÑOS DEL PRIMER PARTIDO DE LA CLA SURGE LA HISTORIA DE SU ORIGEN
Estimados amigos del continente: De la pluma del periodista uruguayo Atilio Garrido de su gran reportaje "Yo fuí testigo de aquel 19 de abril de 1960" publicado en la la web Tenfieldigital.com y con algunos aportes, reposteo una serie de crónicas dedicadas a los oscuros orígenes de la CLA. 
A través de los mismos se desmitifican muchas historias en base a una pródiga revisión documentaria, ensayos periodísticos de la época y de testimonios de algunos referentes directos, siempre en busca de arrojar luces sobre la verdad histórica de los hechos. A continuación la primera entrega : 


NOTA 1: YO FUI TESTIGO AQUEL 19 DE ABRIL DE 1960


50 años del 1er. partido de la Libertadores


Cr. Gastón Guelfi, presidente de Peñarol 1958-1973


El domingo 19 de abril se cumplen, exactamente, 50 años del primer partido disputado en la historia de la Copa Libertadores de América. A partir de hoy y notas sucesivas, Atilio Garrido, recorre la historia de aquel suceso que presenció en el Estadio Centenario.


Escribe: Atilio Garrido                                                garrido@tenfieldigital.com


Los dirigentes del fútbol de Chile fueron los ideólogos de la disputa del Campeonato de Clubes Campeones Sudamericanos. Así llamaron al torneo cuando presentaron, en una reunión celebrada en 1958 -no en un Congreso de la CSF-con asistencia del Presidente, el brasileño Prof. José Ramos de Freitas. La propuesta fue apoyada por Argentina y Brasil pero contó con la oposición de Uruguay, país que en aquel momento aún tenía una preeminencia trascendente en la toma de decisiones de la Confederación, compartiendo el poder político continental con Argentina. Brasil recién había conquistado su primer Copa del Mundo. No ocupaba, aún, el lugar de privilegio y de rotundo peso que hoy ostenta. La aparición de un dirigente entonces joven, que desempeñaba el cargo de Presidente de la CBD, cambiaría la historia. Era Joao Havelange.


La oposición de Uruguay se basaba en que "la competencia que se promueve atentará contra el interés y la disputa de los Campeonatos Sudamericanos de Selecciones". Es más, desde comienzos de 1957, Argentina con el apoyo de Brasil, había planteado la modificación del reglamento de disputa de esos torneos de selecciones para que pasaran a disputarse cada cuatro años y no cada dos. Uruguay se opuso tenazmente al planteo que quedó en "carpeta" y figuraba en el temario de cada reunión. La posición oriental trataba de defender la historia. De nuestro país había sido la idea de los torneos continentales donde se disputaba la Copa América desde 1917, y de la creación de la propia CSF. En ese entonces los Sudamericanos se disputaban cada dos años y se estaba considerando en los Congresos de Santiago (1958) y Buenos Aires (1959), un proyecto llevarlos a cabo cada cuatro años, modificación a la que también se oponía la AUF.


En febrero de 1959 los chilenos insisten con su idea y el 5 de marzo de 1959, en el Congreso de la CSF realizado en Buenos Aires coincidiendo con la disputa del Campeonato Sudamericano de Selecciones, donde estaba en juego la Copa América, se avanzó en la propuesta de los chilenos sobre el torneo de clubes campeones. Se aprobó el informe de la Comisión de Asuntos Internacionales proponiendo la creación de un Campeonato de Campeones de los países de América del Sur. La delegación oriental estaba presidida por Saturno González (Neutral de la AUF), Washington Cataldi (Peñarol), Juan Barbaruk (Liverpool) y Dr. Justino Carrere Sapriza (Rampla Jrs.), votó en forma contraria manteniendo su postura ya expresada anteriormente. La resolución favorable era una aspiración. Faltaba lo más importante: hacerla realidad, bajarla a tierra, confeccionar su reglamento, establecer las condiciones económicas. Se requería un gran trabajo de coordinación -más aún en aquellos tiempos de comunicaciones tan precarias y viajes aéreos aún no masificados-para poner en marcha el certamen.


En ese mismo Congreso de Buenos Aires (1959) los países eligieron al uruguayo Fermín Sorhueta para presidir la CSF cuya sede, tal como ocurría en aquel entonces, pasó a establecerse en el local de la AUF. Es posible -aunque no figura en ningún documento de prensa y hoy ya no vive ninguno de aquellos dirigentes-que el acuerdo que permitió ungir a Sorhueta como conductor de la CSF sustituyendo al brasileño Prof. José Ramos de Freitas, surgiera de una negociación entre Argentina (acompañado por Brasil cuya influencia política comenzaba a crecer en América) y Uruguay. Es decir los países que, por entonces, manejaban la CSF.


¿Cuál habría sido el "paquete" negociado. La variante de la postura de Uruguay que incluía la aceptación de la creación de la Libertadores y que los Sudamericanos de Selecciones fueran disputados cada cuatro años, en lugar de cada dos años que era la norma, a cambio de la presidencia del organismo. Además nuestro país prestaba conformidad a otro planteo surgido en Buenos Aires para poner en marcha a partir de 1960 la disputa de la Copa del Atlántico entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. A esta ponencia se opusieron los países del Pacífico.


La realidad inmediata confirma nuestra conjetura. Ungido Fermín Sorhueta presidente de a CSF, puso todo su impulso para que el Campeonato Sudamericano de Campeones fuera realidad. Los dos asesores oficiales de la Confederación, los orientales Celestino Mibelli (el legendario dirigente que había tenido trascendencia en la fundación de la CSF, hombre de confianza de Héctor R. Gómez y ahora Gerente de la AUF) y el joven Raúl Lastra, se encargaron del tema. Durante 1959 convocaron a dos reuniones que se llevaron a cabo en Venezuela, Chile y Ecuador. De esos encuentros existe abundante información en la prensa. De ellas surgieron dos conclusiones positivas. La primera que se otorgó plazo hasta diciembre de ese año 1959 para que las Federaciones que estuvieran dispuestas a participar, anotaran en la CSF a sus clubes campeones, estableciéndose que con el número mínimo de cuatro inscriptos, el torneo se iniciaba en 1960. La segunda: se creó una Comisión Organizadora con amplios poderes para tomar decisiones sobre temas urgentes, inclusive cuando el torneo se iniciara, integrada por el Presidente de la CSF y de la AUF (Fermín Sorhueta), el Secretario (Lydio Quevedo de Paraguay) y Tesorero (Eduardo de Castro de Colombia) de la CSF.


En esta actividad, a partir del cambio de postura de Uruguay, sobresalió la tarea de Washington Cataldi, delegado de Peñarol que había integrado la delegación en el Congreso de Buenos Aires donde Uruguay votó negativamente. ¿Qué había cambiado? Sin duda el hecho de que ahora la CSF estaba en manos de un compatriota, Fermín Sorhueta, y bajo su mandato se ponía en marcha este nuevo certamen, fue la primera variante. La segunda se originaba en la competencia interna. Peñarol -cuya conducción tomaron en enero de 1958 los jóvenes dirigentes Cr. Gastón Guelfi en la presidencia y el propio Cataldi en la delegación, apuntalados en la vicepresidencia por el experimentado Fernando Parrabere-había logrado revertir la hegemonía impuesta por Nacional en el trienio 1955/57. Los aurinegros conquistaron el Campeonato Uruguayo de 1958 y marchaban cómodamente al frente en el torneo de ese año por lo que daban por descontado su clasificación para la nueva competencia. Fue así que en medio del descreimiento de la mayoría sobre el éxito del futuro torneo continental, Cataldi advirtió la trascendencia que con el tiempo iba a adquirir el certamen -lo mismo ocurrió con el Dr. Enrique Buero en 1930 con la primera Copa del Mundo-y volcó todo su entusiasmo para apoyarlo.


Por este motivo, durante muchas décadas hasta la aparición en el presente año de la agenda de Tenfield, recordando el hecho en un artículo con nuestra firma poniendo las cosas en su lugar, Washington Cataldi se abrogó para sí el mérito de ser el ideólogo de la Copa. A tanto llegó esto que al cumplirse los 40 años del torneo, en el Libro Oficial publicado por la CSF, en el comienzo ("Haciendo historia", pag. 11 y 12) se escribió: "El primer campeón fue Peñarol de Montevideo. Justamente su presidente, Washington Cataldi, explicaba años después: ‘La historia de la Copa Libertadores es muy conocida por todos. Hemos sido precursores, junto con otros dirigentes de Sudamérica, para ponerla en marcha primero (1960) y para agregar más tarde a los subcampeones (1966). Se dijo entonces que se trataba de una maniobra destinada a asegurar la presencia de los dos grandes del fútbol uruguayo. Algo de eso es cierto. Pero no el único fundamento. Yo me encargué personalmente de recorrer los países sudamericanos para demostrarles a todos qe para una mayor vivencia de la Copa era mejor jugarla con veinte equipos en lugar de diez. La historia me ha dado la razón".


La vedad histórica que ya expusimos a comienzo de año en la agenda de Tenfield S.A. y que hoy ratificamos, es una sola. La Copa Libertadores de América es una idea de los dirigentes de Chile, planteada en 1958 cuando el Presidente de la CSF era el brasileño, Prof. José Ramos de Freitas. Fue apoyada decididamente por Argentina y Brasil encontrando la firme oposición de Uruguay. A partir del momento en que es nombrado el oriental Fermín Sorhueta como Presidente de la CSF (Congreso de marzo de 1959 en Buenos Aires) la AUF cambia sustancialmente su posición y sus hombres más encumbrados (Sorhueta, Mibelli, Lastra y Cataldi) trabajan en la sede de la CSF en Montevideo para concretar en los hechos, la resolución del 5 de marzo de 1959 por la que -con el voto contrario de Uruguay-se decidió crear el Campeonato Sudamericano de Campeones.


NOTA ANEXA: Hace exactamente 50 años nacía la Copa Libertadores de América                                                                                                      04 / 03 / 2009


El Dr. Hassel Aguilar Sosa era el presidente de la Liga Paraguaya de Fútbol en ese entonces y participó del Congreso que aprobó la Copa (Foto: Gerardo Villalba).


Este jueves 5 de marzo se cumplirá un aniversario muy especial, de altísima trascendencia para el fútbol sudamericano: la aprobación, hace exactamente medio siglo, de la disputa de la Copa Libertadores de América. Fue el punto de partida, el nacimiento mismo del más grande torneo de clubes del continente, orgullo de nuestro fútbol y que ha echado profundas raíces en nuestra cultura popular.


El acto fundacional de la Copa tuvo lugar en el 30º Congreso Ordinario de la CONMEBOL, celebrado en Buenos Aires, en el marco de la disputa de la 26a. Copa América. Reunidos en el salón de actos de la Asociación del Fútbol Argentino, los dirigentes sudamericanos dieron el visto bueno al proyecto del "Campeonato de Campeones", presentado por Chile y Brasil. Fue el punto de partida, el nacimento formal de la Copa Libertadores de América. Al año siguiente, en 1960, se llevó a cabo la primera edición, en la que se consagró campeón Peñarol.


Decisivo aporte de chilenos y brasileños


Como ya fue mencionado, Chile y Brasil fueron los impulsores del torneo continental. La idea tenía un antecedente muy concreto: en 1948, Colo Colo, a través de su esclarecido dirigente Róbinson Marín, organizó con enorme suceso un magnífico torneo de Campeones de América, en el que participaron los coronados de cada país de 1947: el club del cacique, Vasco da Gama (Brasil, a la postre, campeón), River Plate (Argentina), Nacional (Uruguay), Emelec (Ecuador), Deportivo Municipal (Perú) y Litoral (Bolivia).


Los primeros enfrentamientos internacionales entre clubes en Sudamérica habían nacido en el Río de la Plata junto con el siglo 20. Argentinos y uruguayos dieron comienzo en el año 1900 a la disputa de la Copa Competencia, entre los clubes de ambas naciones. En 1905 se agregó la Copa de Honor Cusenier y en 1916 se puso en juego la Copa Aldao entre los campeones de ambas márgenes del Plata, siendo Nacional de Montevideo el primer ganador, tras imponerse a Racing Club.


Tras el Congreso de la CONMEBOL de 1958 en Río de Janeiro, se comenzó a trabajar en el proyecto de un torneo entre los campeones sudamericanos, similar al que desde 1955 se disputaba en Europa. Incluso la propia UEFA apoyó la instauración de una contienda entre clubes en América del Sur, ello con la intención de enfrentar anualmente a los vencedores de ambas confederaciones (la Copa Intercontinental).


Finalmente el proyecto de la Copa Libertadores fue presentado a la CONMEBOL y, como punto nº 3 del Orden del Día, se sometió su aprobación al Congreso. La moción recibió el apoyo de amplia mayoría, con el voto contrario de Uruguay (paradoja del destino), y fue aprobada. Esa fue la última obra de gobierno del brasileño José Ramos de Freitas como presidente de la CONMEBOL, quien tras ese acto cedió su cargo al nuevo presidente electo, el uruguayo Fermín Sorhueta.


Aguilar Sosa: "Fuimos con la instrucción de aprobar la propuesta"


El Dr. Hassel Aguilar Sosa era el presidente de la Liga Paraguaya de Fútbol en ese entonces, y fue uno de los delegados presentes en el 30º Congreso. Con sólo 30 años, fue el más joven en ocupar el máximo cargo del fútbol guaraní. Además, era el vicepresidente de Cerro Porteño. Hoy, a los 81 años y con una lucidez que impresiona, rememora aquellas sesiones en la capital argentina.


-Asistí al Congreso como delegado por Paraguay junto a Francisco Sosa Jovellanos, dirigente de Nacional y Eduardo Delpino, de River Plate, ambos de Asunción. El Congreso se hizo en la AFA y el recinto estaba repleto, repleto, pues vinieron cantidades de dirigentes de todos los países, no faltó nadie. Era toda gente de primera, muy preparada, y las deliberaciones tenían alto valor.


Detalle de la noticia sobre el 30º Congreso de la CONMEBOL y el detallado temario a debatir, publicado por el diario argentino Clarín, el 5 de marzo de 1959. Nótese que el 3er punto es la propuesta de un "campeonato de campeones". (Foto: Martín Barraza).


-Chile presentó la propuesta, que se aprobó. El único país en desacuerdo fue Uruguay. Yo conversé mucho entonces con el Dr. Juan Carlos Bracco, representante de Nacional, y con Washington Cataldi, de Peñarol. Dos queridos amigos, gente de enorme categoría. Ellos se oponían porque entendían que el nuevo torneo restaría totalmente interés al Campeonato Sudamericano (Copa América), que se jugaba cada dos años. Pero la propuesta prosperó igual y al año siguiente ya se empezó a jugar.


-Nosotros fuimos con la instrucción precisa del Consejo de Administración de la Liga Paraguaya de aprobar la propuesta. Esto, en realidad, venía desde Europa. Ellos ya habían comenzado a jugar la Copa de Clubes Campeones y sugirieron que Sudamérica hiciera un torneo similar para luego enfrentarse los ganadores continentales.


Los delegados que acudieron al 30º Congreso fueron los siguientes: Gerardo González, Manuel A. Galmés y Manuel Rico Rey (Argentina); Óscar Palacios Cors, Adrián Blondol y Antonio Salazar Soriano (Bolivia); Luis Murger, Abilio Ferreyra D'Almeida y Abrahin Debet (Brasil); Antonio Losada y Carlos Novoa Zurita (Chile); Guillermo Castro y Antonio Retil (Colombia); Federico Muñoz Medina (Ecuador); Hassel Aguilar Sosa, Eduardo Delpino y Francisco Sosa Jovellanos (Paraguay); Nicanor Arteaga y Jorge Góngora (Perú); Saturno González, Juan Barbaruk y Washington Cataldi (Uruguay); Mario Piñadaza (Venezuela).


No obstante, muchos dirigentes más asistieron al cónclave, pues dos días después daría comienzo la Copa América en Buenos Aires, la cual había concitado notable interés.


El sueño hecho realidad en 1960


Tras el puntapié dado en Buenos Aires, todavía restaban por definirse numerosas cuestiones organizativas, redactar un reglamento y bautizar al torneo. Luego de varias reuniones se acordó que intervendrían los campeones de cada país y que, ante la negativa del campeón a participar, el subcampeón lo reemplazaría. También se había decidido llevar a cabo la primera edición si un mínimo de cuatro equipos confirmaban su asistencia. Y finalmente, algo muy importante: se resolvió darle a la competición el nombre de "Libertadores de América" en homenaje a los héroes independentistas de América del Sur.


El 19 de abril de 1960 se jugó el primer partido de la historia: Peñarol 7 - Jorge Wilstermann 1. Pese a aquella negativa uruguaya, quiso el azar del calendario que la Copa comenzara en Montevideo y el destino que el primer campeón resultara un club oriental.


Posteriormente, en 1964, a iniciativa del reconocido directivo de Peñarol, Washington Cataldi, se aprobó que intervinieran en la Copa los subcampeones de cada país, con lo cual el número se elevó a 20 competidores, dándole al torneo un brillo mayor.
Pero el capítulo inicial de esta historia esplendorosa había sido dado el 5 de marzo de 1959. A aquellos iluminados conductores les debemos tan bello presente.


Entrevista: Jorge Barraza

SALVADOR SALVADOR 03/05/2009 a las 23:15

NOTA 2: YO FUI TESTIGO AQUEL 19 DE ABRIL DE 1960


Nace la Copa en reunión clave en Montevideo


Una negociación entre Argentina, apoyada por Brasil, y Uruguay, aprobó "un paquete". A cambio de ungir Presidente de la CSF al oriental Fermín Sorhueta, la AUF apoyó la creación de la Libertadores y la modificación de los Sudamericanos de Selecciones.


Escribe: Atilio Garrido                                                                                         garrido@tenfieldigital.com


En aquel marzo de 1959 la CSF que pasó a presidir el oriental Fermín Sorhueta, estaba embarcada en varios temas. Se le había otorgado a Uruguay la sede para realizar el 3er. Campeonato Sudamericano Juvenil con fecha de inicio para el 23 de marzo de 1960 en Montevideo. A su vez se consideraba la realización de la 1ª. Copa del Atlántico, disputada en partidos de ida y vuelta por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, estudiándose la posibilidad de su inicio para junio de 1960. Asimismo seguía "en carpeta", sin definición, la propuesta de Argentina y Brasil para modificar la realización cada dos años del Campeonato Sudamericano. Se planteaba efectuarlos cada cuatro años e incluso con una eliminatoria previa de los países del Pacífico para que llegarán a la sede final de disputa del torneo, cuatro países. Con esto se buscaba disminuir gastos por los déficit que se generaban al albergar durante un mes a todos los países en una sola sede. Cabe recordar que el único ingreso de entonces consistía en el producido por la venta de entradas. A esto se oponía Uruguay y su posición, en lo formal salió triunfante: en el Congreso de Guayaquil, coincidiendo con el Campeonato Sudamericano Extraordinario (diciembre de 1959) se le otorgó a Bolivia la sede para organizar el XVII Campeonato Sudamericano de Fútbol a comienzos de 1961. Se mantenía la frecuencia de disputa cada dos años.


Sin embargo, en los hechos, la alianza de poder que ya comenzaban a consolidar


Argentina y Brasil se impuso, dando razón a nuestra investigación sobre la existencia de un pacto negociado "en paquete" que permitió al uruguayo Sorhueta convertirse en presidente de la CSF.


¿Cuál es otra de las pruebas de lo que afirmamos? El Sudamericano en Bolivia se llevó a cabo en 1963 o sea a cuatro años del último realizado en 1959. El siguiente se disputó en Montevideo en 1967 (cada cuatro años) y a partir de entonces se hizo realidad lo que habían anunciado los delegados uruguayos en marzo de 1959 al votar en contra de la creación de la Copa Libertadores: "el nuevo torneo competirá con los Sudamericanos de Selecciones que perderán vigencia". Los Campeonatos Sudamericanos dejaron de tener interés, las Asociaciones no se ocuparon más de él y perdió vigencia. Volvieron a disputarse gracias a la insistencia y el tesón del dirigente oriental Eduardo Rocca Couture, a partir del momento que ingresó como Tesorero de la CSF, planteando decididamente que la Confederación volviera a poner en marcha el torneo de Selecciones que había dado vida al propio organismo en 1916. Así, no sin mucho esfuerzo y después de librar varias batallas, el Campeonato Sudamericano volvió a disputarse a partir de 1975 (habían pasado ocho años del último) con un nuevo reglamento que permitió su retorno. Primero: se determinó, ahora oficialmente, que se llevarían a cabo cada cuatro años. Segundo: se modificó su forma de disputa. Los países se dividieron en grupos y pasó a ser disputado con el sistema de Copa (ida y vuelta).


De esta manera se llevaron a cabo los torneos de 1975 (Campeón Perú), 1979 (Campeón Paraguay) y 1983 (Campeón Uruguay). En 1986 asumió la presidencia de la CSF el Dr. Nicolás Leóz con el apoyo del Dr. Joao Havelange, por entonces presidente de FIFA. Esa alianza le imprimió a la CSF un vuelco total y una dinámica moderna buscando tiempo y lugar para que se llevaran a cabo todas las actividades programadas. De esta manera, con el apoyo de la empresa brasileña Traffic, a partir de 1987 la Copa América volvió a su formato original disputándose en una sola sede, tal como había sido su origen. Pero ésta es otra historia. Volvamos a la Copa Libertadores de América.


En el ya aludido Congreso de Guayaquil (8 de diciembre de 1959), el delegado de Chile, Vasco Sepúlveda, reiteró "que su país está particularmente interesado en ratificar la resolución que crea el Campeonato de Campeones, para el cual ya existe acuerdo en principio y que se proyecta disputar anualmente con la participación de los equipos campeones de los 10 países miembros de la Confederación Sudamericana". Dado que Sepúlveda había llegado tarde y no participó de las reuniones previas del Congreso, como respuesta se puso en sus manos el proyecto definitivo de reglamento que se había confeccionado y distribuido a los delegados, para que fuera estudiado por cada país a efectos de celebrar una reunión a comienzos de 1960 para adoptar la resolución definitiva.


Tal como se había establecido en el Congreso de Buenos Aires (marzo de 1959), al culminar el mes de diciembre se recibieron en la sede de la CSF en Montevideo, las confirmaciones correspondientes de ocho Asociaciones que anotaban a sus Campeones de 1959 para el Campeonato Sudamericano de Campeones a ser disputado en 1960. Fue entonces que el Presidente de la CSF, Fermín Sorhueta, en acuerdo con sus compañeros de la Comisión Organizadora, convocó para el 15 de febrero, a las ocho Federaciones y a los delegados de los clubes campeones que éstas habían inscripto para el nuevo torneo. Ecuador y Venezuela no registraron su anotación.


Al arribar los dirigentes a Montevideo, el Presidente de la CBD, Dr. Joao Havelange, informó que un reciente viaje a Europa, en reunión con las autoridades de la UEFA, éstas le habían hecho llegar su aspiración para que, buscando ampliar las competiciones con América del Sur, anualmente se enfrentaran el Campeón de Europa con su similar de América por la que, denominarían, Copa Intercontinental con partidos de ida y vuelta en cada continente.


En la reunión se resolvió poner en marcha el torneo, aprobar el reglamento que contenía la forma de disputa y las condiciones económicas, y establecer el calendario para hacer coincidir su finalización con la Copa de Europa, ya que se aceptó la propuesta de la UEFA transmitida por el Dr. Havelange. Además se dispuso tributar un homenaje a los héroes continentales, denominando Copa Libertadores de América, a la nueva competencia.


El reglamento contenía claras y novedosas determinaciones. Establecía que "si por cualquier circunstancia el Campeón no podía actuar, la Federación podría inscribir al vicecampeón". Aseguraba que "el mínimo de Federaciones anotadas será la de cuatro para poder realizarse el torneo, efectuándose todos los años antes del 15 de febrero, en el país sede de la Presidencia de la CSF, la reunión donde se sortearán las parejas del fixture". Determinaba que la "Comisión Organizadora, integrada por tres miembros del Comité Ejecutivo de la CSF, tiene la misión de resolver cuanto problema pueda plantearse". En cuanto a la forma de disputa de la competencia preveía que el torneo sería por eliminación "conformándose parejas de dos partidos con régimen de local y visitante. En la ronda preliminar, en caso de existir empate el club clasificado surgía por goal-average (éste era el sistema utilizado -división de los goles a favor por los tantos en contra-cuando no existía el actual mecanismo de la diferencia de goles) o por sorteo. En las semifinales y finales, en caso de existir igualdad debía disputarse un tercer partido en campo neutral escogido por la Comisión Organizadora en acuerdo entre los participantes".


El régimen económico de los partidos era el siguiente: "De las entradas brutas el 40% para el club local para impuestos y gastos del partido, entre ellos los del arbitraje. Del saldo el 1% para la CSF y el 3% para la Comisión Organizadora. Del remanente el visitante llevaba el 60% para pagar gastos de transporte y estadía y el 40% para el local. Cuando se jugaba en país neutral éste llevaba el 20% que se debía descontar del porcentaje de los rivales".


La decisiva reunión efectuada en Montevideo el 15 de febrero de 1960 culminó con el sorteo de la ronda preliminar del Campeonato Sudamericano de Campeones donde estaría en juego una Copa que, de común acuerdo, llamaron "Libertadores de América" como homenaje a los héroes de los países del continente que había luchado en el siglo XIX para poner fin al colonialismo europeo. El estricto sorteo efectuado (sin cabezas de serie, ni preferencias) arrojó el siguiente resultado:


Grupo I: San Lorenzo (ARG)-Esporte Clube de Bahía (BRA) que había dado la sorpresa, en 1959 en Brasil, al vencer en la final de la “Copa Brasil” (torneo ex profeso para definir al representante brasileño) al Santos de Pelé.


Grupo II: Campeón de Uruguay que aún no se conocía-Jorge Wilstermann (BOL) designado por la liga boliviana ante la rebeldía de los clubes paceños de reconocerlo como campeón nacional boliviano.


Grupo III: Universidad de Chile (CHI)-Millonarios (COL)


Grupo IV: Olimpia (PAR)-Universitario (PER). El dirigente de la Federación Peruana que asistió, pidió un plazo de dos semanas para confirmar la participación de los cremas cuya inscripción fue en carácter de condicional. Más adelante desde la FPF comunicaron vía cable su no participación debido a que los dirigentes estudiantiles no estaban astisfechos con los porcentajes de ganancias, estimándolas insuficientes para justificar su desplazamiento hasta Paraguay.


También se aceptó la propuesta de la UEFA trasladada por el Dr. Joao Havelange, para la puesta en marcha a partir de éste 1960 de la Copa Intercontinental Europea-Sudamericana entre los campeones de ambos continentes, en partidos de ida y vuelta, en fechas que deberían ser acordadas de acuerdo al calendario de cada club.

SALVADOR SALVADOR 03/05/2009 a las 23:17

NOTA 3: YO FUI TESTIGO AQUEL 19 DE ABRIL DE 1960


Los chilenos y no Cataldi, idearon la Copa




Washington Cataldi en aquellos tiempos.


Cataldi, que votó en contra en el CSF de la creación de la Copa, pasó a apoyarla decididamente al punto que con el paso del tiempo se auto definió como "el precursor" del torneo "junto con otros dirigentes sudamericanos". Una verdad dicha a medias es la peor mentira...


Escribe: Atilio Garrido                                           garrido@tenfieldigital.com


Como se advierte en la nota anterior, la número 2, el único Campeón de 1959, de los ocho países inscriptos para disputar el Campeonato Sudamericano de Campeones por la Copa Libertadores de América (tal era el pomposo y completo nombre del torneo), que no se conocía en febrero de 1960, era el de Uruguay. Esto demuestra que lo ocurrido en el 2008 cuyo Campeón del Torneo Apertura recién se definió en febrero de 2009, no fue ninguna novedad en el fútbol uruguayo. Existió, sí, entre ambos episodios similares, una diferencia sustancial: el enfoque periodístico del tema. En 1959 no hubo críticas porque la final de la Copa Uruguaya de ese año tuviera que postergarse, ¡sin fecha fijada!, para los primeros meses de 1960. Se tomó como algo normal, producto de las circunstancias. Tampoco se fustigó a los dirigentes porque la final no se fijó para enero o febrero de 1960, meses en que los planteles de los equipos seguían en actividad -no existía la actual licencia para los futbolistas-y, luego, se tomó como algo normal que el partido que definiría el título de Campeón de 1959 fuera fijado por la Junta dirigente para el... ¡20 de marzo!


Pero...¿qué había ocurrido en 1959?


Peñarol, dirigido por Hugo Bagnulo se encaminaba a la conquista de la Copa Uruguaya de 1959. El entonces ya prestigioso entrenador que pudo ser en 1950 el conductor de los Campeones del Mundo ya que su nombre estuvo, junto con el de Juan López, en la disputa por la elección, en 1958 había logrado con los aurinegros el título de Campeón Uruguayo, quebrando el trienio de conquistas de Nacional (1955, 1956 y 1957) a cuyo frente estaba Ondino Viera.


Durante todo ese año 1959, que fue transcurriendo a nivel directriz con reuniones de estudio para poner en marcha la Copa Libertadores, parecía indicar que Peñarol tenía asegurado su lugar en la disputa del primer torneo continental de la historia, por la ventaja de puntos que había sacado al frente de la tabla de posiciones de la Copa Uruguaya. También por esto, por la lucha interna entre Nacional y Peñarol, fue que Washington Cataldi apareció como abanderado de la disputa del nuevo torneo de clubes al modificarse la posición contraria de Uruguay hacia el mismo. Era una manera de quedarse con el protagonismo en nuestro país, en los nuevos tiempos del fútbol que se avecinaban. También resultaba ésta una magnífica ocasión para que Peñarol pudiera quebrar la hegemonía que Nacional tenía dentro de la AUF y que se arrastraba, sólidamente, desde 1922. Nacional siempre fue "asociacionista" y su apoyo al organismo fue total. Los aurinegros, en cambio, mantuvieron una posición de enfrentamiento con la AUF, se apartaron de la misma y fundaron la Federación rebelde (1922/1926) y negaron en varias ocasiones los jugadores para el combinado. Inclusive, en los meses previos al mundial de 1950, los aurinegros había adoptado oficialmente esa tesitura si la AUF no satisfacía su pedido de nombrar al húngaro Emmérico Hirsch como entrenador de la celeste.


A partir de 1958 surgió en Peñarol otra línea de conducción que tuvo por objetivo quebrar la hegemonía política de Nacional en la AUF y, por añadidura, también deportiva en los campos de juego. En enero de ese año tomaron la conducción tomaron del club los jóvenes dirigentes Cr. Gastón Guelfi en la presidencia y el propio Cataldi en la delegación, apuntalados en la vicepresidencia por el experimentado Fernando Parrabere. La primera meta fue revertir la superioridad deportiva impuesta por Nacional en el trienio 1955/57. Los aurinegros lo lograron conquistando el Campeonato Uruguayo de 1958. Manteniendo a Hugo Bagnulo como entrenador y con el mismo plantel del año anterior, en 1959 marchaban cómodamente al frente en el torneo, por lo que daban por descontado su clasificación para la nueva competencia continental de clubes que venía definiendo y que comenzaría en 1960. Fue por ese motivo que, en medio del descreimiento de la mayoría sobre el éxito del futuro certamen continental que se estaba gestando, Cataldi advirtió la trascendencia que con el tiempo iba a adquirir el certamen -lo mismo ocurrió con el Dr. Enrique Buero en 1930 con la primera Copa del Mundo-y volcó todo su entusiasmo para apoyarlo y, a la vez, promocionarse él, dentro de nuestra fronteras, como ideólogo del mismo. De ahí la justificación a sus declaraciones publicadas en el "Libro Oficial de la CSF al cumplirse 40 años de la Copa Libertadores de Amérca", que transcribimos en la primera nota. ¿Las recuerdan? "Hemos sido precursores, junto con otros dirigentes de Sudamérica, para ponerla en marcha primero (1960) y para agregar más tarde a los subcampeones (1966)".


En la cita textual Cataldi no desconoce, aunque no la menciona, que la autoría de la creación de la nueva Copa pertenece a los dirigentes de Chile. Él conocía muy bien los hechos, porque integraba la Comisión de Asuntos Internacionales de la AUF y estaba presente en la reunión cuando, a mediados de 1958, llegó la noticia sobre el planteo de Chile para la creación, por parte de la CSF, de un torneo Sudamericano de clubes Campeones. Inclusive -tenemos la documentación respectiva-en la reunión de esa Comisión de Asuntos Internacionales donde se votó no apoyar la iniciativa, participó Cataldi en la discusión que culminó con la unanime negativa de la AUF. Aquella Comisión era presidida por el Ing. Germán Barbatto; actuaba en la Secretaría el Dr. Juan Carlos Bracco (delegado de Nacional con años de actuación) y la componían Washington Cataldi (con apenas unos meses de actividad en la AUF y en Peñarol, el Dr. Buccino Clérico (Danubio), Juan Barbaruk (Liverpool) y Ricardo Lombardo (Defensor) quién aún está vivo.  Sin embargo, en las palabras de Cataldi se concreta aquello de que "no hay peor mentira que una verdad dicha a medias". Al señalar que él ha sido precursor, "junto con otros dirigentes de Sudamérica", está incluyendo a los trasandinos entre los gestores. Para ser fiel con la verdad histórica, Cataldi debió haber afirmado en esa oportunidad, lo siguiente: La Copa Libertadores fue una idea de Chile a la cual Uruguay, con mi presencia en la delegación, se opuso y votó en contra en el Congreso de marzo de 1959 en Buenos Aires. En esa instancia fue elegido Presidente de la CSF nuestro compatriota Fermín Sorhueta y la posición de nuestro país cambio. A partir de entonces puedo sentirme uno de los precursores en el apoyo y el trabajo, dentro de Uruguay, para que la iniciativa de los chilenos fuera un éxito porque, recordemos, que en Argentina y Brasil el torneo fue un fracaso en los primeros años, en tanto en Uruguay, gracias a la participación de Peñarol y nuestra ideas de promoción, la Libertadores fue un éxito, habiendo sido el país que cuadriplicó a los demás, en venta de entradas y recaudaciones en las primeras tres ediciones del certamen".


De haberse expresado de esta forma, Washington Cataldi (falleció en 1996) hubiera sido estrictamente fiel con la "verdad histórica".

SALVADOR SALVADOR 03/05/2009 a las 23:17

NOTA 4: YO FUI TESTIGO AQUEL 19 DE ABRIL DE 1960


Spencer y Peñarol Campeón Uruguayo 1959




Alberto Spencer, una leyenda de Peñarol.


Igualados con 28 puntos al final de la Copa Uruguaya de 1959, Nacional y Peñarol disputaron la final se jugó el 20 de marzo de 1960. Los aurinegros ganaron la batalla reglamentaria y pudieron contar, en ella, con Spencer y Linaza.


Escribe: Atilio Garrido                                                    garrido@tenfieldigital.com


 Volviendo a los hechos que culminan con la disputa del primer partido del Campeonato Sudamericano de Campeones donde se disputa la Copa Libertadores de América (insistimos en que éste era el pomposo título del nuevo torneo), en noviembre de 1959, el que parecía seguro panorama deportivo de Peñarol, que se encaminaba sin problemas a la conquista del título de Campeón Uruguayo y a lograr su clasificación a la 1ª. Copa Libertadores de la historia, se complicó.


Los aurinegros comenzaron a perder los varios puntos que llevaban de ventaja sobre Nacional. En aquel entonces los demás clubes no pugnaban por las posiciones de vanguardia al extremo que, honoríficamente, se había creado el título de Campeón de los chicos para la institución que triunfaba en el teórico torneo que se disputaba entre ellos al margen de los grandes. Los aurinegros cedieron puntos empatando ante Rampla Jrs. y Liverpool, llegando con dos unidades de ventaja al clásico que, siempre, se disputaba en la anteúltima fecha del torneo. Nacional ganó 1:0 con gol de Walter Gómez que había retornado al Uruguay tras su exitoso pasaje en River Plate de Argentina y su fugaz desempeño en Palermo de Italia. De esta manera, los dos grandes empataron en el primer lugar de la tabla con 24 puntos. Faltaba la disputa de la última fecha.


En esa jornada que cerraba el torneo, Nacional le ganó trabajosamente a Rampla Jrs. 2:1 y al día siguiente, domingo 29 de noviembre de 1959, Peñarol derrotó a Racing 2:0.


Igualados en puntos al término de la Copa Uruguaya de 1959, Nacional y Peñarol no pudieron disputar inmediatamente la final por la participación de la celeste en el Sudamericano Extraordinario de Guayaquil que se llevaba a cabo en ese diciembre. Sin embargo, para mantenerse en actividad, ambos equipos realizaron una cantidad de partidos amistosos, inclusive enfrentamiento internacionales con clubes argentinos. Nacional, además, se enfrentó en el Estadio Centenario con el Spartak de Moscú, al que venció 3:0 en partido que fue toda una novedad por la presencia de los soviéticos que, en aquel momento, aparecían como los nuevos superhombres del fútbol mundial.


Mientras tanto, en Guayaquil, sorpresivamente y contra todas las opiniones pesimistas, Uruguay se consagró Campeón Sudamericano con un equipo formado por la base de los jugadores de Nacional (Roberto Sosa, Troche, Rubén González, Mesías y Guillermo Escalada) ya que Peñarol a raíz de divergencias que mantenía con la AUF, no autorizó que sus futbolistas integraran el equipo celeste. En el certamen la selección del dueño de casa, Ecuador, fue dirigida por el uruguayo Juan López y en ella sobresalió en Ecuador un centrodelantero que durante el torneo cumplió 22 años. Se llamaba Alberto Spencer, pertenecía al Everest de Guayaquil y cuya incorporación a Peñarol habían comenzado a gestionar en julio de 1959 cuando los aurinegros disputaron en esa ciudad un cuadrangular ante Huracán de Argentina, Emelec y Barcelona. En el partido ante éste último equipo (26/07/1959), Spencer --que lo integró en carácter de préstamo-- convirtió un gol "saludando la bandera", al decir del pintoresco técnico Bagnulo que dirigía a Peñarol. El Hugo -como le decían-se entrevistó con Spencer y arregló su inmediata venida a Montevideo para jugar la Copa Uruguaya de 1959 que se iniciaba en agosto. Sin embargo, tiempos sin empresarios, con pocos vuelos y muchas dificultades, el pase no se concretó en ese momento.


Al iniciarse 1960 varió la situación deportiva favorable de Peñarol de cara a la final del Campeonato Uruguayo de 1959 que por acuerdo de clubes en la Junta Dirigente del 17 de febrero fue fijada para el domingo 20 de marzo de 1960. Nacional aparecía más entonado, con mejor equipo y por tanto sus jugadores fortalecidos por la gran hazaña de ganar el Campeonato Sudamericano con actuaciones resonantes como la victoria por 5:1 sobre Argentina que había participado con el mismo plantel que había obtenido en marzo de 1959 el título de Campeón Sudamericano en Buenos Aires.


La dirigencia de Peñarol reaccionó pateando el tablero. Sustituyó al técnico Hugo Bagnulo por Roberto Scarone, ex jugador del club en 1938, de trayectoria en Gimnasia y Esgrima de La Plata, América de México y clubes de Lima donde se había iniciado como entrenador. Recomendó la inmediata contratación del entreala argentino Carlos Linaza de destacada actuación en Centro Iqueño de Perú. A nivel local adquirió a Liverpool al No. 10 Guillermo Pedra y el Cr. Guelfi viajó a Guayaquil para cerrar las negociaciones iniciadas y contratar a Alberto Spencer, retornando a Montevideo el 31 de enero informando que por U$S 10.000 había logrado el pase del jugador.


Pese a todo y en consecuencia, a raíz de esta decisión de la CSF, en la final del 20 de marzo de 1960, no sólo iba a estar en juego el título de Campeón Uruguayo de 1959, sino también la clasificación para disputar la primera Copa Libertadores de América.


Apenas siete días después de la resolución de la Confederación, el 22 de febrero de 1960, el ecuatoriano Alberto Spencer llegó al aeropuerto de Carrasco, en vuelo de Transatlántica, acompañado del Gerente de Peñarol, Juan Magariños, que lo fue a buscar a Buenos Aires. De padre inglés y madre ecuatoriana, había nacido el 6 de diciembre de 1937 en el seno de una familia modesta en el pueblito de Ancón. Debutó en Peñarol junto con Carlos Linaza el 8 de marzo luciendo camiseta roja en una amistoso frente Atlanta de la AFA y en el primer tiempo anotó 3 goles para el triunfo aurinegro (6:3). Cuatro días después, ante Tigre de Argentina -volvió a jugar Linaza y debutó Guillermo Pedra en Peñarol-- Spencer señaló 2 goles para otra victoria por goleada (5:0).


Astutamente Peñarol dio por descontado que las tres nuevas incorporaciones podían disputar la final por la Copa Uruguaya de 1959. Nacional reaccionó señalando que Peñarol violaba el reglamento. El argumento utilizado era contundente. Era absurdo que Peñarol utilizara en su equipo, para dirimir el título de la temporada de 1959 a un jugador -Guillermo Pedra-que en ese año había jugado en Liverpool, enfrentado a Peñarol en los dos partidos y consagrado como una de las grandes figuras del torneo cuyo título ahora iba a buscar luciendo otra camiseta. Pacientemente, con aquella serenidad en la acción que ya caracterizaba al joven Cataldi (tenía 35 años), fue tejiendo alianzas dentro de la AUF donde, hasta ese momento, la hegemonía directriz pertenecía a Nacional. Contó para ello con la figura clave de Luis Tróccoli, Presidente y delegado de Cerro pero, además, figura destacada del Partido Colorado al que pertenecía Cataldi.


La batalla reglamentaria finalizó el 16 de marzo, cuatro días antes de la final, cuando la Junta Dirigente con los 7 votos a favor de Peñarol, Cerro, Wanderers, Racing, Sud América, Liverpool y Defensor; y los negativos de Nacional, Rampla Jrs. y Danubio, autorizó la participación de los nuevos futbolistas contratados por Peñarol.


Se vendieron 67.446 entradas en el Estadio Centenario, aquel 20 de marzo de 1960, récord absoluto hasta ese momento en materia de localidades. La final de la Copa Uruguaya de 1959 la ganó Peñarol (2:0) en los últimos doce minutos de un partido que ardió tras el primer gol aurinegro convertido por Luis Cubilla a los 78’, registrándose un episodio de violencia que culminó con 8 expulsados (Borges, William Martínez, Hohberg y Aguerre en Peñarol, y Walter Gómez, Rubén González, Escalada y Collazo en Nacional). Resultó muy curioso observar como el ecuatoriano Spencer se cruzó de brazos en la mitad del campo cuando los 21 jugadores restantes se trenzaban a golpes de puño y patadas en la pelea generalizada.


-"Ustedes están locos. Yo me vuelvo a mi país", recuerdo Néstor Goncalvez que Spencer repetía, sin parar, en los vestuarios después de la batalla.


NOTA ANEXA: La Copa Libertadores nace y un Clásico uruguayo define la historia


El paso del tiempo y la desaparición de los conductores de aquel momento de las dos grandes colectividades históricas de nuestro fútbol, impide llegar a conocer el pensamiento de ambos en ese preciso instante que, a la luz de lo sucedido, fue histórico y cambió el poder en el fútbol uruguayo. La inclinación que hoy puede hacerse sobre los documentos que existen permite arribar a algunas conclusiones. Queda la sensación que la dirigencia de Nacional, presidida por José Añón, se durmió en los laureles, como tan gráficamente solía decirse. ¿Por qué?


Nacional, hasta esa época, era el club asociacionista por antonomasia. Mantenía las riendas del poder desde El Cisma de 1922, había demostrado total y absoluta adhesión a la camiseta celeste cada vez que se formaba el combinado y por intermedio de un delicado entramado de alianzas, muy bien tejidas por sus delegados, las votaciones difíciles que lo enfrentaban a Peñarol culminaban con la mayoría a su favor. Lo que había ocurrido nueve años atrás, en 1950 con la designación del técnico para el combinado, era una clara muestra de lo afirmado. Todo lleva a pensar que Añón, destacado empresario de CUTCSA, bajo cuya conducción Nacional había logrado el trienio 1955-1957, estaba convencido que las cosas no iban a cambiar…


El Cr. Gastón Guelfi, presidente de Peñarol, había asumido la dirección del club en 1958 logrando parar la nueva racha victoriosa de Nacional que amenazaba con el segundo Quinquenio de Oro y mantuvo la línea histórica del club de enfrentamiento con la AUF. Pero, además y seguramente que asesorado por su delegado, un joven abogado de 36 años llamado Washington Cataldi --antes se había desempeñado como delegado de River Plate en 1956/57--, comprendió antes que Nacional, que en la final de la Copa Uruguaya de 1959 estaba en juego mucho más que el título de Campeón local. El vencedor de esa final se ganaba el futuro… ¿Por qué?


Inmediatamente después de asumir la nueva Comisión Directiva de Peñarol, surgida en las elecciones del 28 de enero de 1958, se reunió en Río de Janeiro el Congreso de la Confederación Sudamericana de Fútbol cuyo Presidente era el uruguayo Fermín Sorhueta, también titular de la AUF. Se aprobó la disputa de un torneo entre los Campeones de cada país con la finalidad de enfrentarlo con el Campeón de similar competencia que la UEFA había puesto en marcha. Casi un año después, el 5 de marzo de 1959 en el XXX Congreso celebrado en Buenos Aires volvió a analizarse el tema. Se estableció que estaría en juego la Copa Libertadores de América como homenaje a los Generales Artigas, San Martín, Bolívar y O’Higgins, encargándose la redacción del reglamento y la propuesta de una fecha de inicio, temas para ser resueltos en el próximo Congreso. Volcado decididamente y por convicción a la función de delegado ante la Asociación, el joven Cataldi integró la delegación de Uruguay en ambos Congresos rescatando a través de lo observado, la certeza de que en 1960 el fútbol de América del Sur, al igual que en Europa, iba a disputar un torneo entre sus campeones que, con el paso del tiempo se convertiría en un suceso. Por lo tanto, ganar la Copa Uruguaya de 1959 era de vital importancia porque permitía participar de la nueva competencia y, apostando a ganarla, la historia le abría las puertas del futuro y la gloria…


Esto que advirtió Peñarol en aquel momento, ¿también fue percibido por Nacional? ¿Eran conscientes los albos de la importancia que adquiría aquella final de la Copa Uruguaya de 1959? Es la pregunta que queda sin respuesta oficial, aunque los hechos confirman que, o bien Nacional no tomó conciencia de esta hora histórica o pensaron sus dirigentes que en la AUF y en el campo de juego iba a continuar la supremacía que venían imponiendo desde 1922…


Vienen Spencer, Linazza y Pedra


Ambos clubes no tuvieron actividad en enero de 1960. La reiniciaron en febrero con novedades sorprendentes en Peñarol porque el club, no sólo cambió de entrenador sustituyendo a Hugo Bagnulo por Roberto Scarone, sino que anunció las gestiones para contratar a Guillermo Pedra, insider izquierdo de Liverpool y a los totalmente desconocidos Alberto Spencer de Ecuador y al argentino Carlos Abel Linazza que estaba jugando en Perú. Lo más interesante del caso es que Peñarol aseguró que los tres jugadores eran adquiridos como refuerzos del plantel para la disputa de la final de la Copa Uruguaya de 1959. Recién entonces fue que reaccionó Nacional.


Apelando a argumentaciones lógicas para aquel momento, Nacional salió al cruce de Peñarol, manifestando que era imposible que nuevos jugadores adquiridos por un club en 1960 pudieran integrarse al plantel para disputar la final del torneo de la temporada anterior. Con gran fortaleza conceptual planteaban el caso del negro Pedra con una pregunta: ¿cómo puede ser posible que Pedra, que actuó en Liverpool en la temporada 1959, que enfrentó a Peñarol las dos veces, ahora juegue en Peñarol la final del campeonato de ese mismo año? Pero… doctores tiene la Santa Madre Iglesia y además, siempre hay dos bibliotecas. Washington Cataldi, tal vez en su gran momento de esplendor, llevó a cabo una trabajosa negociación en la cual demostró sus amplias dotes de componedor en la búsqueda de los votos para lograr mayoría en la Asamblea de Clubes. Mientras desarrollaba esa acción de convencimiento, Pedra pidió pase en la AUF y desembarcaron en Montevideo el ecuatoriano Spencer y el argentino Linazza.


Entre tanto, el 15 de febrero de 1960, en aquel Montevideo agitado por las noticias y polémicas futbolísticas, se reunió el Congreso de la CSF que aprobó el reglamento de la Copa Libertadores y fijó para ese mismo año su iniciación con las instituciones de Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Chile, Paraguay y Uruguay, cuyas Federaciones ratificaron y confirmaron la intervención de los clubes campeones de 1959, con la excepción de Uruguay que todavía no había definido su torneo del año anterior. La UEFA homologó lo actuado por la CSF acordándose que, también a partir de ese año, se llevaría a cabo la final de la Copa Intercontinental -verdadera Copa del Mundo de clubes-entre los ganadores de los torneos de ambas Confederaciones.


La prensa reaccionó incrédula con las noticias que generó Peñarol. Aquel fútbol uruguayo estaba acostumbrado a las grandes contrataciones; a la llegada desde el extranjero de verdaderas estrellas. Traer, en aquel entonces, a un jugador de Ecuador, cuyo fútbol no existía en el concierto sudamericano y recibía goleadas en los Sudamericanos, parecía una burla. Era como si hoy, al fútbol uruguayo llega un futbolista de Fidji o de las Islas Salomón… Asimismo, adquirir a Linazza también fue criticado ya que el jugador no había sobresalido en la Argentina, emigrando a un club pequeño del Perú.


Lo cierto es que el 8 de marzo de 1960, con 11.434 entradas vendidas en el Estadio Centenario, Peñarol jugando con camiseta roja, le ganó a Atlanta 6:2 con el debut de Spencer y Linazza que marcaron tres y un gol, respectivamente. Aquel Peñarol que el técnico Roberto Scarone puso en la cancha, marcaría una época y se convertiría en un icono de la historia del fútbol sudamericano. Jugaron Maidana, William Martínez y Salvador (65’ Majewsky); Pino, Goncalvez y Aguerre; Cubilla -a quién el nuevo técnico reubicó como puntero derecho sacándolo de su posición de insider--, Linazza (74’ Coccinello), Crescio, Spencer y Borges. Como dato no menor, en Atlanta actuaron el golero Errea, los hermanos Griguol, Bettinotti, Osvaldo Zubeldía, Luis Artime y el uruguayo Walter Roque. ¡Casi nada!


El "clásico" de marzo de 1960 por la final de la Copa Uruguaya de 1959, cambia la historia.


Al retornar al país consagrado Campeón Sudamericano en Guayaquil con la celeste, esperaba la decisiva final por la Copa Uruguaya de 1959. Guelfi y Cataldi se dieron cuenta que Nacional, con "el viento en la camiseta" del triunfo en el Sudamericano, con Walter Gómez entregando las últimas gotas de su talento, era el candidato para vencer y quedarse con el título. El encuentro, además, tenía otra particularidad muy especial en la que muy pocos, entonces, repararon. El ganador que se consagraría Campeón Uruguayo de 1959 se clasificaba para disputar un torneo nuevo que se había creado en la CSF por impulso de los dirigentes uruguayos comandados por Fermín Shorueta, presidente de la AUF, el Dr. Justino Carrere Sapriza (Rampla Jrs.) y ese joven Washington Cataldi que aparecía en la escenografía directriz como un muchacho pícaro, tranquilo, que tenía la virtud de no perder el control. Era un político...


De pronto, sorpresivamente, Peñarol anunció que incorporaba a un jugador ecuatoriano, Alberto Spencer; un argentino de muy poca notoriedad -Carlos Linazza-- que no había llegado a jugar en primera división en su país y que estaba en una equipo pequeño de Lima, y al uruguayo Guillermo Pedra que había sido gran figura en Liverpool en el Campeonato Uruguayo de 1959. Los periodistas, los hinchas y los dirigentes, tomaron a la risa la llegada de Spencer. ¡Un jugador ecuatoriano! Era imposible que pudiera jugar bien ya que el fútbol de Ecuador no existía y sus combinados eran fácilmente goleados por los uruguayos, argentinos y brasileños. Había que remitirse, incluso a la historia reciente: la celeste le había ganado a Ecuador 7:0 en marzo de 1959 en Buenos Aires y 4:0, de visita en Guayaquil, en diciembre del mismo año. ¿Qué podía agregarle Spencer al glorioso fútbol uruguayo? ¡Nada! De Linazza se opinaba lo mismo porque no figuraba en el prestigioso fútbol argentino del que se había marchado por su poca capacidad para progresar en él. Sin embargo, los dirigentes de Nacional se preocuparon por el negro Pedra, porque había sido muy bueno lo que había realizado en Liverpool en la Copa Uruguaya de 1959 y no querían que actuara por Peñarol en esa final. Surgió así un argumento que elaboró la dirigencia de Nacional que tenía, no solamente toda lógica, sino que también estaba respaldado en el estricto reglamento de entonces, en tiempos en donde las reglas en la AUF eran claras y... ¡se respetaban! ¿Cuál era la posición de Nacional? Muy simple: Peñarol no podía disputar una final por el Campeonato de 1959 utilizando jugadores que no estaban inscriptos y habilitados en esa temporada. Además, era claramente antirreglamentario que un jugador (Pedra), que había actuado en 1959 en Liverpool, ahora defendiera a Peñarol en un partido que correspondía a la temporada de ese año. Es decir, iba a vestir dos camisetas distintas en un mismo torneo. Por entonces esto era antirreglamentario.


Parsimoniosamente, acompañado de su infaltable cigarrillo "colgando" de sus labios, Cataldi realizaba una tarea subterránea, sin nerviosismos, desoyendo el planteo de Nacional y argumentando que el tema tenía que definirse en la Junta Dirigente, por el voto de los delegados de los 10 clubes de primera división. Uno a uno, ¡vaya a saber con que argumentos!, aquel joven dirigente de 33 años, fue consiguiendo el apoyo de los clubes, en una tarea que significaba "cambiar la historia" de la AUF en donde, hasta ese momento, Nacional tenía un enorme peso, muy superior al de Peñarol. Venía desde el Cisma de 1922 cuando Peñarol y Central abandonaron la AUF...


La batalla reglamentaria finalizó el 16 de marzo, cuatro días antes de la final, cuando la Junta Dirigente por 7 votos a favor (Peñarol, Cerro, Wanderers, Racing, Sud América y Liverpool) y 3 en contra (Nacional, Danubio y Rampla Jrs.), autorizaron la participación de Pedra, Spencer y Linazza en la final.


EL CLASICO TERMINA A LAS TROMPADAS


Sin Guillermo Pedra que no fue incluido en el equipo (tal vez por un sentimiento de justicia del argumento esgrimido por Nacional) por decisión del entrenador, Peñarol ganó la final 2:0 que terminó con una batalla campal generalizada entre todos los jugadores, menos uno... Alberto Spencer que atónito se cruzó de brazos en la mitad de la cancha sin comprender nada y no participó de la pelea.


-"Estos tipos están locos", contaba Néstor Goncalvez que les decía Spencer al volver a lo vestuarios. En los días siguientes quiso retornar a Ecuador porque le parecía imposible que pudiera adaptarse a jugar en el fútbol uruguayo.


La historia de los años siguientes afirma que ese partido final fue un quiebre en la historia del fútbol local. Arrancaron los años negros de Nacional, aún más negros a partir de 1961 cuando Peñarol trae de River Plate de Argentina a Juan Joya, el peruano que había fracasado en el fútbol de Buenos Aires, instalándose con la camiseta aurinegra una dupla de morenos que escribiria la historia: Spencer-Joya.

SALVADOR SALVADOR 03/05/2009 a las 23:19

EL FRACASO COPERO BOLIVIANO: Estimados amigos del continente; los equipos bolivianos a lo largo de la historia de la CLA son los que más fracasos han acumuludo, incluso luego de ciertos relumbrones como el Bolivar de 1968 y 1985  o el Wilstermann de 1981 , a partir de la década de los 90 los fracasos se han ido acumulando año tras año, ya entrado al presente siglo con el despegue del futbol de Ecuador y de Venezuela, el futbol boliviano se codea la lucha de la cola Suramericana con el venido a menos futbol peruano; a continuación extraigo de mi maqueta personal de la CLA una revisión peridística del ¿Por qué? de esta realidad en análisis del diario La Razon de La Paz y en un interesante artículo del  periodista boliviano Fernando Cabezas quien se anima a sugerir la solución más simple:  


RAZONES DEL FRACASO COPERO DE EQUIPOS BOLIVIANOS


Falta de profesionalismo es una causa del fracaso          (La Razón de Bolivia)



Una de las causas para el fracaso del fútbol boliviano a nivel internacional es la falta de profesionalismo por parte de los jugadores, según diversos criterios ligados al balompié.

Algunos de los dirigentes consultados, como Jorge Justiniano vicepresidente de la FBF, sostiene que no basta que un jugador tenga un contrato y se declare profesional, sino que cumpla como tal. Justiniano sostuvo que el futbolista boliviano es uno de los más talentosos de Sudamérica, pero eso no es suficiente.

Dirigentes, entrenadores y periodistas consultados sostienen que la falta de profesionalismo de algunos jugadores se expresa en el índice de indisciplina.

El balompié liguero lleva una cantidad alarmante de positivos desde que se impuso el control del dopaje, las denuncias de consumo de bebidas alcohólicas siguen, junto a una rebeldía que algunos jugadores adoptaron frente a dirigentes o DT que quisieron frenar todo aquello.

The Strongest, Bolívar y Oriente Petrolero quedaron fuera de la Copa Libertadores y completaron un sexenio de fracasos de los clubes nacionales en este certamen. “Se muestra una baja en la formación y rendimiento. El futbolista es un profesional a la hora de contratarse, pero sigue como un aficionado a la hora de rendir”, sentenció Alfonso Arévalo, director de Deporte Total, de la Red ATB.

Por su parte, Claudio Mir, técnico de Mariscal Braun, el actual campeón paceño, considera que la responsabilidad de las actuaciones bolivianas a nivel internacional son también los dirigentes.

Pero no sólo los jugadores cargan con la culpa. La dirigencia nacional ha dado varias muestras de improvisación en los últimos años y eso incide en que no hayan equipos competitivos.

Innumerables deudas, chantajes a los jugadores. Impugnaciones de torneos, han sido una constante en los últimos certámenes criollos. Por el momento todos hacen diagnósticos y hay una coincidencia general: El fútbol boliviano está mal. La solución no aparece. La Razón y El Nuevo Día

La entrevista a Jorge Justiniano, vicepresidente de la FBF
“Estos años, el jugador buscó más enfrentar al dirigente, que exigirse”

El dirigente aclara dos cosas antes de hablar de la actuación copera: no meter en la bolsa a todos los jugadores y señala que la cualidad técnica del futbolista nacional abunda, pero eso no basta.

¿Por qué otra vez fuera?
Por muchos factores que ya lo hablamos y repetimos. Pero mientras no cambiemos, será igual. Los dirigentes debemos unirnos y los jugadores deben ser disciplinados.

¿No será que faltan talentos?
Todo lo contrario. Sobra técnica y talento en Bolivia, lo que no hay es disciplina, pero no de todos, no se puede generalizar. Hay jugadores responsables y están los otros.

¿Son más los irresponsables?
Sabe que pasa. Que muchos jugadores se equivocan, pero porque sus dirigentes los confunden. Estos años, el jugador buscó más enfrentar al dirigente, que exigirse.

¿Están mal guiados?
No sé, pero sí seguimos entre los primeros países que da positivo en Latinoamérica y no les reiteran su responsabilidad. Los únicos que se perjudican y hacen daño son ellos.

¿Cuál la responsabilidad de los dirigentes de clubes?
No sé del manejo interno, pero ellos sabrán como encaran su planificación y seguramente les toca parte de responsabilidad, como a todos.

Opiniones

Víctor Antelo: DT Oriente
‘Muchos no son profesionales’

La responsabilidad tiene que ser compartida, porque todos participan de una participación internacional. A ello se suma la indisciplina. Muchos jugadores no son profesionales y no se dan cuenta que representan a un club y a miles de personas que apoyan a su equipo. Cuesta aplicar disciplina y es un reto que debemos encarar para erradicarlo. Pasa que cuando uno actúa, algunos jugadores se rebelan, tal como pasó con un técnico en La Paz. En mi caso hubo hasta un periodista que me pidió por un sancionado.

M. Menacho: jugador Bolívar
‘Los responsables somos los jugadores’

Primero debemos reconocer que fallamos en casa. No podemos asegurar los resultados como local. Si se fijan, los partidos que en realidad eliminan de la Copa a Bolívar y The Strongest son cuando cada uno pierde en La Paz, si no la historia sería diferente a diferencia de muchos años. Los únicos responsables directos de esto somos los jugadores, porque somos los que entramos, nos divertimos y nos equivocamos y todo lo que pasa en un partido. Pueden haber excusas, pero lo principal es que debemos cambiar los jugadores.

M. Paredes: Dir. Bolívar
‘El nivel competitivo nuestro no es bueno’

El nivel competitivo en el país no es bueno. Por ejemplo, el juego que tiene Bolívar le alcanza para el medio, pero nos falta para una exigencia competitiva internacional. Cuando jugamos aquí pensamos que estamos bien y que somos los mejores, cuando vamos al exterior volvemos a la realidad. Los equipos bolivianos fracasaron principalmente porque no se hicieron respetar en casa. En los últimos años perdimos varios puntos en nuestros estadios y no pudimos sacar buenos resultados afuera.

Los retos

Tomar previsión • Una de las sugerencias que surgió, fue que los equipos clasificados eviten cambios traumáticos poco antes de una competencia internacional.

Erradicar la indisciplina • Que la misma directiva se encargue de frenar la falta de disciplina de algunos jugadores, para evitar que ésta afecte al resto de un plantel.

No olvidar la cantera • También se habla de darle toda la atención a las divisiones inferiores locales y evitar extranjeros cuyo rendimiento sea menor a los nacionales.


Para el renombrado periodista boliviano Fernando cabezas existe una razón más tal como la describe en el siguiente artículo escrito en el 2006 a raíz de un nuevo fracaso boliviano:


LA COPA LIBERTADORES TAN ESQUIVA PARA LOS BOLIVIANOS


Escribe Fernando Cabezas

Tan estrepitoso fue el fracaso de aquel campeonato llamado “de adecuación” que suena sacrílego decir que la idea era correcta... pero me arriesgaré y, expuesto a parecer desorejado, defenderé el principio de acomodar el campeonato boliviano al calendario mundial


Se preguntó, usted, amigo lector ¿por qué nos va tan mal en la Copa Libertadores? Escarbando en una sarta de razones que me vienen a la cabeza para responderme esa pregunta – el bajo nivel del futbolista boliviano... el desorden de nuestros campeonatos... los dirigentes que son unos crudos... las peleas intestinas... - expondré otra razón que creo tiene suficiente fundamento para explicarnos el por qué, nuestros representantes van de fracaso en fracaso en este hermoso y competitivo torneo regional: El calendario de la Liga.



El torneo de la Liga termina con el año. Los equipos se van de vacaciones. Y con varias “caras nuevas” vuelven a entrenar con 15 ó 20 días de anticipación al inicio de la Copa.



¿Puede un club enfrentar tamaña competencia con equipos en formación? Este año la desorganización en Oriente Petrolero fue tan grande que su DT, Gabriel Amodeo prefirió la vergüenza de abandonar el barco antes que tener que dar explicaciones a la prensa cruceña... y se quedó en su Buenos Aires natal, luego de la goleada de 6-0 que le propinó el River Plate a un equipo que nada tenía que ver con el que había terminado el torneo local. Las vacaciones de fin de año pasan las cuentas.



Es común que al empezar una temporada, los clubes cambien sus plantillas, las reorganicen, las refuercen, las adecuen... y eso pasó este año. Sólo como ejemplo analicemos este 2006.



Bolívar y The Strongest, los otros representantes al evento intercontinental cambiaron directores técnicos y con ellos un gran porcentaje del equipo. En esas circunstancias ¿Puede un equipo afrontar el reto llamado Copa Libertadores?
Ayer, frente al Goías, El Tigre mandó a la cancha a sólo 4 jugadores que jugaron en su equipo en 2005 – Gutiérrez, Mena, Arévalo y Coelho – el resto eran nuevos, hasta la camiseta les resulta todavía extraña. Es decir, el Tigre enfrentó el reto de ir a cancha brasileña (nada menos que a jugar fente a los mejores del mundo) con 10 futbolistas que tienen pocas semanas en su plantilla. ¿Puede así, un equipo profesional encarar tan alta competencia?



Los dos primeros resultados de Bolívar son halagüeños, pero no crea, amable amigo internauta, que la Academia toma las cosas con más responsabilidad. Hasta ahora hubo más suerte, y como el fútbol es un juego, la suerte también vale; pero el tema Bolívar analizaremos en los siguientes días.
Volvamos al tema del calendario del fútbol boliviano. La Liga debería analizar con más responsabilidad el cambio de fechas para sus torneos... que tomen previsiones para no tropezar con los intereses de las asociaciones, que no se vuelva a llamar “adecuación”, que concerte en lugar de imponer; pero que analice las ventajas de no interrumpir –salvo una semana por Navidad- el torneo a fin de año.



Sólo así lograremos disminuir las diferencias abismales que hay en la preparación de los equipos bolivianos, respecto a los de los otros países.
Entre tanto, los bolivianos además de dar ventajas por la menor envergadura física de sus jugadores (recuerdan lo que nos decía del Nelson Bonifacio), por la alimentación no siempre adecuada de nuestros atletas, y por su disciplina resquebrajada y denunciada tantas veces.
Estamos dando ventajas inadmisibles para quienes van a jugar con ansias de triunfo. Estamos presentando equipos en formación, y eso debe terminar ya. La Copa no sólo debe ser vista como un buen negocio para los tres que la juegan en representación de Bolivia; también debe ser vista como un reto a superar; y para ello, lo único posible es presentar equipos con ritmo de competencia. Tomar la cosa en serio... tan sencillo como eso.

SALVADOR SALVADOR 17/05/2009 a las 18:55

Para el Sr ECHAMUNI; de acuerdo a los reglamentos primigenios de la CLA el campeón obtenia el derecho a detentar el trofeo en sus vidrieras por un año y luego realizar una replica exacta para su propiedad, además se le extendía un reconocimiento oficial para la memoria y disponía del derecho de colocar un entorchado (chapa) en el pedestal de madera del trofeo, dicha placa recordatoria podia ser de oro o plata señalando la conquista. No se señalaba el derecho de propiedad perpetua del trofeo original, solo el derecho de poseer una réplica. Tambien se instituyó  otorgar al club campeón medallas alusivas a los 11 jugadores que más minutos acumularan en los partidos oficiales (recordar el conflicto con Hobbergh) y otra adicional para el entrenador. Recién para la edición de 1996 se instituyó otorgar medallas doradas a todo el plantel campeón y medallas plateadas para el subcampeón. Algunos clubes como Independiente y Cruzeiro otorgaron replicas en miniatura a sus jugadores y otros como el Estudiantes de La Plata regalaron sortijas de oro a sus integrantes campeones.
El trofeo no ha sufrido mayores cambios desde su adquisición a la casa de platería Camusso, solo retoques y la renovación de las piezas sustraídas luego de las roturas sufridas en el 2004 durante los festejos del Once Caldas (ver nota).
A propósito ¿No cree que el alargamiento del pedestal para los entorchados ya aparece desproporcionado y poco estético?

SALVADOR SALVADOR 17/05/2009 a las 19:19

CLA 2009: UNA PLAGA SOBREDIMENSIONADA Y EL RETIRO DE EQUIPOS MEXICANOS.
Estimados amigos del continente: La irrupción de un problema de Salud pública (influenza A N1H1 mal llamada "Gripe Porcina") ha decantado en un manoseo acerca del derecho de locatario de los equipos mexicanos: Guadalajara (mal denominados Chivas) y San Luis de Potosí (el méxicano), en una actitud que considero muy digna, sus dirigentes han obtado por retirar sus equipos de la competencia habiendo comprendido la hipermedrosidad interesada de los clubes rivales. No es el hecho de atribuir un menor peligro a este mal que ahora tambien aisla deportivamente  a un hermozo país como México, sino denunciar los oscuros intereses que se cirnieron para evitar que una clasificación se gane en el terreno de juego poniendo trabas, sin proponer ni aplicar soluciones.
Soy trabajador de Salud Pública y con mi experiencia de casi 20 años les puedo asegurar que el tema de la propagación del virus influenza AN1 H1 se ha sobredimensionado por medios interesados bajo razones no muy oscuras pero que me reservo el derecho de enunciarlas aqui, solo tomen en cuenta que anualmente fallecen miles de personas por los diversos virus de la Gripe y de la influenza ya conocidos y esta demostrado que ningún medio que conocemos impide su diseminación mundial, solo de aquellos que se dispone vacuna estamos capacitados de prevenir. Por tanto queda claro que con ciertas rigideces en los controles sanitarios internacionales bastaba para que se respete el derecho de localía de los clubes mexicanos y no llegar una vez más a palpar que intereses deshonestos empañen la conquista del proximo campeón de la CLA , al impedirsele de manera tramposa, la competencia de verdaderos rivales de fuste.

SALVADOR SALVADOR 17/05/2009 a las 20:10

Saludos a todos.   Gracias por su comentario Sr. Salvador , sus dos ultimos comentarios responden a la pregunta que hizo entre la final disputada entre el Cruz Azul y el Boca Juniors si es que le correspondia llevarse el trofeo.

Le agradesco su interes en ayudarme aunque ya consegui la informacion que buscaba sobre los partidos de Peru.  Si me ayudara en los partidos internacionales de clubes se lo agradeceria eternamente cuando tenga el tiempo disponible.

Y en cuanto a su pregunta yo habia leido algo sobre el aumento del pedestal pero voy a buscar en mis archivos.  Si tiene Ud. razon es demasiado aumentar la base ya que otra caida mas y nos vamos a quedar sin trofeo.  Deberian hacerlo como se hace en Europa por la Liga de Campeones un trofeo por edicion para el equipo campeon.  Agradeciendole nuevamente su atencion me despido atentamente.

echamuni echamuni 23/05/2009 a las 05:05

me parece que es super chevere que hable sobre la copa america

DIANA DIANA 06/07/2009 a las 17:30

me parece que es super chevere que hable sobre la copa america

DIANA DIANA 06/07/2009 a las 17:39

He leido con mucha atención las notas y me han parecido muy interesantes. Hay muchas cosas de esta importante copa que desconozco, y que sueño con que mi equipo, Universidad de Chile, gane alguna vez. Me gustaria hacer una pregunta solamente: si el torneo se llama COPA LIBERTADORES DE AMERICA, ¿por que no se incluyen equipos de paises como como Costa Rica, Estados Unidos u otras latitudes de America? Digo, si se incluyeron mexicanos, que digan lo que digan, sus representantes tienen excelentes rendimientos que superan, incluso, a representantes de paises como Colombia, Chile, Peru, Venezuela, Ecuador, Uruguay, Bolivia y que pelean  de igual a igual con los clubes argentinos y brasileros

Gonzalo Gonzalo 08/11/2009 a las 08:36

Saludos a todos.  Recordando lo comentado por el  Sr.  Salvador sobre  el aumento del pedestal en esta ultima edicion  2,009  de la Copa Libertadores  , cuando le entregan el trofeo a Juan  Sebastian Veron  , este al levantarlo por  tan pesada que estaba casi se le va hacia atras.  Gracias a Dios se recompuso y la agarro mas firme y asi no se hizo trizas.   Si lo continuan aumentando van a tener que usar montacargas mas adelante.  Muchas gracias por su atencion.

echamuni echamuni 23/11/2009 a las 03:49

Saludos a todos, asi como lo menciona el Sr echamuni, algunos amigos me dicen que en las fotos el trofeo de la CLA mas asemeja una mancuerda de pesista, por lo antiestético y desproporcionado pedestal de los entorchados.

SALVADOR SALVADOR 15/12/2009 a las 20:56

q la final tiene q definirse en un solo partido y en una ciudad q indique  la comebol

kevin alvarez kevin alvarez 24/01/2010 a las 05:42

Deja tu comentario ¿Qué es la Copa Libertadores de América?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre